Severus Snape: quién es quién en la saga Harry Potter

27 enero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la crítica de cine Leah Padalino
Lo que empezó siendo un cuento para niños se ha convertido en una saga de éxito que ha logrado el amor de los adultos. Una de las claves de la saga Harry Potter es la profundidad y complejidad de sus personajes. Y, tal vez, uno de los personajes que mejor encarna en sí mismo la dualidad humana es Severus Snape. El hombre con el corazón roto que construyó una coraza para ocultar su verdadera bondad.

Severus Snape es uno de los personajes más intrigantes de la saga Harry Potter. Rowling nos engañó a todos, nos hizo creer que Snape era un auténtico villano, que lo único que anhelaba era el sufrimiento de Harry. Sin embargo, nos había preparado un enorme secreto que lo cambiaría todo. Alan Rickman, el actor que le dio vida al personaje, fue el único privilegiado en conocer la verdad acerca del profesor de Pociones.

Todos soltamos alguna lagrimilla cuando descubrimos que, after all this time (después de todo este tiempo), Snape seguía amando a Lily, la madre de Harry y que, en realidad, lo único que había hecho era velar por la seguridad del joven. Ese fragmento en el que, por fin, comprendemos todo lo que ha hecho Snape, en el que nos damos cuenta de por qué Dumbledore le había protegido tanto, se ha convertido en uno de los más aplaudidos por los fans de la saga.

Snape se ha hecho un hueco entre los personajes más recordados y queridos. Pero estas palabras y esta emotiva escena esconden algo más, algo mucho más profundo que Rowling nos ha dejado entrever a lo largo de siete libros. ¿Son algunos personajes auténticos héroes? ¿Existe la bondad en estado puro?

Snape funciona un poco como contrapartida de Dumbledore. Durante mucho tiempo, hemos pensado sin dudar que Dumbledore era el bueno y Snape el malo. Sin embargo, los roles de malos y buenos parecen ir difuminándose con el tiempo. ¿Quién es quién, realmente, en Harry Potter?

El oscuro pasado de Severus Snape

Ya desde La piedra filosofal, nos damos cuenta de que Dumbledore jamás duda de su confianza y lealtad; cree profundamente en el arrepentimiento y en las segundas oportunidades. Mientras, otros personajes como Harry tratan de desenmascararlo. Los planes de Harry casi siempre fracasan y Snape sale airoso de todas las situaciones.

Como lectores o espectadores nos sorprende que nadie, además de Harry y sus amigos, sea consciente de la maldad de Snape. Por esta razón, la sorpresa es mayúscula cuando descubrimos la verdad. La información acerca de su pasado se nos presenta de forma progresiva, como con un cuentagotas. Sabemos que Snape posee la marca tenebrosa, un indicio de que, en algún momento, fue mortífago. Como consecuencia, lo identificamos como un villano.

Gracias a Lupin, intuimos algo más de su pasado, descubrimos que la mala relación con los merodeadores viene desde su estancia en Hogwarts. A través de las clases de Oclumancia y Legeremancia que Severus le ofrece a Harry, vamos advirtiendo algunos aspectos de esta mala relación. Vemos a un Severus Snape adolescente que sufre el acoso de James Potter, el padre de Harry.

Rowling desmitifica, en parte, la heroicidad del padre de Harry. No ponemos en duda que James fuera un buen hombre, pero es cierto que, durante su adolescencia, sus burlas hacia Snape muestran una actitud desagradable y cruel. Vemos a James como el líder de su grupo, el «gracioso» y joven popular que sabe buscar problemas. De alguna manera, Rowling nos está diciendo que hasta el hombre más bueno puede cometer actos reprochables.

Por el contrario, su relación con Lily Potter fue bien distinta. Se conocieron en la infancia y entablaron una gran amistad. Snape ya conocía el mundo mágico y fue, de algún modo, una figura clave en la infancia de Lily. Los padres de Lily eran muggles (gente no mágica) y, al descubrir que era bruja, todo un mundo de nombres extraños se abrió ante ella. Esta relación será la clave del Snape adulto que conocemos en la saga Harry Potter.

