Cuatro señales de que estamos siendo utilizados por un amigo

Okairy Zuñiga · 26 enero, 2014

Cada día nos relacionamos con distintas personas y conocemos a otras nuevas. Algunas de ellas se convierten en verdaderos amigos con los que podemos contar siempre, pero otros solo tratan de obtener beneficios de la amistad que les hemos brindado.

No siempre es fácil identificar cuando estamos siendo usados por alguien en quien confiamos. Sin embargo existen ciertas situaciones o características de la relación que son muy particulares y que nos facilitan identificar una amistad negativa o el acercamiento interesado de los demás. A continuación te ofrecemos alguna claves para ello.

Solo escuchas de esa persona cuando necesita algo

Esta es la característica básica de una amistad falsa o interesada, ya que tu amigo solo se aparecerá cuando necesita algo de ti. Puede tratarse de cosas muy sencillas, como que le prestes un libro o que lo lleves a algún lugar determinado hasta situaciones más complicadas como préstamos de dinero. La cuestión es que puede llevarse sin aparecer un gran tiempo y cuando lo hace lo que busca es satisfacer su necesidad.

Hombre hablando y manipulando

Desde luego que ayudar a tus amigos es una muestra de cariño y afecto, pero si te das cuenta que esta persona solo acude a ti para pedirte cosas, quizás va siendo momento de poner un límite o un final a esa situación.

Sale con tus amigos sin ti

Es lógico desear que nuestros amigos se conozcan y relacionen entre ellos. Pero si alguien a quien recién incluimos en nuestro círculo comienza a salir con tus amigos sin invitarte y casi a escondidas puede ser una señal de alarma.

Es importante ser objetivo si se presenta esta situación ya que a veces podemos sentirnos un poco amenazados o celosos sin motivo real. Por ello, es recomendable analizar bien la situación antes de alejarnos o apartar a esa persona. En estos casos, preguntar es mejor que suponer.

Usa tu información personal en beneficio propio

Algunos falsos amigos se acercan con el único propósito de obtener datos o información sobre nosotros que puedan usar en su beneficio. Esta situación puede no ser tan clara y a veces no la tomamos tan en serio.

Las situaciones que pueden presentarse son muy variadas, por lo que hay que mantenerse alerta. Puede darse el caso de que este amigo trate de hacerse con los datos de tus contactos que le podrían dar empleo u obtener algunos favores en tu nombre. Podrías verte involucrado en malos entendidos o problemas serios con tus contactos sin tener idea de lo que ha pasado.

Amigas hablando tomando un café

Recibes negativas constantes

Una amistad real es sincera y desinteresada, sin embargo, en ocasiones necesitamos de nuestros amigos. Ya sea que necesites que te escuchen, un favor o ayuda con alguna situación, si te das cuenta que tu amigo siempre se niega a ayudarte es probable que la amistad no sea tan sincera.

Este punto se relaciona mucho con el primero, ya que es muy común que los falsos amigos siempre te pidan ayuda o traten de beneficiarse de ti, pero que desaparezcan cuando tú los necesitas. No todas las personas que conocemos en nuestra vida tienen la intención de usarnos o hacernos daño, pero es importante estar alertas para evitar ser usados por quienes lo harían.