5 curiosidades sobre la personalidad

La personalidad ha sido una de las dimensiones más estudiadas. Los debates que han inspirado los descubrimientos que hemos hecho en este campo han sido muchos, al igual que las curiosidades... ¡Que también hemos encontrado unas cuantas!
5 curiosidades sobre la personalidad
María Vélez

Escrito y verificado por la psicóloga María Vélez.

Última actualización: 02 agosto, 2022

La personalidad es un constructo psicológico complejo que sigue alimentando una buena cantidad de debates e investigaciones. Fuera del mundo clínico o académico, las personas también desean comprender los engranajes que explican nuestra forma de actuar y sentir. Es por ello que, en el campo de la psicología, la personalidad es uno de los temas que más curiosidades despierta.

Planteando una definición sencilla, podríamos decir que engloba al conjunto de actitudes, pensamientos y sentimientos recurrentes en una persona, y que motivan y caracterizan su forma de actuar.

A continuación, profundizamos más en este concepto contándote cinco curiosidades sobre la personalidad poco conocidas.

1. Está relacionada con la forma de tu cerebro

Si algo nos inquieta cuando hablamos de la personalidad es cómo se determina esta. Bien es sabido que se da como resultado de numerosos factores, entre ellos los modelos sociales con los que se ha contado, experiencias sociales vividas o factores genéticos. Pero, ¿cómo se refleja esto en nuestra configuración personal? ¿Hay sustratos cerebrales relacionados con nuestra forma de ser?

Recientemente, un grupo de investigadores ha llevado a cabo un estudio internacional con más de 1000 personas para responder a esa pregunta. En él han analizado las características de la corteza cerebral en distintas regiones (espesor, tamaño y plasticidad) y su relación con cinco rasgos de la personalidad.

Los resultados han llevado a concluir que dichas características están relacionadas. Concretamente, observaron que mayores niveles de neuroticismo estaban asociadas con un mayor espesor de la corteza prefrontal y temporal, mientras que su tamaño y plasticidad eran menores.

Por otro lado, también encontraron que las personas más creativas y curiosas presentaban una corteza prefrontal menos espesa, pero más extensa y plástica.

Cerebro iluminado de azul
El tamaño, la plasticidad y el espesor de la corteza prefrontal varía de una personalidad a otra.

2. Se consolida sobre los 30 años

Una de las mayores curiosidades sobre la personalidad es si esta permanece estable a lo largo del tiempo o si es cambiante. De hecho, muchas personas piensan que “la gente no cambia” y que la manera en la que te comportas hoy será similar en el futuro. En cambio, también se habla de cómo ciertas personas cambian radicalmente en unos años.

Las evidencias científicas han apoyado ambos planteamientos. Al parecer, una vez construida la personalidad, se puede hablar de una gran estabilidad a lo largo de los años en los rasgos básicos que caracterizan a una persona. Sin embargo, con la edad se van mostrando variaciones en la cantidad o intensidad de indicadores de un determinado rasgo. Un ejemplo de ello es que cada vez se muestra menos apertura mental y un comportamiento más responsable.

Con esta situación, también se ha intentado dilucidar si hay un momento en el ciclo vital donde ya se pueda considerar que la personalidad está consolidada, formada y es coherente. Así, los expertos han llegado a la conclusión de que, en general, a partir de los 30 años, los cambios de personalidad que se pueden encontrar son sutiles y poco significativos.

3. Un 50 % se debe a la genética

Cuando Jaenette cantaba “yo soy rebelde porque el mundo me ha hecho así” estaba pasando por alto la relevancia que tienen otros factores en el desarrollo de la personalidad. Y es que décadas de investigación han servido para afirmar que una buena parte de la personalidad depende de su herencia genética.

Ahora podemos saber que el coeficiente de heredabilidad de la personalidad se sitúa entre un 40-60 % para los cinco grandes rasgos de la personalidad. Mientras que los factores ambientales no compartidos aportan el resto y los compartidos tienen un efecto nulo o muy bajo. Es decir, la personalidad se puede explicar en un 50 % por la herencia genética y un 50% por las experiencias individuales.

Sin embargo, la edad es un factor a tener en cuenta. Parece ser que la genética proporciona unas bases sobre las que comenzar a desarrollar la personalidad, pero conforme pasan los años, la influencia comienza a ganar terreno.

