Las 12 reglas de una familia narcisista disfuncional

En las familias narcisistas y disfuncionales los hijos cumplen un único papel: gratificar a los padres. Solo importan las necesidades de los progenitores, dando forma así, a una fábrica de sufrimiento psicológico interminable.
Las 12 reglas de una familia narcisista disfuncional
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 28 agosto, 2021.

Última actualización: 28 agosto, 2021

Hay una serie de dinámicas que edifican las bases de una familia narcisista disfuncional. Son conductas en las que la figura de los progenitores se alzan como el centro único de poder y de atención. La educación y crianza de los hijos se orienta en exclusiva, a satisfacer las necesidades de los primeros de manera que poco a poco, se edifica un entorno basado en la manipulación, la infelicidad y también la negligencia.

Estos escenarios son fábricas de absoluto sufrimiento emocional. Asimismo, no podemos dejar de lado un aspecto: crecer en un entorno disfuncional orquestado por comportamientos basados en el sometimiento y el desgaste psicológico, tiene un gran impacto psicológico. Muchos de estos pequeños llegan a la madurez con la sombra de un trauma orquestado durante esos años de infancia.

De hecho, es muy común que se defina a las familias narcisistas como pequeñas sectas, grupos que merman psicológicamente a los suyos durante años, dejando con ello serias secuelas a corto y largo plazo…

Dejar a un lado a una familia narcisista no es fácil. Los hilos que amarran a los hijos son profundos y no siempre se pueden cortar así como así de un día para otro.

escena para representar a la familia narcisista disfuncional

Las reglas de una familia narcisista disfuncional

Son muchas las personas que acuden a terapia psicológica para descubrir, que su depresión, que su trastorno de ansiedad generalizada o su estrés postraumático es efecto de una familia narcisista disfuncional. Porque lo cierto, es que cuando uno crece en el seno de un entorno familiar dañino no siempre es consciente de que esas figuras se ajustan a un patrón narcisista.

Lo único que se percibe es la vulneración constante, la falta de afecto, el desapego emocional y el impacto de la crítica que coarta y destruye. Disponemos además, de múltiple documentación científica que nos habla de este tema. Así, trabajos de investigación como los realizados en la Universidad Bahuaddin, en Pakistán nos señalan algo interesante al respecto.

Por término medio, en estos núcleos familiares la figura narcisista la ejerce el padre. Todas las dinámicas de manipulación, control y sometimiento psicológico cae sobre esta figura. De manera que, generalmente, el resto de miembros actúan siempre de acuerdo a los deberes y necesidades del progenitor, descuidándose por completo a sí mismos.

Veamos, por tanto, las reglas de una familia narcisista disfuncional.

1. Asume y acéptalo todo (el miedo a la desaprobación)

El motor que mueve estos escenarios familiares es el miedo y el sometimiento. El narcisista (o narcisistas, en caso de lo que sean ambos progenitores) marcan las pautas y los mandatos. Nadie puede salirse de esas líneas, hay que aceptar todo lo que se diga, se ordene o se piense. Es obligatorio, por ejemplo, tener unas mismas opiniones, unos mismos valores, ajustarse al 200% a la narrativa familiar…

Por ello, lo que sin duda define a los hijos en estas situaciones es el miedo a la desaprobación, a no ser como el narcisista quiere.

2. Adorar al narcisista (tus necesidades no importan)

Trabajos de investigación como los realizados en la Universidad de Wollongong, en Australia, nos recuerdan que la personalidad narcisista se define por unos rasgos muy concretos. Evidencian una grandiosidad patológica combinada con una gran vulnerabilidad. Esto significa que necesitan refuerzos constantes, ser validados, admirados…

Así, en el entorno de una familia narcisista disfuncional solo importarán las necesidades del narcisista. Las de los demás quedarán en segundo lugar.

3. No evidencies debilidad ni aún menos tus sentimientos

No te equivoques, no demuestres falibilidad y lo más importante: no te atrevas a demostrar tus emociones. Los narcisistas no dudarán en ridiculizarte y avergonzarte por ello, por cada lágrima, por cada error cometido… Son hábiles boicoteadores de la autoestima.

4. Asumirás la culpa de todo

Uno de los rasgos de la familia narcisista disfuncional es la proyección de la culpa. Cada vez que a la figura (o figuras) narcisistas les vaya mal en algún aspecto, como el trabajo, siempre cargarán la responsabilidad sobre los suyos. Es una conducta dañina y claramente destructiva que deja serias secuelas.

5. La familia narcisista disfuncional y el autoengaño

«Nuestra familia es la mejor, los demás son irresponsables, falsos o ineptos». Este tipo de verbalizaciones son una constante en los entornos dominados por un narcisista. Es común que destaquen las virtudes que les define (todas falsas), logrando con ello convencer a los hijos de que su hogar es el mejor del mundo.

