Sabiduría, soledad y microbiota, ¿qué relación tienen?

Una investigación en los Estados Unidos constató la existencia de un vínculo entre sabiduría, soledad y microbiota. ¿Qué tienen que ver entre sí estas variables? ¿Cómo nos afectan estos hallazgos?
Sabiduría, soledad y microbiota, ¿qué relación tienen?
Gema Sánchez Cuevas

Revisado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 05 junio, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 05 junio, 2021

Última actualización: 05 junio, 2021

Sabiduría, soledad y microbiota son temas que no parecen guardar relación. Sin embargo, un estudio reciente mostró que se trata de realidades que están muy ligadas. De este modo, las neurociencias vuelven a sorprendernos con sus interesantes hallazgos.

Un grupo de investigadores de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos), llevó a cabo un estudio en el que aparece el vínculo entre sabiduría, soledad y microbiota. La investigación, cuya dirección estuvo a cargo de la doctora Tanya T. Nguyen, fue publicada en la revista Frontiers in Psychiatry.

¿Cuál es la relación ente sabiduría, soledad y microbiota? Los investigadores indicaron que tanto la sabiduría como la soledad son sentimientos o estados que parecen estar muy influenciados por la diversidad de microorganismos presente en el intestino. Esto ratifica a este órgano como “el segundo cerebro”.

Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no la escucha”.

-Víctor Hugo-

Mujer triste

Sabiduría, soledad y microbiota: el estudio

La investigación sobre sabiduría, soledad y microbiota fue llevada a cabo con 184 voluntarios de ambos sexos. Todas ellos eran personas sanas y se ubicaban en un rango de edad entre los 28 y 97 años.

A todos los participantes se les aplicó un cuestionario con el objetivo de evaluar su nivel de soledad y de sabiduría. También se indagó por sentimientos asociados como compasión, apoyo social y compromiso. Todos los voluntarios aportaron, así mismo, una muestra de sus excrementos que luego fue analizada en un laboratorio.

Los científicos partieron de una tesis planteada en estudios previos. Esta señalaba que los rasgos de sabiduría se corresponden con algunas regiones del cerebro. Así mismo, quienes sienten que tienen mayor sabiduría también desarrollan sentimientos más intensos de felicidad y de bienestar. Al mismo tiempo, los que se sienten menos sabios también tienden a estar menos a gusto con la vida.

De otro lado, se ha detectado que quienes tienen más sabiduría también experimentan menos sentimientos de soledad. Por contrapartida, los que son solitarios tienden a ser menos sabios.

La influencia de la microbiota

La microbiota, antes conocida como “flora intestinal”, está conformada por billones de microbios que habitan en el tracto digestivo. Estos pueden ser bacterias, hongos o virus. Desde hace un buen tiempo se estableció que existe un eje intestino-cerebro, esto es, un vínculo esencial entre ambos órganos. De este modo, la función intestinal influye en los centros emocionales y cognitivos del cerebro, y viceversa.

Las alteraciones en el eje intestino-cerebro pueden provocar deficiencias en la respuesta al estrés, el estado de ánimo y la toma de decisiones, entre otros. Se ha encontrado que la microbiota tiene incidencia en los trastornos de salud mental, como la depresión y la ansiedad.

Antes de que se llevara a cabo el estudio de la Universidad de California, ya se había encontrado evidencia de que las personas que tenían una vida social más activa y diversa también tenían una microbiota más variada. Este indicio guió la nueva investigación y los resultados de la misma resultaron ser muy llamativos.

Bacterias de la microbiota

Las conclusiones

Para establecer la relación entre sabiduría, soledad y microbiota lo que hicieron los investigadores fue comparar los resultados de los cuestionarios aplicados a los participantes con los datos que arrojaron los análisis de sus excrementos. Parece exótico, pero era una forma directa de establecer si entre esos aspectos existía una relación.

Los científicos examinaron la diversidad microbiana a partir de dos parámetros. El primero era la diversidad Alfa, correspondiente a la riqueza ecológica de las especies de microbios presentes en cada individuo. El segundo era la diversidad Beta, es decir, la referida a las diferencias en la composición de la comunidad de microbios.

Los resultados fueron muy sugestivos:

  • Las personas con menor nivel de soledad y mayor nivel de sabiduría tenían una población de microbios más rica, desde el punto de vista ecológico, y más diversa.
  • Cuando la diversidad de microbios es más reducida, hay una tendencia a presentar peor salud física y mental.
  • Si la microbiota es más diversa, todo indica que es menos susceptible a ser invadida por patógenos.

Los científicos desconocen las razones por las que se produce ese estrecho vínculo entre sabiduría, soledad y microbiota. No saben con exactitud cómo interactúan los factores psicológicos y biológicos; quizás un estado mental deteriorado afecta la microbiota, pero también podría ocurrir lo contrario. Sin embargo, de momento, hay evidencias que respaldan la relación entre los factores.

Te podría interesar...
Microbiota intestinal: clave de la salud mental
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Microbiota intestinal: clave de la salud mental

Intestino y cerebro están directamente conectados. Una microbiota intestinal saludable es clave para el óptimo funcionamiento cerebral.



  • Castañeda Guillot, C. (2020). Microbiota intestinal y trastornos del comportamiento mental. Revista Cubana de Pediatría, 92(2).