El mindfulness y cómo ha cambiado los espacios de trabajo

Raquel Lemos Rodríguez·
24 Febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas al
24 Febrero, 2020
Las pausas forman parte del engranaje de una empresa. Pero ¿y si se aprovechasen para practicar mindfulness? Algunas empresas ya han empezado a integrar esta práctica y a comprobar sus beneficios.

Las actividades de gran responsabilidad, los conflictos con los compañeros o el ritmo de trabajo acelerado son algunos ejemplos de lo que puede causar estrés dentro del ámbito laboral. Por eso, algunas compañías han empezado a pensar qué soluciones se pueden introducir en los espacios de trabajo para que no mermen la productividad y el bienestar de los trabajadores.

Reducir la ansiedad, las preocupaciones y las distracciones en el trabajo es fundamental. La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) define lo que es un entorno laboral saludable de la siguiente manera: “aquel en el que los trabajadores y jefes colaboran en un proceso de mejora continua para promover y proteger la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores“.

Con estas expectativas, son varios los estudios que han analizado la manera en la que la práctica del mindfulness puede conseguir cambios significativos en los espacios de trabajo. Así, nos preguntamos, ¿de qué forma se puede implantar? y ¿cuáles son las ventajas que puede tener para una empresa?

Mujer meditando en el trabajo

Practicar mindfulness reduce las bajas laborales

El principal beneficio del mindfulness es que reduce las bajas laborales. Al menos, así lo indica un artículo de La Vanguardia que comparte que marcas tan conocidas como Google, Apple, Repsol o LinkedIn han empezado a introducir esta práctica en sus espacios de trabajo logrando que las bajas debido al estrés, ansiedad o depresión se reduzcan hasta un 78%.

Sin embargo, existen muchos beneficios más. El aumento de la confianza en uno mismo que favorecerá que los trabajadores sean más proactivos, la mejora de la concentración y reducción de las distracciones, obtener mayor agilidad y claridad mental si el trabajo es creativo… Todo estas son ventajas que el mindfulness tiene en los espacios de trabajo.

Si las empresas con más renombre han confiado en el mindfulness para mejorar el bienestar de sus trabajadores, quizás no sea una idea tan descabellada que todas las organizaciones empiecen a implantarlo. Aunque la duda surge en el momento de llevar esto a cabo. ¿De qué manera se puede integrar el mindfulness en los espacios de trabajo?

Los espacios de trabajo que integran el mindfulness no solo reducen las bajas labores, sino que consiguen atraer y retener el talento.

Aumenta la productividad en los espacios de trabajo

Cuando el mindfulness se introduce en los espacios de trabajo, al mismo tiempo que se reducen las bajas laborales, la energía y la productividad aumentan. Sin embargo, para que esto suceda, es necesario que esta práctica se realice con frecuencia. En el mismo sentido, algunas estrategias a implementar serían:

  • Practicar mindfulness antes del trabajo: durante el trayecto entre la casa y la empresa, los trabajadores pueden concentrarse en su respiración y sus movimientos. No pensarán en el trabajo que tienen pendiente, sino que se centrarán en el momento presente. Así, evitarán iniciar el día con estrés y estarán más preparados para afrontar las tareas.
  • Aprovechar las pausas: tanto si se va a tomar un café, salir a respirar aire fresco o quedarse en la silla de la oficina es beneficioso practicar mindfulness. Centrarse en el sabor del café o de la comida (si es el descanso para comer) o dar un breve paseo ayudarán a liberar el estrés y continuar con la jornada laboral con una mayor claridad mental.
  • Asistir a las dinámicas de grupo: las empresas pueden crear dinámicas de grupo en las pausas o después del trabajo para que los trabajadores aprendan sobre el mindfulness, compartan sus experiencias y los cambios que están experimentando.
  • Mindfulness después del trabajo: para evitar llevarse las preocupaciones a casa, los trabajadores pueden practicar mindfulness una vez finalicen su jornada laboral. Pueden hacer una especie de ritual en la que con solo 3 minutos concentrándose en el momento presente, una vez dejen su puesto, no volverán a pensar en el trabajo hasta volver al día siguiente.
Hombre haciendo mindfulness en el trabajo

Estas son solo algunas de las formas en las que el mindfulness puede integrarse en los espacios de trabajo. Ya son varias las empresas que lo han incluido, siendo unas precursoras y constituyéndose como ejemplo de sus beneficios. Se pueden aprovechar las zonas de descanso. Música suave, mobiliario que favorezca la relajación, incluso se pueden colocar zafús para quienes deseen meditar.

¿En tu trabajo se practica mindfulness? ¿Sueles aprovechar las pausas del trabajo para concentrarte en el momento presente? Hoy en día, son muchas las personas que han hecho de esta práctica un estilo de vida. Por eso, la utilizan allá donde van. Un indispensable para reducir el estrés y mejorar el bienestar no solo en el trabajo, sino en todos los ámbitos de la vida.

  • Álvarez Blesa, M. (2016). Mindfulness en las empresas: un estudio de caso en Google.
  • Chacate, D., Elena, J., Linares Sabrera, Y. A., Ruiz López, K., & Suárez de Freitas Chávez, G. (2017). Beneficios en la aplicación de la técnica Mindfulness en un grupo de empresas privadas de la ciudad de Lima.
  • Glomb, T. M., Duffy, M. K., Bono, J. E., & Yang, T. (2011). Mindfulness at work. Research in personnel and human resources management30(1), 115-157.
  • Hilton, L. G., Marshall, N. J., Motala, A., Taylor, S. L., Miake-Lye, I. M., Baxi, S., ... & Hempel, S. (2019). Mindfulness meditation for workplace wellness: An evidence map. Work, (Preprint), 1-14.