Yayoi Kusama, biografía de una precursora del arte pop

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga María Alejandra Castro
· 31 marzo, 2019
Yayoi Kusama es una artista japonesa que nos cautiva cada día con sus obras. Desde su relación con el arte pop, hasta su escritura y salud mental, todo lo que rodea la figura de Kusama ha dado mucho que hablar.

Colores, espontaneidad y lunares, muchos lunares, están presentes en la maravillosa artista precursora del arte pop. Hablamos de Yayoi Kusama, una artista que nos cautiva con sus impresionantes y enigmáticas obras llenas de vida.

Cada obra nos muestra un mundo en el que podemos explorar aspectos tanto del autor como de nosotros mismos. Toda obra de arte supone, de alguna manera, una lectura de la misma desde nuestra propia experiencia. Las que realiza esta autora nos llevan a un mundo cargado de psicodelia, en el que nos sumergimos para encontrarla.

Yayoi Kusama no solo nos muestra desde otra perspectiva el arte, sino también la salud mental. Te invitamos a sumergirte en el arte de esta increíble artista japonesa. Te mostramos su quehacer, hablaremos de su vida, comentaremos algunos aspectos importantes sobre sus obras y expondremos su relación con la salud mental. Además, encontrarás algunos datos curiosos, comencemos con esta frase suya:

“Amor por siempre, ese es el mensaje que quiero transmitir en mi arte”.

-Yayoi Kusama-

Yayoi Kusama, ¿quién es?

Se trata de una artista que nació en Matsumoto, Nagano, Japón, el 22 de marzo del 1928. Su familia se dedicaba al comercio de semillas y granos. Confesó que, desde niña, sintió una gran pasión por el arte.

En 1948, entró a la escuela municipal de artes y artesanías de Kioto, donde estudió arte japonés; más concretamente, un estilo conocido como Nihonga. Sin embargo, Kusama odiaba su vida allí.

Alrededor del año 1950, comenzó a pintar sobre paredes, pisos, lienzos y, posteriormente, objetos del hogar y cuerpos desnudos. Lo hacía cubriendo las superficies por completo y, generalmente, hacía puntos a los que se refería como redes infinitas.

Obra de Yayoi Kusama

En el año 1957, se trasladó a Seattle, Estados Unidos, y permaneció allí un año. Posteriormente, se mudó a Nueva York, ciudad en la que se convirtió en líder del vanguardismo, un movimiento que se mostraba a favor de nuevas formas de expresión. Y, hacia el año 1966, la artista japonesa experimentó fuertemente con instalaciones de espejos luces y música.

Años más tarde, se dedicó a los performance y happenings en los que pintaba lunares a personas desnudas. Durante su estancia en Nueva York, entró en contacto con Andy Warhol y Donald Judd, y llegó a influenciar a estos dos contemporáneos suyos; además a asociarse al movimiento del arte pop.

En los años 70, regresó a Japón y fue internada en el hospital para enfermos mentales Seiwa convirtiéndose en una residente permanente, cabe añadir que este ingreso fue por elección propia. Actualmente, continúa siendo reconocida en el mundo del arte.

Sobre la obra de Yayoi Kusama

La obra de Yayoi Kusama es inigualable, y no solo por la presencia de lo psicodélico, sino porque ha sido muy amplia. Ha sido vista, con frecuencia, como una artista bastante frenética y productiva en su quehacer. De hecho, ella misma llegó a describirse como compulsiva en cuanto a sus obras. A continuación, destacaremos algunos de sus grandes logros en los distintos campos en los que trabajó.

Otros campos en los que se desempeñó Kusama

Es muy reconocida en el campo plástico, pero hay que rescatar sus intervenciones en otros ámbitos:

  • Diseño de modas: creó su propia marca de moda Kusama Fashion Company Ltd. Produjo textiles estampados con su toque característico: los puntos y los falos. Marc Jacobs, el director artístico de Louis Vuitton, apasionado por el carácter obsesivo de Kusama, visitó el estudio de la artista japonesa en el 2006 y, en conjunto, lanzaron una colección de vestuario, zapatos, accesorios y joyas que fue un éxito.
  • Cine: protagonizó un documental que produjo junto a Jud Yakult en el que ganó premio en el cuarto concurso internacional de Cine Experimental Bélgica, en el Segundo Festival de Cine de Maryland y el segundo premio en el Festival de Cine de Ann Arbor en Michigan. Además, existe un documental sobre ella, Kusama Infinity, dirigido por Heather Lenz, en el que se muestra su visión artística, su obra y su salud mental.
  • Escritura: sobre todo, se ha dedicado a la novela y a la poesía, en la que muchas veces ha hablado sobre su salud mental y la relación con su obra.

Obras destacadas

El jardín de los narcisos

Una de sus obras más reconocida ha sido el Jardín de Narcisos, que presentó en la Bienal de Venecia. Montó una instalación conformada por alrededor de 1500 globos de plástico metalizados.

Además colocó dos carteles: uno llamado El jardín de los narcisos de Kusama; y otro, con el nombre de Tu narcisismo a la venta. En esa ocasión, Yayoi Kusama vestía un kimono metalizado y comenzó a vender las esferas a los asistentes a cambio de pocos dólares.