4. Condiciona tus gustos

Leer tal afirmación puede que no sea sorprendente. Por lógica, nuestra forma de ser condicionará nuestras preferencias y nuestros gustos construyen nuestra personalidad. Sin embargo, el alcance de esta relación sí puede ser cuanto menos curioso, ya que afecta a gustos musicales, alimentarios e incluso a las preferencias políticas.

Por ejemplo, un estudio encontró que las personalidades narcisistas y antisociales muestran preferencia por sabores más amargos, mientras que las personas con mayor agradabilidad tienden a rechazarlo. En cuanto a las preferencias políticas, en otro estudio en Canadá concluyeron que las personas consideradas conservadoras presentan un mayor grado de disciplina, y aquellas consideradas a sí mismas como liberales puntuaron más alto en empatía.

¿Y qué es de los gustos musicales? Pues en una investigación con 36000 personas se observó que personas amantes del Rock/Heavy Metal eran más amables, con mayor creatividad y, a menudo, introvertidas y con baja autoestima. En cambio, quienes disfrutan más del Jazz, Soul y Blues presentan más extroversión, mayor autoestima, así como creatividad, inteligencia y calma.

Hombre escuchando música rock
Las personas que escuchan música rock suelen tener una baja autoestima.

5. También es susceptible a trastornos

La última curiosidad sobre la personalidad quizás no es tanto una curiosidad como un dato poco conocido a pie de calle. Pocas personas conocen que los trastornos de personalidad existen y causan mucho daño a las personas que lo padecen. Resumidamente, consisten en un patrón de pensamientos y comportamientos poco adaptativo, que llevan a problemas para percibir y relacionarse con situaciones y personas, limitando las distintas esferas de la vida.

Estos trastornos se clasifican en 3 grupos en función de la naturaleza de los pensamientos y el comportamiento: excéntricos o extraños, emotivos e impredecibles, o ansiosos y temerosos.

  • Dentro de los primeros se encuentran los trastornos paranoide, esquizoide y esquizotípico de la personalidad.
  • Los trastornos que muestran excesivo dramatismo incluyen los trastornos de personalidad antisocial, trastorno límite de la personalidad, el trastorno histriónico de la personalidad y trastorno narcisista de la personalidad.
  • En el tercer grupo estarían los trastornos de la personalidad por evitación, de personalidad dependiente y de personalidad obsesivo-compulsiva.

Estas han sido solo algunas curiosidades, pero el estudio de la personalidad es un campo de conocimiento tan amplio que no dejamos, ni dejaremos, de conocer nuevos datos sobre él.

Te podría interesar...
¿Qué es la personalidad?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
¿Qué es la personalidad?

La personalidad es un constructo hipotético que inferimos de la conducta de las personas. Conoce qué elementos incluye y cómo se estudia.



    • Owens, M. M., Courtland, S. H., Gray, J. C., Carter, N. T., MacKillop, J., Miller, J. D. & Sweet, L. H. (2019). Cortical morphometry of the five-factor model of personality: findings from the Human Connectome Project full sample. Social Cognitive and Affective Neuroscience, 14(4),  381–395, https://doi.org/10.1093/scan/nsz017
    • Bermúdez Moreno, J., Pérez-García, A. M., Ruiz Caballero, J. A., Sanjuán Suárez, P. & Rueda Laffond, B. (2011). Psicología de la personalidad. Universidad Nacional de Educación a Distancia.
    • Sagioglou, C. & Greitmeyer, T. (2016). Individual differences in bitter taste preferences are associated with antisocial personality traits. Apetite, 96, 299-308. https://doi.org/10.1016/j.appet.2015.09.031
    • Hirsh, J. B. , Deyoung, C. G., Xiaowen, X., Peterson, J.B. (2010). Compassionate liberals and polite conservatives: associations of agreeableness with political ideology and moral values. Personality and Social Psychology Bulletin, 36(5), 655-664. https://doi.org/10.1177/0146167210366854
    • North, A. C. (2010). Individual Differences in Musical Taste. The American Journal of Psychology, 123(2), 199–208. https://doi.org/10.5406/amerjpsyc.123.2.0199