6. No hay amor para todos, por ello existirán “favoritos”

La figura narcisista es el foco hacia el cual, deben dirigirse todas las atenciones. Las necesidades, deseos y opiniones de los demás no importan, importa solo la figura que ostenta el poder en ese núcleo familiar. Por ello, otro factor recurrente es la falta de afecto, de apego saludable, de validación y reconocimiento a muchos de los miembros que conforman ese hogar.

No obstante, se da un hecho. Es común que el narcisista tenga un favorito: un hijo dorado. Son esos niños hacia quienes sí se muestran concesiones y cumplidos, discriminando así a los demás. Sin embargo, ese hijo predilecto carga sobre sus hombros la obligación de cumplir todas las expectativas del narcisista y esto, también es una fuente notable de sufrimiento.

7. Mantener las apariencias: somos felices

Nadie sabe lo que sucede en un hogar de puertas hacia dentro. Hay familias que aparentan felicidad y un claro ejemplo de armonía y esto mismo es lo que sucede con la familia narcisista disfuncional. Pocos adivinarían las dinámicas de desgaste y sometimientos que se viven en su interior.

8. La ira (exteriorizada o reprimida) es una constante en la familia narcisista disfuncional

El narcisista es una persona frustrada que necesita de las atenciones ajenas para fortalecer su imagen. Sin embargo, pocas veces se siente satisfecho y este sentimiento, esa ira, acaba proyectándose en los otros miembros de la familia.

Por otro lado, también los hijos acumulan calladamente la misma ira. La infelicidad y la rabia vivida por cada experiencia y sometimiento se acumula y muchas veces hasta se somatiza.

9. Negación: nada de lo que sucede es problemático

Una de las razones por las cuales quién ha vivido en una familia narcisista disfuncional termina necesitando ayuda psicológica, es por un hecho. A lo largo de los años han dado por sentado que todo lo vivido era normal. Los abusos, las críticas, la humillación, la manipulación emocional y la atmósfera de miedo condensando cada rincón en la casa, eran vistos como algo habitual. También como algo que debían disimular, callar y negar.

La negación del sufrimiento como mecanismo de supervivencia es un recurso habitual que aplican las víctimas de los narcisistas. Hasta que llega un momento en que no pueden más…

Monigotes de papel formando una familia narcisista disfuncional

10. No tendrás identidad ni iniciativa

Se te impedirá tener tus propios ideales y valores. Tendrás grandes problemas para construir tu identidad y además, te faltará iniciativa. Porque las familias narcisistas son cárceles psicológicas basadas en el sometimiento y anulación.

11. Algunos miembros de la familia heredarán la personalidad narcisista

Es un hecho que se da con elevada frecuencia: algunos niños educados por progenitores narcisistas acaban heredando (o modelando) esa misma personalidad. Otros, en cambio, llegado el momento intentarán por todos los medios poner distancia de ese escenario familiar.

12. No es fácil salir de una familia narcisista disfuncional, pero al final, lo lograrás

La familia narcisista disfuncional actúa con los mismos mecanismos psicológicos que una secta. Anulan mentalmente a las personas y les hacen creer que no son nada sin ellos. La dependencia mental, el miedo y la indecisión dificultan en muchos casos que esos hijos logren independizarse.

Sin embargo, es una necesidad vital separarse de esos vínculos dañinos que no dejan crecer, que someten y anulan personalidades. Por tanto, en caso de que ahora mismo nos veamos en esta misma situación, no dudemos en pedir ayuda. Hay buenos profesionales que pueden asesorarnos y ofrecernos recursos, soportes y mecanismos de acción.

Te podría interesar...
Micromanipulaciones, la estrategia favorita de los narcisistas
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Micromanipulaciones, la estrategia favorita de los narcisistas

Las micromanipulaciones es la estrategia favorita de los narcisistas, una forma sutil y persistente de maltrato que se ejerce en el día a día.



  • Bajwa, Ruqia & Batool, Iram & Abid, Momina. (2016). Narcissistic Personality and Family Relationship among Adults: A Correlational Study. Imperial Journal of Interdisciplinary Research (IJIR). 2. 121-124.
  • Day, N.J.S., Townsend, M.L. & Grenyer, B.F.S. Living with pathological narcissism: a qualitative study. bord personal disord emot dysregul 7, 19 (2020). https://doi.org/10.1186/s40479-020-00132-8
  • Minullina, A.. (2018). Psychological Trauma Of Children Of Dysfunctional Families. 65-74. 10.15405/epsbs.2018.09.8.
  • Kintner, M., Boss, P., & Johnson, N. (1981). The Relationship between Dysfunctional Family Environments and Family Member Food Intake. Journal of Marriage and Family, 43(3), 633-641. doi:10.2307/351764