Las mejores frases de los libros más leídos de la historia

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 4 octubre, 2017
Raquel Aldana · 1 junio, 2015

Algunas de las mejores frases se encuentran en los libros más conocidos. Pues como bien decía El Principito “Las palabras de los libros son como gotas de lluvia, elegidas para que nuestra mente se llene de pensamientos, escogidas para que nuestro corazón recoja un arco iris de emociones… Y cuando te hayas consolado, te alegrarás de haberme conocido”.

Las experiencias, hayan causado sufrimiento o placer, dan forma a nuestra alma. La pintan de matices que dicen en susurros quiénes somos, para que las personas hagan el esfuerzo de prestarnos atención y de escucharnos bajito.

Lo mismo sucede con las personas que han dejado huella en nuestra vida. Hayan sido buenas o malas, su compañía ha modificado nuestro camino definiendo, con esos pequeños e importantes matices, quiénes somos.

Hay muchos libros conocidos que encierran las mejores frases, aquellas con un profundo mensaje. Puede que muchos de estos mensajes se nos hayan escapado o no los hayamos comprendido. Hoy recogemos varias de estas frases de los libros más leídos de la historia.

Don Quijote de la Mancha

 

“Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama”

-Don Quijote de la Mancha (Miguel de Cervantes)-

 

Una de las mejores frases de libros se encuentra en el Quijote que nos señala que el deseo mueve montañas de instantes y el amor mueve cordilleras de vida. El deseo es generoso en intensidad y fugaz en el tiempo, el amor es un fuego lento con una fuerza incomparable.Con el deseo pedimos y con el amor damos; el deseo es condición y el amor.., es una declaración.

Don quijote y sancho panza

 

Historia de dos ciudades

“Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, era la edad de la sabiduría, era la edad de la insensatez, era la época de la creencia, era la época de la incredulidad, era la estación de la luz, era la estación de la oscuridad, era la primavera de la esperanza, era el invierno de la desesperación”

-Historia de dos Ciudades (Charles Dickens)-

Esta frase fue utilizada por los publicitas del candidato demócrata a la alcaldía de Nueva York, Bill de Blasio, dándole un toque muy original para hablar de la desigualdad. Una desigualdad tan natural como nosotros.

A lo largo de la historia han existido una infinidad de movimientos que han luchado por la igualdad de derechos, por la igual de trato y por terminar con los contrastes injustos. Movimientos anti-desprecio admirables que, sin embargo, no debemos confundir con la riqueza que nos aporta ser tan distintos.

El perfume

“Crearía un perfume que no sólo fuera humano, sino sobrehumano. Un aroma de ángel, tan indescriptiblemente bueno y pletórico de vigor que quien lo oliera quedaría hechizado y no tendría más remedio que amar a la persona que lo llevara, o sea, amarle a él, Grenouille, con todo su corazón”

-El Perfume (Patrick Süskind)-

Una de las mejores frases de libros que nos habla de nuestra necesidad de recibir amor. De nuestra inquietud por sentirnos queridos y aceptados. De la seguridad que aporta tener la certeza de que en el mundo hay un hueco para nuestras excentricidades y rarezas. Que sea ese precisamente el perfume…

Mujer perfumándose

 

El diario de Ana Frank

“¡Qué maravilloso es que nadie necesite esperar ni un solo momento antes de comenzar a mejorar el mundo!”

-El Diario de Ana Frank (Ana Frank)-

Como dice Ana Frank en una de sus mejores frases, las ideas maravillosas no deberían sentarse en la sala de espera para ponerse en marcha. Si lo hacen, se volverán perezosas y jamás saldrán de allí.

El nombre de la rosa

“Nada hay en el mundo, ni hombre ni diablo ni cosa alguna, que sea para mí tan sospechoso como el amor, pues este penetra en el alma más que cualquier otra cosa. Nada hay que ocupe y ate más al corazón que el amor. Por eso, cuando no dispone de armas para gobernarse, el alma se hunde, por el amor, en la más honda de las ruinas”

-El Nombre de la Rosa (Umberto Eco)-

 

El amor ha sido la fuerza que ha impulsado lo actos más nobles pero también los actos más mezquinos. Ha sido el fin que ha justificado más medios inaceptables, cegando a la razón y anulando la empatía. Pagando un precio desorbitado y, en muchas ocasiones, haciéndoselo pagar a otros que no se lo podían permitir.

Así, el amor ha hecho héroes pero también villanos…

Rosa

 

El Señor de los Anillos

“No todo lo que es de oro reluce, ni toda la gente errante anda perdida”

-El Señor de los Anillos (J.R.R. Tolkien)-

 

Estamos habituados a crearnos una primera impresión de las personas que conocemos. Una impresión que va a condicionar cómo nos relacionaremos con ellas y que, sin querer, vamos a intentar confirmar.

Por ejemplo, si pensamos que una persona es ruda y desagradable nos dirigiremos a ella utilizando formas distantes que probablemente hagan que la persona se siga mostrando distante con nosotros o que incluso, si ya lo hacía, lo haga aún más.

Por eso, con las personas, podemos estar ante tesoros que no relucen… porque nosotros hemos ignorado su brillo al principio. Lo mismo puede suceder al contrario… Te dejamos algunas frases de libros más, para que tú, apreciado lector, compartas con nosotros lo que te sugieren.

“Seas quien seas, hagas lo que hagas, cuando deseas con firmeza alguna cosa es porque este deseo nació en el alma del universo. Es tu misión en la tierra”

-El Alquimista (Paulo Coelho)-

 

“Resulta extraño pensar que, cuando uno teme algo que va a ocurrir y quisiera que el tiempo empezara a pasar más despacio, el tiempo suele pasar más deprisa”

-Harry Potter y el Cáliz de fuego (JK Rowling)-

 

“El mundo era tan reciente que muchas cosas carecían de nombre, y para nombrarlas había que señalarlas con el dedo”

-Cien Años de Soledad (Gabriel García Márquez)-

 

“A pesar de ti, de mí y del mundo que se desquebraja, yo te amo”

-Lo que el Viento se Llevó (Margareth Mitchell)-

 

“La alegría causa a veces un efecto extraño; oprime al corazón casi tanto como el dolor”

-El Conde de Montecristo (Alejandro Dumas)-

 

“De pronto se deslizó por el pasillo, al pasar por mi lado sus sorprendentes pupilas de oro se detuvieron un instante en las mías. Debí morir un poco. No podía respirar y se me detuvo el pulso”

-La Casa de los Espíritus (Isabel Allende)-

 

“El hombre llega mucho más lejos para evitar lo que teme que para alcanzar lo que desea”

-El Código da Vinci (Dan Brown)-

Gafas encima de un libro de lectura

 

Hasta aquí llegan las mejores frases de los libros más conocidos y leídos de toda la historia. ¿Con cuál de ellas te quedarías? ¿Qué frases de los libros más leídos añadirías más?