Tech-neck: ¿por qué se produce y cómo puedes evitarlo?

El tech-neck engloba una serie de síntomas, como dolor de cuello y rigidez cervical, derivados del hecho de permanecer muchas horas mirando el móvil inclinando el cuello. ¿Cómo podemos evitarlo?
Tech-neck: ¿por qué se produce y cómo puedes evitarlo?
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 05 marzo, 2021.

Última actualización: 05 marzo, 2021

El uso de las nuevas tecnologías cada vez está más instaurado en nuestro día a día. Prácticamente todos usamos móviles, portátiles y tablets a diario, ya sea por motivos laborales o por puro ocio y diversión. Pero no siempre hacemos un uso correcto de los mismos, a nivel fisiológico y postural. A raíz de ello, surgen las denominadas “enfermedades tecnológicas”, siendo una de ellas el tech-neck.

Y es que, según un estudio publicado por la CBS News, las personas llegamos a pasar una media de 2 a 4 horas con el cuello inclinado, debido al uso de este tipo de dispositivos electrónicos. Esto equivaldría a unas 700-1 400 horas al año, lo cual puede derivar en síndromes como el tech-neck. Pero, ¿en qué consiste el tech-neck y qué síntomas conlleva? ¿Por qué aparece? Lo reveamos todo en el siguiente artículo.

Mujer con dolor en el cuello por la postura con el ordenador

Tech-neck: ¿qué es y por qué se produce?

El tech-neck, también denominado “síndrome text neck” (cuello de texto), es considerado una enfermedad tecnológica ocasionada por el hecho de inclinar el cuello de forma reiterativa a la hora de escribir mensajes de texto en el móvil. Esta mala postura, repetida varias veces al día, puede ocasionarnos grandes molestias físicas, como esta.

Este síndrome también aparece cuando pasamos muchas horas mirando el móvil (no tiene por qué ser escribiendo), por ejemplo consultando noticias, redes sociales, etc. Es decir, esta dolencia surge como consecuencia de malas posturas y de hábitos inadecuados en nuestro día a día.

Síntomas del tech-neck

Como vemos, el tech-neck deriva de esa inclinación recurrente que hacemos con el cuello cuando consultamos nuestro teléfono móvil (u otro dispositivo similar). Se trata de una práctica que puede conllevar auténticas molestas a nivel físico. Así, los síntomas más característicos del tech-neck son el dolor y la rigidez cervical, la mala postura, las cefaleas y la espalda dolorida.

También puede originar otras patologías, como por ejemplo una tendinopatía o tendinitis (trastorno del tendón que ocasiona dolor que empeora con el movimiento, además de inflamación y deterioro de la función del mismo). De esta forma, este trastorno puede llegar a generar disfunciones en el sistema neuromusculoesquelético a nivel cervical.

Así, si la columna vertebral no trabaja de manera adecuada puede alterarse la alineación articular, lo que provocaría trastornos como una hernia discal, cervicoartrosis, contracturas y otros de los síntomas ya mencionados.

Otras dolencias relacionadas

Más allá del tech-neck, el exceso de uso del dedo pulgar puede llegar a producir estrés articular y generar otros dos tipos de dolencia: una, denominada tenosinovitis de Quervain (un tipo de inflamación), y otra, rizartrosis del pulgar, que es una artrosis frecuente en mujeres que cosen.

Los fisioterapeutas alertan

Los fisioterapeutas han alertado de la gran ola de síndromes de tech-neck que están recibiendo últimamente en consulta. Mónica Rodríguez, fisioterapeuta y vicedecana del Colegio de Fisioterapeutas de Catalunya explica que cada vez más personas acuden a consulta por este motivo (y por otras enfermedades tecnológicas derivadas de un uso prolongado e inadecuado de los smarth phones, las tablets, los portátiles y los ordenadores en general).

¿Cómo puedes evitar el tech-neck?

¿Cómo podemos evitar el tech-neck? Los expertos recomiendan algunos consejos para evitar la aparición de esta y otras enfermedades tecnológicas:

  • Situar la pantalla del móvil, la tablet o el portátil en una posición ligeramente inferior a los ojos: esto ayudará a que las cervicales estén en una posición neutra, no flexionada.
  • Mantener una postura recta aunque sin forzar.
  • A la hora de enviar mensajes, priorizar las notas de voz vs. la escritura.
  • Utilizar las dos manos para escribir, situando la muñeca en una posición neutra.
  • Sentarse de forma adecuada.
  • Reducir el tiempo de consumo de este tipo de dispositivos.
  • En el caso de los ordenadores, situar el teclado y el ratón de forma que no se cierre la muñeca, es decir, apoyando los antebrazos y usando un cojín bajo la muñeca. Según los expertos, idealmente el teclado debería situarse a un nivel inferior a la altura de los codos.
  • Si trabajamos con el ordenador, descansar cada treinta minutos del mismo.
  • Realizar estiramientos activos que nos permitan extender la muñeca.
  • Realizar estiramientos activos de espalda.
Postura correcta e incorrecta al mirar el móvil

Cuidar los pequeños hábitos

La rutina diaria y los hábitos condicionan en gran medida la salud. Como hemos visto, un acto tan «banal» como consultar el móvil puede convertirse en desaconsejable para la salud corporal, pero también mental, ya que uno de los síntomas del tech-neck son las cefaleas, por ejemplo.

Lógicamente, si cuidamos este tipo de posturas con algunos de los consejos mencionados, y si reducimos el consumo de este tipo de dispositivos, podemos a llegar a prevenir el tech-neck y otras «enfermedades tecnológicas».

Sin embargo, si ya hemos desarrollado el síndrome, lo mejor será que nos pongamos en manos de un profesional, en este caso, un fisioterapeuta, que pueda ayudarnos a recuperar nuestro bienestar físico y mental.

“La salud del cuerpo y de la mente es una gran bendición, si somos capaces de soportarla”.

-John Henry Newman-

Te podría interesar...
7 hábitos para cambiar positivamente la vida
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
7 hábitos para cambiar positivamente la vida

Los hábitos para cambiar positivamente son acciones muy sencillas que tienen por objetivo alcanzar un punto de equilibrio interno que sea duradero.



  • Haneen, M. (2018). Effects of texting on neck muscle activity and neck flexion in college students. Honors Theses. 669.