Diferencias entre alzhéimer y demencia

Las diferencias entre alzhéimer y demencia son algo difíciles de comprender sobre el papel, pero aquí lo tienes escrito de una forma clara y concisa.
Diferencias entre alzhéimer y demencia
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 11 septiembre, 2021.

Última actualización: 11 septiembre, 2021

Es evidente que con la edad disminuyen las capacidades cognitivas. En los últimos años, ha ido creciendo el conocimiento popular acerca de este proceso y de las enfermedades asociadas. Sin embargo, el diagnóstico sigue siendo complicado, pues resulta difícil diferenciar entre alzhéimer y demencia, además de los otros trastornos que existen.

Para muchas familias resulta complicado saber diferenciar las señales propias del envejecimiento de las de las etapas tempranas de una enfermedad neurodegenerativa. Eso ocasiona que muchas veces las demencias puedan avanzar hasta un punto que perjudica seriamente la vida del paciente.

Por eso, en este artículo puedes encontrar la diferencia entre las dos dolencias que más preocupan a las familias: la enfermedad de Alzheimer y la demencia. No te lo pierdas.

¿Qué es el alzhéimer?

El alzhéimer y la demencia se diferencian clínicamente

La enfermedad de Alzheimer es un trastorno cerebral degenerativo que altera el funcionamiento de las neuronas. Afecta principalmente al neurocórtex produciendo muerte celular, pero en etapas avanzadas profundiza hacia áreas internas del cerebro.

Durante muchos años permanece asintomática, pues el poder de plasticidad y compensación del cerebro va solventando la pérdida de funciones. Cuando ya no puede “ocultarlo” más, comienzan los signos de deterioro cognitivo y pérdida de memoria, pudiendo avanzar hasta provocar la muerte de la persona.

Los nuevos estudios de los biomarcadores del alzhéimer permiten detectar esta enfermedad de forma precoz, antes incluso de que produzca síntomas. Es especialmente útil para las personas que tienen antecedentes en su familia. Los biomarcadores de esta enfermedad son los siguientes:

  • Los niveles de proteínas beta-amiloide y tau en el líquido cefalorraquídeo, que se analizan extrayéndose mediante una punción lumbar.
  • La detección de la acumulación de esas proteínas en el cerebro mediante tomografía por emisión de positrones (PET).
  • Estudios de imagen estructural o funcional del cerebro y sus regiones a través de tecnologías de resonancia magnética y de tomografía por emisión de positrones con un trazador de glucosa.

¿Qué es la demencia?

Por su parte, la demencia se trata de un conjunto de síntomas asociados a las capacidades de pensar, razonar y recordar que provocan dificultades en el desempeño normal de la vida del paciente. No se trata de una enfermedad, pero puede ser causa de una.

El DSM-V (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) cambió el nombre de “demencia” por el de “trastorno neurocognitivo mayor”, además de agregar una nueva categoría menos grave de dificultad cognitiva, llamada trastorno neurocognitivo leve. Este trastorno se diagnostica cuando la alteración de una sola capacidad cognitiva es lo suficientemente grave como para interferir con la independencia.

Además, esta alteración no puede haber sido causada por el uso de drogas, el delirio u otras afecciones.

Las habilidades cognitivas que se evalúan para este diagnóstico son las siguientes:

  • Atención compleja.
  • Expresión y comprensión del lenguaje.
  • Función ejecutiva: planificar, organizar, recordar cosas, priorizar o prestar atención a las tareas.
  • Función perceptiva-motora: percepción visual de las relaciones espaciales entre los objetos.
  • Aprendizaje y memoria.
  • Cognición social.

Diferencias entre alzhéimer y demencia

El alzhéimer y la demencia tienen ciertas similitudes

Ahora que conoces cada afección un poco más en profundidad, verás que hay grandes semejanzas entre ellas, como la pérdida de memoria y el deterioro de las funciones cognitivas superiores. Sin embargo, sus diferencias son sustanciales y, una vez hechas las pruebas diagnósticas pertinentes, el tratamiento será distinto.

Las principales diferencias entre alzhéimer y demencia son las siguientes:

  • El alzhéimer es una enfermedad, pero la demencia es un síndrome, es decir, un conjunto de síntomas.
  • La demencia deteriora las funciones cognitivas, pero no es degenerativa, pues eso corre a cargo de la enfermedad que pudiera estar provocándola.
  • La demencia no es causa directa de fallecimiento, pero el alzhéimer sí.
  • Los síntomas de ambas siguen cursos diferentes: mientras que en el alzhéimer comienza con pequeñas pérdidas de memoria y se van sumando síntomas a medida que avanza, en la demencia varían los síntomas iniciales dependiendo la enfermedad que la provoque.
  • La demencia no es heredable -si bien hay evidencia de que tener familiares con la condición puede aumentar el riesgo de sufrirla-. El alzhéimer sí tiene un vínculo genético claro, pues alguien con un padre o hermano con alzhéimer tendrá un riesgo ligeramente mayor de padecerla.

Se calcula que una de cada de 10 personas mayores de 65 años padece algún tipo de demencia y, aproximadamente, un 75 % de estos casos es debida a la enfermedad de Alzheimer. Aunque los estudios y la medicina siguen avanzando, aún no existe cura para estas dolencias y tan solo se puede retrasar su avance.

Te podría interesar...
Alois Alzheimer, el hombre que entendió el olvido
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Alois Alzheimer, el hombre que entendió el olvido

Alois Alzhéimer fue un psiquiatra y neurólogo alemán que descubrió la patología que lleva su apellido, lo cual se convirtió en un gran hallazgo par...



  • García-Ribas, G., Moreno, L. S., & García Caldentey, J. (2014). Biomarcadores en la enfermedad de Alzheimer. Rev Neurología58(7), 308-17.
  • Morrison, J. (2015). DSM-5® Guía para el diagnóstico clínico. Editorial El Manual Moderno.
  • Mateu, K. A., Guzmán, M. D. L. Á. A., & Jiménez, L. F. H. (2014). Función ejecutiva en adultos mayores con patologías asociadas a la evolución del deterioro cognitivo. Neuropsicologia Latinoamericana6(2).https://www.neuropsicolatina.org/index.php/Neuropsicologia_Latinoamericana/article/view/180