Arte marginal: la maravillosa forma de hacer arte

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 21 agosto, 2018
María Alejandra Castro · 21 agosto, 2018

Cada uno de nosotros cuenta con un talento inigualable. Así, disfrutamos de una capacidad maravillosa de desarrollar alguna actividad. Dentro de todos los talentos, hay uno cuya finalidad estética es producto de nuestros pensamientos y emociones recreados: el arte y, específicamente, el arte marginal.

El arte es una inigualable forma de expresar nuestra creatividad. Ahora bien, cada artista expresa en sus obras algo diferente. Y cada obra nos transmite algo diverso a cada uno que a veces solo podemos entender desde lo más profundo de nuestro ser.

Dentro de todos los tipos de arte hay uno muy curioso en el que los límites no son una barrera. Más bien es un arte que acoge la esencia del ser humano, sin críticas ni una finalidad académica o económica; un arte donde el otro sea el protagonista de los pensamientos del autor a la hora de realizar su obra.

Consiste en el arte marginal, una fabulosa forma de integrar las creaciones de las personas sin ninguna educación artística. En este tipo de arte estarían las obras de personas de los hospitales psiquiátricos, los niños o los presos de las cárceles.

Hablamos de un arte que nace desde lo más profundo. Entonces, es un arte instintivo y que se expresa por sí mismo, un arte en el que merece la pena sumergirse. Aquí te contamos de qué se trata y mostramos algunos artistas con obras espectaculares.

“El arte es el refugio más fiel”.

-Anónimo-

¿Cómo surge el arte marginal?

El arte marginal en sí puede ser más antiguo de lo que creemos, pero en realidad el concepto surgió gracias a autores como Dubuffet. Jean Dubuffet, un pintor y escultor de Francia, creó el nombre en francés “Art brut” para hablar del arte de las personas que realizaban obras pero no habían estudiado ni conocían sobre el arte.

Este escultor fue quién coleccionó y además dio visibilidad a las obras. Realizaba exposiciones en donde le daba importancia a la motivación interna que tenían los creadores e intentaba borrar la etiqueta de “obras de los enfermos mentales”, que es despectiva y estigmatizadora.

Jean Dubuffet
Jean Dubuffet

Ahora bien, no fue el único, el psiquiatra e historiador Hans Prinzhorn coleccionó y publicó un libro con más de 5000 obras de sus pacientes. Pero no fue quien inventó el término, aunque sí fue una gran influencia para su creación.

Entonces, si bien Dubuffet habló de Art brut, Roger Cardinal fue quien tradujo el nombre al inglés llamando a este tipo de arte outsider art, y es de allí que se trasladó el nombre en español que hoy conocemos como Arte Marginal.

Así, surgió el concepto de Arte Marginal, antes de todos estos autores también se vinculaba al arte con la locura, pero fue gracias a ellos que se le dio una vuelta a este tipo de manifestaciones creativas y que este tipo de arte tuvo cabida en el mundo artístico.

Características del arte marginal

El arte marginal es un arte que nace de lo más profundo de la persona. A continuación, mostraremos cuáles son sus características para que se pueda explorar más a fondo:

  • Arte sin expectativas. Se trata de un arte que no espera algo de quien lo ve y que no es producido para ser vendido o expuesto.
  • Ajeno a las técnicas y estilos de arte. No hay una técnica o estilo específico utilizado en las obras. Es un arte natural e instintivo, de personas que no conocen sobre arte.
  • No se estudia. Esta es la característica principal del arte marginal. Las personas que lo realizan no han aprendido nunca algo sobre el arte, son ajenas a este mundo.
  • Arte espontáneo. Se trata de un tipo de arte inconsciente e irreflexivo, que se genera con profunda libertad.
  • Reflejo del mundo interior. Las obras en el arte marginal las genera la persona gracias a una motivación que está dentro de sí. Es decir, el artista manifiesta sus pensamientos y sentimientos de forma inconsciente en sus obras.

En el arte marginal encontramos obras maravillosas donde se ven reflejados los sentimientos y pensamientos de la persona tal cuál le estaban llegando en el momento en el que realizaba su obra. Algunas de las obras pueden resultar inquietantes, porque todos los espacios están completamente llenos y por la angustia que a veces se representa en las obras.

