Síntomas de la fibromialgia severa

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga María Vélez
· 25 marzo, 2019
La fibromialgia es una condición médica de difícil diagnóstico. En este artículo abordamos su definición, definimos sus síntomas y nos fijamos en su manifestación más grave.

Según el estudio EPISER de la Sociedad Española de Reumatología, se calcula que un 2,4% de la población española padece fibromialgia. De este porcentaje, entre un 20-30% presenta dolor grave que afecta de forma severa a su vida.

Si vamos a su definición, podemos decir que la fibromialgia es una condición médica caracterizada por dolor musculoesquelético generalizado que aparece o se intensifica al presionar puntos específicos de la morfología del paciente.

Aunque afecta a los dos sexos, predomina en las mujeres. Aproximadamente, por cada hombre hay 9 mujeres con la enfermedad, y suele aparecer entre los 30 y 35 años de edad. Además del sexo, otros factores de riesgo son: historial familiar de dolor crónico, sufrir o haber sufrido enfermedades reumáticas, traumatismo o enfermedades infecciosas. Junto a estos síntomas, haber estado expuesto a un alto estrés psicosocial es otro factor de riesgo.

¿Qué sienten las personas con fibromialgia?

Como su propio nombre indica (fibro-, fibras; –mio-, músculos; –algia, dolor), el principal síntoma es el dolor. A menudo, los pacientes de esta condición expresan que «les duele todo», y es que produce una sensación desagradable y generalizada por todo el cuerpo.

Este dolor, además, aparece de forma progresiva y suele ser estable en las zonas en las que aparece: codos, manos, rodillas, cuello, cadera…

Mujer con dolor en el cuello

Al parecer, la intensidad del dolor varía con los cambios climáticos y oscila en el tiempo, siendo más intenso por la mañana y por la tarde-noche. Sin embargo, además del dolor, otros síntomas de la fibromialgia son los siguientes:

  • Fatiga. Un 80-90% cuentan que se sienten muy cansados, suponiéndole mucho esfuerzo físico o mental realizar cualquier actividad.
  • Rigidez corporal. Especialmente al levantarse por la mañana, un 77% también dice sentir rigidez general en el cuerpo.
  • Trastornos del sueño. Un 70-80% también remite alteraciones del sueño que, según algunos estudios, están relacionadas con la fatiga y predicen el dolor al día siguiente.
  • Parestesias. Un 63% de las personas que padecen fibromialgia, remiten sensaciones de hormigueo, sobre todo en las manos.
  • Alteraciones psicológicas. Alrededor de un 25% presenta síntomas ansiosos o depresivos, en su mayoría debido al dolor que sufren.
  • Fibroniebla o alteraciones cognitivas. Muchos pacientes también experimentan una disminución de la claridad mental y en la concentración, la memoria y la expresión verbal.

Tipos de fibromialgia

Desde que fue reconocida en 2002 como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud, han sido varios los intentos por clasificar los distintos tipos de fibromialgia. Muchas de ellas se han basado principalmente en las diferencias psicopatológicas entre los pacientes.

Recientemente, se ha realizado un estudio que ha permitido clasificarlos teniendo en cuenta las enfermedades que cursan con la fibromialgia tomando como base toda la literatura previa al respecto.

Según esta clasificación, existen cuatro tipos:

  • Idiopática (tipo I). Este grupo presenta un alto nivel de dolor, pero un perfil psicopatológico y cognitivo normal. Además, no hay otra enfermedad relacionada con los síntomas ni afecta significativamente a la vida de quien la padece.
  • Moderada o asociada a una enfermedad crónica (tipo II). En este caso, está relacionada con una enfermedad sistémica o con síndrome doloroso regional. Aunque supone algunas limitaciones, con el tratamiento adecuado y llevando una vida saludable, la calidad de vida no se ve afectada.
  • Severa y secundaria a una enfermedad psiquiátrica (tipo III). Es el tipo más grave, y la aparición de la fibromialgia está asociada a una patología psiquiátrica previa.
  • Simulada. La persona cree que tiene fibromialgia, de forma consciente o inconsciente, pudiendo llegar incluso a desarrollarla.

Fibromialgia severa

Como ya se ha indicado, la fibromialgia severa es la que aparece relacionada a una enfermedad psiquiátrica previa. Es el tipo más grave, ya que puede impedir que desempeñe su vida personal o laboral con normalidad. De hecho, en casos graves es posible obtener la Invalidez Permanente Absoluta (IPA).

Aparte de la sintomatología general, entre los síntomas de la fibromialgia severa se encuentra un gran desajuste psicológico. Los pacientes muestran alteraciones en el dominio psicosocial (altos valores de depresión y ansiedad) y disociación en aspectos cognitivo-conductuales (alto grado de catastrofización y bajo autocontrol del dolor).

En este caso se recomienda que el abordaje de la fibromialgia severa sea principalmente a través de las unidades de Salud Mental.

Los síntomas de la fibromialgia severa está relacionados con un gran desajuste psicológico.

Mujer con síntomas de fibromialgia severa

Características y síntomas de la fibromialgia severa

Entre las características psicológicas comunes se encuentran: recursos escasos para afrontar el estrés, perfil demandante ante las dificultades, personalidad reservada, inhibición de la ira, rumiaciones, falta de confianza, baja autoestima, entre otros.

Por otro lado, suelen mostrar rasgos de personalidad más evitativos, dependientes, obsesivos, paranoides, y límite que la población general. Sin embargo, en contra de la opinión popular, presentan menos rasgos histriónicos y narcisistas.

No obstante, los distintos tipos de fibromialgia son una forma de conceptualizar la enfermedad. Generalmente, mostrarán síntomas que corresponden a distintos tipos. Por ello, es necesario realizar un buen diagnóstico diferencial de cara a elegir el mejor tratamiento.

  • Atzeni, F., Talotta, R., Masala, I.F., Giacomelli, C., Conversano, C., Nucera, V., … Bazzichi, L. (2019). One year in review: fibromyalgia. Clinical and Experimental Rheumatology, 116(1), 3-10.
  • Belenguer, R., Ramos-Casals, M., Siso, A. y Rivera, J. (2009). Clasificación de la fibromialgia. Revisión sistemática de la literatura. Reumatología clínica, 5(2), 55-62.
  • Moyano, S. Kilstein, J.G. y de Miguel, C.A. (2014). New diagnostic criteria for fibromyalgia: here to stay? Reumatología clínica, 11(4), 210-214.