Sexo, estrés y buen humor

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 30 julio, 2015
Eva Maria Rodríguez · 12 noviembre, 2014

El Sexo y el estrés están relacionados de diversas maneras. Por una parte, el exceso de trabajo y la acumulación de estres reducen la libido y el deseo sexual; sin embargo, por otra parte, mantener relaciones sexuales puede suponer un gran alivio de la tensión. Y es que una vida sexual sana es un bálsamo para el estrés.

La relación entre el buen sexo y el buen humor

En un estudio reciente de la Universidad de Arizona, los investigadores encontraron que el sexo con su pareja y la intimidad física hacían que las mujeres se sintieran menos estresadas al día siguiente y que tuvieran mejor humor y estado de ánimo. Sin embargo, las personas que llegaron al orgasmo en solitario no obtuvieron los mismos resultados.

Este mismo estudio también llegó a la conclusión de que estar de buen humor predisponía al afecto físico y a la actvidad sexual con la pareja, lo que demuestra que la conexión entre gestión de relaciones sexuales y estrés funciona en ambos sentidos: el sexo te puede llevar a sentir menos estresado y estar menos estresado da lugar a mejores y más satisfactorias relaciones sexuales.

El sexo y la tensión arterial

Otro estudio estudió la presión arterial producida como respuesta al estrés durante actos que requerían hablar en público o la resolución de problemas estresantes. Se encontró que los que había mantenido relaciones sexuales tendían a tener una presión arterial de referencia más baja y un aumento menor durante los acontecimientos estresantes, lo que sugiere que mantener relaciones sexuales puede ayudar a estar más tranquilos en situaciones de tensión.


El sexo y la respuesta al estrés

En línea con lo expuesto en el punto anterior, otro estudio analizó la frecuencia cardiaca y los niveles de cortisol en situación de estrés. Los resultados obtendios mostraron que las personas que había mantenido relaciones sexuales previas tenían un menos aumento de la frecuencia cardiaca y el cortisol que las que no habían tenido contacto sexual previo.

Los beneficios del orgasmo para la salud

En sí mismo, el orgasmo tiene muchos beneficios para la salud y para el alivio del estrés. Aparte de todos los hallazgos científicos indicados, el sexo tiene algunos componentes que resultan obviamente positivos para ayudar a gestionar el estrés. Y es que el sexo, además de desviar nuestra atención de nuestros problemas y preocupaciones, proporciona otra serie de beneficios para ayudar a aliviar la tensión acumulada, como los siguientes:

  –  La respiración profunda relaja el cuerpo, oxigena la sangre y reduce la presión que se siente.
   – El tacto con la pareja y los masajes ayudan a calmar la tensión y el estrés. De hecho, tocarse en general es muy beneficioso para la salud emocional.
   – La sexualidad ayuda a sentir apoyo social y a disfrutar más de la vida y de las relaciones.
   – La actividad sexual libera endorfinas y otras hormonas que nos hacen sentir bien.
   – El sexo es un excelente ejercicio físico, y lleva implícito todos los beneficios de éste.

Desafortunadamente, muchas personas sienten que su deseo sexual se resiente cuando están estresados. Un gran dosis de paciencia y de imaginación por parte del otro miembro de la pareja puede ayudar a mejorar la vida de ambos, aunque al principio cueste arrancar o haya que programar los encuentros sexuales.