Tips para controlar el estrés

Tips para controlar el estrés

Okairy Zuñiga 29 abril, 2015 en Actualidad y psicología 59 compartidos

El estrés es uno de nuestros peores enemigos. Puedes estar estresado porque tienes demasiadas cosas para hacer o porque cuentas con mucho tiempo libre. Todos los extremos son malos.

En ambos casos debes poner en marcha herramientas para desestresarte y lograr la estabilidad necesaria que te permita continuar con tus actividades diarias. El estrés provoca o acelera muchas enfermedades por lo que tienes que lograr dominarlo.

Hay algunas cosas sencillas que puedes hacer y que te ayudarán a controlar este mal que pretende en muchas ocasiones hacerse con el control.

Usa una agenda

Ahora es muy fácil acceder a una agenda interactiva. Es probable que tu teléfono cuente con un calendario donde anotar tus actividades importantes. De no ser así, solo necesitas descargar una e instalarla. Estas agendas son geniales porque te avisan media hora (o el tiempo que tu le programes) antes de que empiece la actividad programada.

Este primer paso es uno de los más importantes, porque el estrés nace en muchas ocasiones de la falta de control. ¿Cuántas veces te ha pasado que comienzas una actividad por la mañana y la terminas varias horas después porque en medio te pusiste a hacer otras tareas?

Es fundamental que anotes todo lo que tienes que hacer, hasta las cosas más simples, de esta manera evitaras, por ejemplo, llegar a casa sin haber hecho la compra. Si la mayoría del tiempo sabes qué tienes que hacer evitarás el estrés de tomar decisiones.

 

Toma descansos para distraer tu mente

 

La mayoría de nosotros solemos pensar que las horas de trabajo son un buen indicador de nuestra productividad. La realidad no es tan sencilla y nuestra concentración tiene unos límites. Si los superamos, empezaremos a cometer errores y lo que es peor, probablemente nuestro humor empeore. Una buena idea para que esto no suceda puede ser tomarte 10 minutos de descanso cada 50 minutos de trabajo.

Trata de enfocarte en otro tema. Si no puedes resolver u ocuparte concretamente del asunto que buscas solucionar, déjalo por un rato. Seguramente cuando estés pensando en otra cosa, distraído, la solución venga a tu mente. Es bueno que tomes distancia y permitas que tu mente se distancie para ver las cosas desde otro punto de vista.

Estrés

 

Haz de la música tu mejor compañera

 

La música puede ayudarte si las sabes utilizar. Hay música que va a ayudar a que nuestra mente se relaje y se disperse, por otro lado hay otro tipo de música que va a favorecer nuestra concentración y atención.

Aunque existen pautas generales y listas de reproducción configuradas para cada momento, lo mejor es probarlas ya que cada organismo es diferente. Así, la música que a mí me sirve para soltar la tensión acumulada a ti puede ayudarte en alguna tarea que quieras realizar.

Además, si queremos utilizar música mientras trabajamos lo mejor va a ser emplearla, al menos al principio, en aquellas tareas más sistemáticas. En tareas complejas que requieren de toda nuestra capacidad, salvo raras excepciones, la música actúa como un distractor.

Finalmente, todos conocemos la influencia potencial que tiene la música en nuestro estado de ánimo. Así, podemos utilizarla para que actúe directamente sobre este e indirectamente sobre el estrés.

 

Realiza una actividad que te guste

 

Ahora que tienes lo principal organizado y anotado. Que te estás liberado de tus preocupaciones y que la música te está ayudando, es necesario que entre las actividades obligatorias o desagradables intercales alguna actividad que te guste.

Recuerda que tu tiempo es un valor y que por esto mismo no es necesario que vayamos todo el rato detrás de él. Las actividades que nos gustan nos confieren un respiro necesario y nos vuelven a conectar con nosotros.

Tampoco olvides de vez en cuando improvisar o incluirte en alguna actividad que no tienes ni idea de cuando va a terminar. Tú tienes el control pero eso no significa que seas una máquina represora de tus deseos ni que tengas que estar condenado a una vida cuadriculada y espartana.

Pon a la rutina de tu lado

Intenta que la realidad se adapte para generar en ti la mayor sensación de bienestar posible. Con esto nos referimos a que hay personas que se sienten muy cómodas en una rutina y hay otras que no. Conócete y no te prives de establecer tu nivel de rutina en el lugar que sea mejor para ti. 

Que no te atrape y pero que tampoco te sientas dentro de un desorden temporal que es capaz de producirte un gran mareo.

En definitiva, ser inteligente a la hora de organizar o desorganizar tu tiempo va a aminorar las posibilidades de que el estrés crónico o agudo, junto con sus fatales consecuencias, aparezca en tu vida.

Okairy Zuñiga

Mis pasiones son leer, escribir, viajar y aprender todo lo posible. Siempre me verás con un cuaderno o un libro en la mano :)

Ver perfil »
Te puede gustar