Virus del papiloma humano (VPH)

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Paula Villasante
6 julio, 2019
El VPH de alto riesgo es el principal causante del cáncer de cuello de útero. Así, este cáncer es uno de los más frecuentes y devastadores en las mujeres, especialmente en países en vías de desarrollo.

El virus del papiloma humano (VPH) suele asociarse con diferentes lesiones que pueden ser benignas o malignas. Se trata de una enfermedad de transmisión sexual muy extendida. Además, se asocia con el cáncer de cuello uterino (CCU).

Generalmente, este virus suele aparecer al comienzo de las relaciones sexuales a edades tempranas. Las afectadas suelen tener menos de 25 años, cuando comienza su vida sexual.

Lo cierto es que la mayoría de las infecciones producidas por este virus son transitorias. Normalmente, cuando aparecen, son eliminadas por el organismo en un período de 1 a 2 años. De hecho, solo un pequeño número de estas lesiones persisten con el tiempo, siendo además este tipo de afecciones las que pueden causar lesiones premalignas y malignas en el cérvix (1).

El VPH de alto riesgo es el principal causante del cáncer de cuello de útero. Así, este cáncer es uno de los que más frecuentes y destructivos en las mujeres, especialmente en países en vías de desarrollo. Es por eso que el interés por conocer más sobre este virus se ha ido plasmando en la literatura científica en los últimos años.

virus del papiloma humano

Lesiones  asociadas al Virus del Papiloma Humano

Puede ocurrir que este virus se manifieste en forma de lesiones benignas o hasta el cáncer invasor. Estas son:

Lesiones benignas asociadas al VPH: La verruga genital

La verruga genital es la enfermedad de transmisión sexual más difundida a nivel mundial, causada por los VPH de bajo riesgo 6 y 11 (2).

Se trata de una verruga que crece lentamente y que puede afectar a la vulva, la vagina, el cérvix, el ano, el pene, y con menor frecuencia la boca y la laringe. Los condilomas pueden presentarse de forma aislada o formando racimos que abarcan el área genital y anal. Estos condilomas pueden ser, a su vez, de dos tipos:

  • Condiloma acuminado: es fácil diagnosticarlo, dado que forma estructuras en forma de coliflor visible.
  • Condiloma plano: no es tan fácil diagnosticarlo. Es necesario utilizar técnicas específicas y que el diagnóstico lo hagan profesionales con una formación sólida.

Las investigaciones nos dicen que el porcentaje de mujeres es mayor que el de hombres. Normalmente, estas lesiones aparecen en las mujeres cuando tienen entre 25 y 34 años.

Lesiones premalignas

La infección por el VPH debe ser eliminada por el sistema inmunológico de la mujer en el transcurso de 1 a 2 años.

Si se presentan estas lesiones de forma viral, en especial los VPH de alto riesgo, pueden empezar a aparecer alteraciones celulares que conllevan al desarrollo de lesiones premalignas. Las que se producen en el cuello uterino se denominan lesiones intraepiteliales cervicales y se clasifican en:

  • Lesión escamosa de bajo grado.
  • Lesión escamosa de alto grado.

Cáncer cérvico uterino

Se trata del tercer cáncer más frecuente y la segunda causa de muerte del género femenino en el mundo. Su distribución global muestra una estrecha relación con el nivel de desarrollo socioeconómico.

Así, las tasas de incidencia y mortalidad tienden a ser al menos 5 veces mayor en países subdesarrollados que en los llamados países desarrollados (1). Los tumores epiteliales son los tipos histológicos más frecuentes del cáncer cervical. Se dividen en:

  • Carcinoma de células escamosas. Es el más frecuente: aproximadamente el 80% de los casos. Se origina a partir del epitelio pavimentoso.
  • Adenocarcinoma cervical. Constituye el 15% de los casos. Se desarrolla a partir de lesiones precursoras denominadas adenocarcinoma in situ.
  • Carinomas adenoescamosos y neuroendocrinos. Constituyen el 5% de los casos.

El cáncer de cuello uterino está asociado a los VPH de alto riesgo. Los genotipos 16 y 18 son responsables de aproximadamente el 80% de los casos. Este tumor tiene su origen en la unión escamo-columnar.

Mujer preocupada cama

Factores de riesgo del VPH en adolescentes y adultas jóvenes

Entre otros, estos son los factores de riesgo que pueden llevar a la aparición del VPH:

  • Normalmente, aparece entre los 15 y los 25 años en las mujeres, por lo que las mujeres que se encuentran en este intervalo son consideradas como grupo de riesgo.
  • El inicio temprano de las relaciones sexuales.
  • La multiplicidad de los o las compañeras sexuales. Habría que investigar si se produce sobretodo en relaciones heterosexuales.
  • La edad del primer parto.

En conclusión, el virus del papiloma humano es tanto una enfermedad de transmisión sexual como un factor de riesgo para la aparición del cáncer de cuello uterino. Así, señalamos la importancia de seguir apostando por la investigación y el control de los factores de riesgo ya conocidos.

  1. Torre, L. A., Bray, F., Siegel, R. L., Ferlay, J., Lortet‐Tieulent, J., & Jemal, A. (2015). Global cancer statistics, 2012. CA: a cancer journal for clinicians, 65(2), 87-108.
  2. Domínguez Bauta, S. R., Trujillo Perdomo, T., Aguilar Fabré, K., & Hernández Menéndez, M. (2018). Infección por el virus del papiloma humano en adolescentes y adultas jóvenes. Revista Cubana de Obstetricia y Ginecología, 44(1), 1-13.
  3. Cortés Alfaro, A., Fiffe, Y. M., García Roche, R., Mezquía Valera, A., & Pérez Sosa, D. (2007). Características sociodemográficas y del comportamiento sexual y reproductivo en adolescentes y jóvenes. Revista Cubana de Medicina General Integral, 23(1), 0-0.