Salud ambiental, ¿por qué es importante?

Ana Elisabet Amarilla · 31 agosto, 2018

En la actualidad, el cambio climático afecta de manera permanente la salud a escala mundial. Precisamente, la importancia de la salud ambiental es un tema absolutamente decisivo a la hora de la toma de decisiones significativas para el futuro de la sociedad ya que determinará el bienestar a nivel individual.

De este modo, Bernstein afirma que todo lo que conlleva la migración, el trauma, la violencia, las enfermedades infecciosas, los problemas de salud mental y las deficiencias nutricionales se ha convertido en un patrón que seguiremos viendo. Asimismo, continúa advirtiendo que se espera que estas sequías severas sean más comunes a medida que se desarrolla el cambio climático.

“Si quieres encontrar algunas de las personas menos saludables del planeta, puedes encontrarlas entre los que se han visto obligados a mudarse de sus hogares. Esto sucedió en Siria, donde la sequía de 2006 a 2011 obligó a los pastores que vivían en las zonas rurales a abandonar sus rebaños y mudarse a las ciudades, donde no eran bienvenidos (…)  También sucedió en Somalia, donde la sequía que comenzó en 2011 precipitó una hambruna que desplazó a millones de personas a países vecinos que difícilmente podían permitirse ingresar”. 

-Aaron Bernstein-

El impacto del cambio climático en la salud ambiental e individual

El director de Chan School, Aaron Bernstein, asegura que el cambio climático afecta a la salud en todos los ámbitos. Justamente, Chan School es la institución de posgrado de salud pública de la Universidad de Harvard, fundada en el año 1913, pero que se ha convertido en Escuela de Salud Pública en 1922.

Aaron Bernstein habla acerca de los efectos del cambio climático en la salud. En este sentido, también pone el foco en el aumento del gasto público en sanidad derivado de los efectos nocivos de este cambio climático. Una situación que por fin hará que abandonemos los combustibles fósiles como fuente de energía.

“Sabemos lo suficiente como para saber que la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero es la estrategia más rentable para prevenir los resultados de salud que no queremos”.

-Aaron Bernstein-

Ciudad afectada por el cambio climático

De este modo, se busca una excelente solución para reducir de manera significativa y permanente los daños ocasionados por el cambio climático. Harvard afirma que para obtener una mejora en la calidad de vida, las políticas deberían centrarse en la emisión de gases de efecto invernadero.

Los investigadores observan cómo el cambio climático afecta de manera directa al bienestar de toda la humanidad y hace peligrar nuestra continuidad como especie. Precisamente, la salud ambiental es determinante para reducir nuestra calidad de vida o incluso evitar al extinción.

“Los gases de efecto invernadero no solo calientan la atmósfera y alteran el ciclo del agua; tienen efectos directos en muchas especies, incluidas las plantas. Si eleva la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, eso cambia el perfil nutricional de ciertos cultivos alimentarios básicos”.

-Aaron Bernstein-

Estudios revelan la importancia de la salud ambiental

Un estudio llevado a cabo por Samuel Myers, investigador principal del Departamento de Salud Ambiental, denominado Increasing CO2 threatens human nutrition, pronosticó, partiendo de la evolución de las emisiones en los últimos años, los niveles del dióxido de carbono que habrá en la atmósfera en el año 2050.

De este modo, descubrieron una disminución del 9 % en el contenido de zinc del trigo y una disminución de casi el 8 % en la cantidad de proteína en el arroz, lo cual perjudicaría los valores nutricionales de nuestra dieta.

En este sentido, si se observa de manera detallada la deficiencia del zinc y de las proteínas en los alimentos es un efecto muy nocivo. Pensemos el zinc es un factor determinante en la morbilidad y la mortalidad relacionadas con muchas enfermedades infantiles, específicamente las infecciosas.

Nube oscura en el cielo

Si no se toman las medidas necesarias al respecto, la deficiencia nutricional ocasionará daños irreversibles a escala global, pagando como especie contaminadora un precio muy alto. En este sentido, Aaron Bernstein, en una entrevista realizada por Madeline Drexler, editora de Harvard Public Health, afirma que “la reducción de los gases de efecto invernadero en la atmósfera de la Tierra puede ser la mayor/mejor intervención en salud pública”, trayendo consecuencias realmente beneficiosas para toda la humanidad ya en un futuro próximo.

De este modo, tomar conciencia de la importancia de la salud ambiental es el primer paso para hacer efectivo un cambio radical que repercutirá directamente en el bienestar de la humanidad. Por lo tanto, en el nuestro.