A nivel psicológico podemos ver las obras de arte como elementos de comunicación de lo que las personas llevan dentro. Además, son una forma de catarsis. En este arte se expresan con naturalidad aspectos inconscientes difíciles de poner en palabras. Entonces, en su producción, hay una capacidad del artista de proyectarse sobre su obra.

Artistas marginales: maravillosos creadores

Si hiciéramos una lista de todos los artistas marginales no acabaríamos nunca, pues hay millones. Te mostramos variedad de ellos para que veas lo diferentes que pueden llegar a ser y para que te contagies de la increíble forma de expresión de estos artistas.

  • Adolf Wöfli. Fue una de las primeras personas con enfermedad mental en ser declarado artista. Tenía psicosis. Durante su estancia en el hospital psiquiátrico comenzó a crear obras fabulosas en las que reflejaba lo que sentía. Tenía alucinaciones que, según decía, le obligaban a dibujar. Dentro de sus obras llego a escribir notas musicales, que son tan detalladas que podrían dar lugar a una melodía que solo él sabría componer.
  • Judith Scott. Fue una artista sorda y con síndrome de Down. Expresó lo que sentía tejiendo en sus obras, tejía con lo que encontrase. Así, realizó maravillosas esculturas en forma de nidos. Zapatos, sillas, CD´s, utilizaba todo tipo de objetos, pero sólo ella supo darles un lugar para crear sus obras magnificas.
  •  Arthur Bispo. Fue diagnosticado con esquizofrenia. Convirtió su asilo en el taller de arte en que hizo diversas pinturas y esculturas. Creaba obras con los objetos con los que se topaba y decía que era su misión divina.
  • Aloïse Corbaz. Se enamoró profundamente de Guillermo III cuando trabajaba como institutriz en su corte. Se enamoró hasta llegar a la obsesión. Fue diagnosticada con psicosis grave y plasmó sus mundos en obras llenas de color, de mujeres voluptuosas y de enamorados.

“Preparaba la salvación de todo aquello que le gustaba antes de la llegada del juicio final”.

-Graciela García Muñoz-

Obra de Judith Scott
Obra de Judith Scott

Los artistas marginales nos muestran en sus creaciones microuniversos cargados de emociones inconscientes. Mediante las obras intentan darle orden a sus pensamientos y sentimientos. La obra es un elemento auto sanador. En ella encuentran refugio. Además, cada obra es una forma de comunicar lo que llevan dentro. Un método de estructuración de su caos interno.

¿Dónde ver arte marginal?

Actualmente se ha extendido la divulgación de las obras de artistas marginales. Incluso contamos con diversos museos alrededor del mundo. Te mostramos algunas opciones, físicas y virtuales por si quieres adentrarte aún más en este maravilloso arte.

  • Collection de l’art brut. Lausana, Suiza.
  • Museo de Arte Moderno. Lille, Francia.
  • CREATURAS, casa de arte bruto. Bilbao, España.
  • Hospital psiquiátrico de Ciempozuelos. Madrid, España.
  • Adolf Wöfli Fundation. Berna, Suiza.
  • Creative Growth Arts Centre. Oakland, Estados Unidos.
  • Colección de arte psiquiátrico de Cunningham Dax. Melburne, Australia.
  • Museu Bispo do Rosario, de arte contemporáneo. Río de Janeiro, Brasil.
  • Colecciones virtuales de art brut.
  • El hombre jazmín, blog sobre art brut.

El arte marginal, es un tipo de arte espectacular en el que podemos encontrar variedad de autores y obras. Para cada uno hay un gusto y, además, es una forma espléndida de comunicar los aspectos inconscientes de los artistas.

Gracias a que ha surgido esta nueva perspectiva del arte, se le ha dado cabida al arte de personas que antes era infravalorado. Hoy por hoy contamos con innumerables exposiciones en las que podemos apreciar las maravillosas obras. Ahora bien, recuerda que el propósito de los autores no es ir más allá de la creación, he ahí el valor de sus obras.