Aumenta tu poder mental en 4 pasos

23 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga María Vélez
Energizar nuestra mente puede ayudarnos a ser más creativos, más lúcidos, solucionar mejor los retos con que nos enfrentamos cotidianamente y enfocarnos de la mejor manera en lo que nos interesa.

La mente se entiende como el conjunto de capacidades cognitivas que engloban procesos como la percepción, la memoria, la imaginación, razonamiento, etc. Este conjunto de capacidades son las que nos permiten pensar y realizar todas la tareas que llevamos a cabo a lo largo del día. Este poder mental puede verse afectado por la edad, o por otros factores ambientales como el estrés o la ansiedad.

No obstante, se puede entrenar y ejercitar cada día para mantenerlo en buen estado. De hecho, debemos cuidarlo como un órgano más de nuestro cuerpo para que funcione de forma óptima y esté más protegido. Asimismo, si no lo entrenamos habitualmente, la mente estará más dispersa y disminuirá su rendimiento, por lo que olvidaremos más fácilmente, tendremos menor capacidad de decisión, nos costará atender, etc.

“La energía de la mente es la esencia de la vida.”

-Aristóteles-

Aumenta tu poder mental en 4 pasos

Existen muchos ejercicios y hábitos que podemos realizar y para entrenar la mente. De entre todos, aquí traemos 4 que puedes potenciar o incorporar a tu vida y no te supondrán un gran esfuerzo. Sin embargo, lo beneficios pueden ser enormes a corto y a largo plazo.

1. Dale un giro a tu rutina

Si sueles pasar tus días con el chip automático es probable que no estés estimulando tu cerebro todo lo que pudieras. Cambiar la rutina es uno de los primeros pasos que puedes empezar a dilucidar tu mente. Hacer siempre lo mismo no permite que tu mente se desarrolle, ya que no se enfrenta a eventos o actividades novedosas que ponen en marcha todas sus capacidades para enfrentarse a lo desconocido y, así, desarrollarse.

Hay muchas formas de modificar tu rutina. Una muy recomendada es tomar caminos diferentes a los habituales para ir a tu destino. Esto hace que prestes más atención, te fijes en detalles que en otra situación pasarían desapercibidos, y que conozcas calles nuevas y tengas que orientarte. En definitiva, mantiene a tu mente activa todo el camino. Otra alternativa puede ser cambiar las cosas de orden en los cajones, la cocina o el armario.

hombre haciendo mindfulness

2. Sé organizado

Si algo confunde a la mente, son las distracciones. Pensar en múltiples cosas a la vez te dispersa y te impide concentrarte en metas concretas. Una buena forma de organizarse, además de mantener tu entorno ordenado, es planear con anticipación. Si elaboras una lista de lo que planeas hacer te resultará mucho más fácil decidir en qué orden deseas realizar tus cometidos.

Delegar algunas de las tareas que tienes realizar también te puede ayudar. Recuerda que no puedes llevar el mundo sobre tus hombros tú solo. Siempre hay deberes que otros pueden realizar por ti. Cuando suprimes cosas inútiles de tu mente, la dejas libre para enfocarte en aquellas cosas que realmente solo tú puedes realizar.

3. Relaciónate

Relacionarse es una forma increíble de estimular y potenciar el poder mental por muchas razones. Por un lado, las relaciones sociales ponen en marcha ciertos procesos cognitivos que también son necesarios para desarrollar otras actividades. Así, relacionarse entrena esas capacidades estimulando el cerebro y mejorando el rendimiento de esos procesos.

Por otro lado, cuando tenemos interacciones positivas con los demás, conocemos a gente nueva o recibimos y damos cariño, segregamos multitud de neurotransmisores que son beneficiosos para la mente y la salud en general. Tener un buen estado de ánimo despeja la mente y ayuda a pensar con más claridad, libera el estrés y aumenta la energía para realizar cualquier actividad.

pareja-selfie-feliz

4. Busca retos

Al cerebro le encantan las sorpresas y aprender cosas nuevas. Para estimularlo y mantenerlo motivado hay que buscar nuevas actividades, retos, o buscar la mejora en habilidades que ya se tengan. Avanzar en algo también hace avanzar a nuestra mente. Además de estimularla, te llenará de felicidad y orgullo el haberlas completado.

Por ejemplo, consigue avanzar en tu deporte favorito o aprende a tocar un nuevo instrumento. Busca una forma nueva de hacer actividades que hagas diariamente. Aprende un idioma nuevo…

En definitiva, mantén la mente activa y su poder aumentará. Con estos sencillos pasos no solo serás tú quien vea los efectos positivos. También los demás te harán saber la energía mental que emanas y la claridad de pensamiento que eres capaz de contagiar.