Severus Snape y Lily Potter

El Snape de la saga

El Snape que conocemos en la saga se muestra como un hombre oscuro, frío, aunque frustrado profesionalmente y, probablemente, también en el plano personal. Snape es pedante, soberbio y carece de empatía. Parece tener cierta predilección por los alumnos de la casa Slytherin, de la que es jefe.

Castiga duramente a los «sabelotodo» como Hermione y a los que considera torpes o poco inteligentes. Pero, especialmente, castiga duramente a Harry. Snape paga toda su frustración pasada con Harry, a quien ve como un reflejo de su padre y, en consecuencia, como un enemigo, un rival.

Todas sus acciones nos llevan a pensar que se encuentra del lado de Voldemort y los mortífagos. Nuestras sospechas se confirman cuando descubrimos que, efectivamente, Severus Snape es uno de ellos y hasta llega a asesinar a la persona que siempre confió en él: Albus DumbledoreDetrás de toda esta oscuridad, en realidad, se esconde un hombre que ha sufrido, que es víctima de su propio pasado.

La dualidad en Snape ha estado presente a lo largo de toda la saga: parece hacer algo malo y, al final, resulta que actuaba en beneficio de Harry. El esquema se repite hasta su muerte. Este odio, de apariencia irracional, esconde una mayor complejidad de la que podíamos imaginar, convirtiendo a Severus Snape en un personaje cuya evolución es de las más significativas. De este modo, Rowling construyó en su saga a un personaje que todos crecimos odiando y que, finalmente, terminaríamos amando.

Rowling juega con la duda: ¿es Snape un mortífago arrepentido? ¿Es un espía de Dumbledore o lo es de Voldemort? ¿De qué lado está? A veces, los sentidos nos engañan, lo que vemos o la imagen que alguien proyecta puede no ser un fiel reflejo de la realidad.

Severus Snape: el héroe

La saga de Harry Potter crece en perfecta armonía con su personaje principal. Cuando leemos La piedra filosofal, nos encontramos un libro para niños, donde maldad y bondad parecen extremas. Sin embargo, conforme avanzamos, Harry crece y, al mismo tiempo, la complejidad de los libros va en aumento. Lo que parecía un cuento para niños se ha convertido en una historia oscura y llena de matices.

En Las reliquias de la muerte, el último libro de la saga, nos damos cuenta de ya no hay buenos ni malos, hay personajes con un pasado y cuyas actuaciones derivan del mismoVoldemort tal vez no sería el mago tenebroso que conocemos de haber gozado de una infancia algo más feliz. Y, del mismo modo, comprendemos que el bueno de Dumbledore, quizás, no era perfecto.

En cuanto a Snape, veremos que, detrás del hombre sombrío, se esconde un corazón devastado, un hombre que ha sufrido, pero que sigue amando. La revelación en el pensadero es uno de los momentos más fulminantes de la saga, uno de los momentos en los que tanto el lector como Harry alcanzan la madurez.

Snape con Harry Potter y Hermione

Dumbledore ha estado preparando todo este tiempo a Harry para que muera a manos de Voldemort; mientras Snape ha velado por su seguridad arriesgando su propia vida. ¿Convierte esto a Dumbledore en malo y a Snape en héroe? La verdad no puede ser nunca tan sencilla, el mundo no está únicamente hecho de buenos y malos, existen los matices.

La historia de Snape nos conmueve, es el mortífago arrepentido que sacrifica su vida por el hijo de la persona a la que amó. Harry le pone a su hijo el nombre de ambos directores de Hogwarts: Albus Severus. De este modo, nos demuestra su perdón, la aceptación de sus errores y su cariño hacia ambos. Porque, al final, todos nos equivocamos, todos podemos actuar de forma incorrecta en determinadas situaciones.

Alan Rickman fue, sin lugar a dudas, un magnífico Severus Snape y un perfecto guardián del secreto de Rowling. Por desgracia, nos dejó de forma prematura sin lograr cumplir su promesa: seguir leyendo Harry Potter a los 80 años. Gracias a él, pudimos disfrutar a Snape en su versión cinematográfica; su recuerdo y su perfecto Snape vivirá por siempre en los corazones de los seguidores de la saga. Por todas estas razones, podemos afirmar que Severus Snape es uno de los personajes más completos y fascinantes del universo Harry Potter.

«-After all this time?

-Always».