Accumulation Sculptures

Comenzó a mostrar obras tridimensionales a las que se refería como ‘esculturas blandas’, similares a formas fálicas, que también se convirtieron en una de las huellas más características e identificables de su trabajo.

Manhattan Suicide Addict

Se trata de una novela autobiográfica en la que narra su vida en la ciudad de Nueva York. La novela resulta tumultuosa, extravagante, apasionada y cargada de la creatividad que la caracteriza.

Infinite Rooms 

Formaba habitaciones con espejos, formas y luces, que crean ambientes transmisores de sensaciones. Llenos de color y de puntos en los que, a veces, aparece ella en la obra. Producen sensación de inquietud y, al mismo tiempo, resultan sorprendentemente atrayentes.

Sobre el arte pop, su arte en Nueva York y el gran reconocimiento de sus obras

En Nueva York, la artista creó esculturas blandas conformadas por muebles y tablas cubiertas de cojines en forma fálica. Por series como esta, se ha llegado a considerar a Yayoi Kusama como el principio del arte pop. Además, Kusama ha afirmado en alguna ocasión que fue precisamente ella la precursora de esta tendencia artística. Hay quienes están a su favor y quienes se posicionan en su contra.

En ocasiones, resulta difícil trazar los límites de un movimiento artístico, marcar cortes abruptos en el tiempo que marquen su principio y su final. Pero lo que es cierto es que la artista japonesa expuso junto a otros artistas que fueron sus coetáneos y que, como ella, han sido vistos como los precursores del pop art. Entre estos artistas, destaca Andy Warhol, todo un referente cuyo nombre va estrechamente asociado al del movimiento artístico.

Por otra parte, dejando un poco a un lado la vertiente más creativa, Yayoi Kusama, se manifestó en contra de la guerra de Vietnam, reivindicaba la paz y el amor y acompañaba este proceso de la búsqueda de la liberación de las ideas preconcebidas, incluso sobre el cuerpo y la mujer. Por esta razón, la figura de la artista ha sido asociada al movimiento feminista.

Su arte es definitivamente impactante y reconocido. De hecho, esta artista se destaca como la artista mujer viva con una obra de arte más cara de la historia. Además, su obra en general ha sido subastada a precios muy elevados.

No hay que olvidar la influencia de la salud mental en la obra de Kusama, algo que vemos en muchas de sus obras que transmiten imágenes inquietantes por su carga sexual; además, tal vez, transmiten esa obsesión mental de la artista.

Polka de Yayoi Kusama

Salud mental en la artista japonesa

Hablar de Yayoi Kusama y no mencionar su enfermedad mental sería tan devastador como no valorar su obra, pues ella misma asegura que su arte y su salud mental son inseparables.

Ha revelado en distintos medios que sufrió los abusos de su madre cuando era niña, que ha tenido alucinaciones y que se considera compulsiva. Además, sostiene que sin su arte se suicidaría, que no habría encontrado sentido a su vida.

Las leyendas sobre su enfermedad mental son incontables. Se dice que no es tan cierto, que se trata de una estrategia para adquirir fama, reconocimiento y, por supuesto, dinero.

La imagen del artista extravagante, atormentado, cuyos monstruos del pasado alimentan su creatividad se ha visto, con frecuencia, asociada a la polémica. ¿Qué es real y qué no? ¿Por qué parece que todos los genios sufrían problemas mentales? ¿Se trata de una estrategia? Sin embargo, en el caso de Kusama, las teorías que afirman su enfermedad hacen referencia a que, tal vez, tuvo un trastorno compulsivo desde la infancia.

Desde que se mudó a Japón, se encuentra en un hospital psiquiátrico, y permanece allí por su propia voluntad. Es difícil poner en palabras su enfermedad mental, pero ella misma habla sobre su enfermedad y asegura padecer alucinaciones visuales desde que era niña; todo ello ligado a una personalidad compulsiva y depresiva.

Puede que su arte sea el contenedor de sus angustias, como ella revela. Este hecho podría responder a una muestra de resiliencia tras los sucesos traumáticos que vivió. Para encontrar más información sobre ella, sumérgete en su website oficial.

Inquietante, y coqueta, efusiva e impulsiva, fascinante, desgajada, repetitiva, en la luz y en la sombra, perpleja y sin límites. Yayoi Kusama nos lleva a su mundo intrigante lleno de color a través de sus obras, es como sumergirse en un mundo psicodélico y disolverse en el infinito. Artista pop o no, nos conquista con cada una de sus obras.

“Los puntos son sólidos e infinitos. Son una forma de vida. Sol, luna, estrellas son cientos de millones de puntos. Cada ser humano es también un punto. Los puntos no pueden existir por sí mismos, solo pueden existir cuando se reúnen unos con otros. Admiro completamente su infinitud y estoy profundamente conmovida por la grandiosa presencia del universo, que está lleno de un poder misterioso”.

-Yayoi Kusama-

  • Kusama, Y. (2013). Infinity Net: The Autobiography of Yayoi Kusama. Tate Enterprises Ltd.
  • Nakajima, I. (2006). Yayoi Kusama between abstraction and pathology. Psychoanalysis and the image. Trasnsdisciplinary perspectives, 127-160.
  • Kusama, Y. Yayoi Kusma.jp. Recuperado de: http://yayoi-kusama.jp/.