Terapia breve estratégica para los ataques de pánico

9 diciembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Valeria Sabater
La terapia breve estratégica para los ataques de pánico nos ayuda a dejar de avivar los miedos racionalizando nuestro enfoque y ayudándonos a generar adecuados cambios

La terapia breve estratégica para los ataques de pánico es altamente efectiva. Este modelo de intervención psicológica nos ayuda a poner en práctica soluciones concretas e innovadoras para romper el ciclo del miedo, racionalizar angustias y asumir el control de nuestras vidas. Es además un tipo de terapia que se lleva a cabo en un corto periodo de tiempo.

Decía Montaigne que pocas cosas dan más miedo que el propio miedo. Esto es algo que saben bien las personas que sufren fobias, ataques de pánico y ese temor capaz de restar impulso y sentido a la propia realidad. En estas situaciones se dan sin duda dos tipos de situaciones. La primera es un modo de afrontar ciertos estímulos y situaciones de manera poco ajustada y racional.

La segunda, y quizá la más problemática, tiene que ver con el miedo a perder el control. Es la angustia por experimentar una vez más esa reacción psicofisiológica extrema donde la persona cree que va sufrir un ataque al corazón o incluso a fallecer. Estas dinámicas, como podemos suponer, son auténticas cárceles psicológicas.

Ante este tipo de condiciones, lo que se necesita sin duda son estrategias concretas, efectivas y que puedan mejorar la calidad de vida del paciente lo antes posible. Queremos soluciones útiles y (a ser posible rápidas) para los problemas de la personas. Es aquí donde la terapia breve estratégica se ha ganado una posición relevante dentro de los distintos enfoques terapéuticos.

«Una tecnología lo bastante avanzada en sus efectos no se diferencia demasiado de la magia».

-Arthur C. Clark-

Perfiles simbolizando la terapia breve estratégica para los ataques de pánico

Los fines de la terapia breve estratégica

La psicoterapia breve estratégica es un modelo psicoterapeútico, tan original como útil, centrado en soluciones y desarrollado por Giorgio Nardone. En él, se incluyen además, múltiples fundamentos teóricos de Paul Watzlawick. Los pilares en los que se basa son los siguientes:

  • Su finalidad es ayudar a la persona a solucionar problemas, en apariencia muy complicados, de manera sencilla.
  • Analiza las soluciones que usa el paciente para afrontar su situación, buscando las dinámicas que están fallando. Se le ayuda a que opte por nuevas estrategias para romper con todo lo que usaba antes y que no le ha servido.
  • Se trata de que el paciente/cliente descubra poco a poco habilidades y recursos que hasta ese momento había ignorado u olvidado. Por tanto, no se trata de que el profesional le ofrezca «sus propias soluciones». Es una alianza entre dos personas donde el experto facilita que el paciente descubra sus potencialidades.
  • Esta intervención terapéutica tiene una duración de 20 sesiones.
  • Por un lado, se eliminan los comportamientos disfuncionales. Por otro, se induce un cambio en la persona donde ella misma debe construir una nueva realidad personal e interpersonal.

Estudios, como el llevado a cabo en la Universidad de Michigan, avalan su eficacia, siendo especialmente útil no solo para los ataques de pánico, sino también para la fobia social, obsesiones, trastornos psicosomáticos, la depresión, trastornos de alimentación…

terapia breve estratégica para los ataques de pánico

Terapia breve estratégica para los ataques de pánico

La terapia breve estratégica para los ataques de pánico busca que el paciente pase de una homeostasis alterada o disfuncional a una homeostasis saludable. Se basa en el intercambio comunicativo para iluminar un terreno sobre el que trabajar, favoreciendo a su vez que la persona tome conciencia de su enfoque mental y conductual poco ajustado.

Para ello hace uso de las siguientes estrategias:

  • Plantea preguntas al paciente para que este defina con mayor precisión la realidad de su problema.
  • Hace uso a su vez de paráfrasis restructurantes. Esta técnica heredada de Paul Watzlawick es un tipo de lenguaje donde a través de las metáforas, aforismos y otras estrategias comunicativas, el paciente toma conciencia de la raíz de sus propios hechos problemáticos.
  • La terapia breve estratégica para los ataques de pánico busca además, evocar sensaciones en el paciente. Experiencias que desde la seguridad, faciliten un cambio de conciencia.
  • Esta terapia busca generar una alianza entre dos personas donde el paciente descubra las estrategias erróneas que ha estado llevando a cabo, como paso previo para que ponga en marcha respuestas más ajustadas.
Mano con haz de luz simbolizando la terapia breve estratégica para los ataques de pánico

Ejemplo de una intervención

A continuación detallamos una posible intervención en el marco de la terapia breve estratégica:

  • Fase de descripción del problema. El terapeuta le pregunta al paciente cómo reacciona cada vez que sufre un ataque de pánico. A través de una serie de preguntas, la persona debe identificar cómo actúa, qué piensa, si ha usado o no algún tipo de estrategia para afrontar esa situación
  • Con esas primeras sesiones la persona deberá entender la necesidad de generar cambios. Como decía Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.
  • Fase prescriptiva. El terapeuta genera una provocación paradójica con el fin de que la persona se sienta responsable de sí mismo, para que inicie nuevas conductas. Se le recomienda el uso del «diario de abordo» para escribir cómo es su día a día, cuándo surge el ataque de pánico, qué lo genera, qué piensa y cómo reacciona.
  • En la siguiente fase, el profesional y el paciente trabajan la experiencia emocional correctiva. La finalidad es que voluntariamente y al descubrir la responsabilidad que tenemos con nosotros mismos, se empiece a controlar (y corregir) el miedo. El paciente entiende finalmente que un fuego no se apaga añadiendo más leña, sino retirando poco a poco todo aquello que genera la combustión.

Los cambios empiezan entonces a producirse.

Para concluir, la terapia breve estratégica para los ataques de pánico se alza a día de hoy como un tipo de intervención muy recurrida para estos casos. Ahora bien, algo que debemos entender es que no se intenta comprender por qué existe el problema sino cómo funciona (hacerlo alargaría la terapia). De este modo, se pueden construir soluciones concretas y efectivas para cada realidad personal.

  • Nardone, G. Watzlawick, P (2014) Terapia Breve Estratégica. Paidós