5 situaciones en las que no deberías enamorarte

5 situaciones en las que no deberías enamorarte

Paula Díaz 16 marzo, 2015 en Emociones 387 compartidos

Enamorarse es una experiencia que todos deseamos y merecemos vivir alguna vez en nuestra vida. Nos eleva y nos hace ser mejores personas; en definitiva, es uno de los sentimientos más increíbles y fascinantes del mundo.

Estar enamorado proporciona una sensación que nos llena de vida y nos hace sentir felices; aunque también son muchas las personas que desmienten el tópico de que estar enamorado no tiene que suponer sufrimiento alguno.

Cuando nos enamoramos no esperamos el sufrir, el amor que sentimos en esos instantes no da cabida a tal contraria emoción. Lo que si es cierto, siendo realistas e inteligentes, es que a veces es parte del proceso que nos permitirá así aprender, crecer interiormente y valorar el verdadero amor.

Debido a esta última condición de lo que implica enamorarnos, hoy os traemos una lista de 5 situaciones en que enamorarse podría desembocar únicamente en un corazón roto, permitiéndonos valorar la situación de forma realista:

1.No te enamores en una relación que nació de la lujuriaGracias a las películas y a los libros en donde este tipo de amor ha sido el protagonista, el entorno nos ha llevado a creer que podríamos enamorarnos a partir de una noche de pasión, o que un cuento de hadas tiene que tener como ingrediente esencial este tipo de amor .

Esto no tiene nada que ver a nuestro día a día y una vida real. Para ello es necesario saber percibir la diferencia entre una conexión física y una emocional. Ser conscientes de ello nos permitirá no romper nuestro propio corazón sin necesidad.

2.No te enamores cuando hay una fecha límite. Si has conocido a la persona de tus sueños y te hace saber que tiene programado la estancia en otro país, entonces tu tiempo tiene un limite con él/ ella. 

Las fechas límites están hechas por una sola razón: determinar el fin de una etapa. Entonces hazte una pregunta: ¿por qué te enamorarías en una relación que tiene los días ya establecidos? Probablemente si comprometes tu corazón a esa situación, terminarás solo y desilusionado, permitiéndote no vivir.

shutterstock_145759427

3.No te enamores “sin importar lo que la gente diga”. Las personas siempre tenemos muchas razones “tontas” de por qué no deberíamos estar con la persona que amamos. La diferencia entre tus emociones y las de los demás probablemente se encuentre en el contexto.

Lo que sí que no debemos rechazar es la situación que se presenta cuando toda tu familia y amigos comienzan a rechazar a la persona de la que te has enamorado. Si todos coinciden es que posiblemente algo ande mal. Tus familiares y amigos sinceros te quieren y siempre te cuidarán, querrán lo mejor para ti.

Si esta situación se repite mucho en tu vida, a lo mejor ha llegado el momento de que revises tu forma de vivir y actuar, planteándote si te estás sintiendo así bien o necesitas modificar algo.

4.No te enamores si hay demasiados kilómetros entre ambos. Cuando llevas demasiado tiempo viviendo tal situación,  aprendes que amar a alguien no consiste o implica un excesivo esfuerzo o una lucha emocional constante.

Posiblemente te preguntes si merece la pena todo lo que estás viviendo, tanto lo bueno como lo malo. Si comienzas a pensar esto, posiblemente te plantees si tu amado o amada se cuestiona lo mismo. Vivir esta situación te llevará a aumentar tu presión emocional y, en consecuencia, a una posible ruptura para no someter a tu cuerpo mayor desgaste.

5.No te enamores si la otra persona sabes que nunca lo hará. Cuando nos enamoramos de una persona ya sabemos cómo es y si está dispuesta a enamorarse o no. Si eres consciente de ello entonces, ¿para qué crees que puedes cambiarlo?

Si una persona es como es, no te pelees con eso; esa persona querrá seguir haciendo lo que desea hacer y es probable que, en el esfuerzo por intentar hacer que se enamore de ti, te desgastes innecesariamente por algo que desde el principio era un NO.

Así, ante estas situaciones podemos dejar “en el banquillo” a nuestro corazón y ser realistas para evitar posibles sufrimientos. Aunque si de verdad deseas vivir la vida y el auténtico amor por ti mismo, ¡olvídate de todo esto!

Porque si de verdad quieres amar y ser amado tu corazón es la mejor guía. Apuesta por ti, por lo que sientes, por tu intuición… Simplemente relájate y disfruta del precioso viaje que conlleva la vida y el cariño por alguien. 

Amar vas a amar de todas maneras así que si lo haces hazlo con todo tu ser porque cada uno somos únicos y tenemos algo muy valioso que aportar a los demás. A lo mejor tú eres la excepción a todo lo de arriba comentado.

Paula Díaz

Coach personal | coaching de vida. Escritora especializada en Inteligencia Emocional | YouTuber | Docente | Conferenciante motivacional. Psicología emocional | Haz realidad tus sueños y la vida que te mereces ✨

Ver perfil »
Te puede gustar