Las 73 mejores frases de Irvin Yalom

Irvin Yalom es un reputado catedrático en Psiquiatría que ha proporcionado una base sólida a la psicoterapia existencial. Si quieres conocerlo un poco más, esta selección de frases te ayudará.
Las 73 mejores frases de Irvin Yalom
Gema Sánchez Cuevas

Revisado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas.

Última actualización: 07 julio, 2022

Irvin Yalom (1931) es un reputado psiquiatra existencial estadounidense. Sus investigaciones sobre psiquiatría se complementan con sus libros de ficción y no ficción, consolidándose como uno de los autores más populares de las últimas décadas.

Como psiquiatra existencial, se ha especializado en diferentes tópicos, aunque destacan sus trabajos en relación con la muerte. También ha profundizado sobre la divulgación de su profesión, de manera que, algunas de las frases de Irvin Yalom que recopilamos, se entienden en cuanto a la relación médico y paciente, o en todo caso operan como consejos para los psiquiatras.

Las mejores frases de Irvin Yalom

Irvin Yalom cuenta con una docena de ensayos, novelas y cuentos. Entre sus ensayos destacamos Teoría y práctica de la psicoterapia de grupo (1970), Psicoterapia existencial (1980) y Psicoterapia grupal para pacientes hospitalizados (1983).

De sus obras ficcionales, destacamos Cada día se acerca un poco (1974), El día que Nietzsche lloró (1992) y La cura de Schopenhauer (2005). Te dejamos con las mejores frases de Irvin Yalom.

1. “Cada persona debe elegir cuánta verdad puede soportar”.

Porque no todas las personas toleran el mismo grado de verdad. La honestidad es un valor que se aprecia en la sociedad, pero que cuando se manifiesta por completo puede llegar a desagradar.

2. “La vida es una chispa entre dos vacíos idénticos, la oscuridad antes del nacimiento y la oscuridad después de la muerte”.

Una chispa que se siente como un largo recorrido, pero que cuando se está en las horas postreras a la vida, se siente solo como un abrir y cerrar de ojos.

3. “Amar significa estar activamente preocupado por la vida y el crecimiento del otro”.

No se puede entender el amor si no se hace desde estas coordenadas.

Pareja abrazándose
Verdugo del amor. Historias de psicoterapia (1989) es el primer libro que catapultó a la fama a Irvin Yalom.

4. “El matrimonio y su séquito de posesión y celos esclavizan al espíritu”.

Hay muchas frases de Irvin Yalom en relación con el matrimonio, pero esta es una de las más populares.

5. “Es más fácil, mucho más fácil, obedecer a otro que mandarse a uno mismo”.

En parte porque a veces no se tiene la disposición, el coraje o los medios para ejercer la propia voluntad.

6. “Cuidar de otro individuo significa conocer y experimentar al otro lo más plenamente posible”.

Solo quienes han tenido la oportunidad de cuidar a alguien durante un tiempo pueden entender estas palabras.

7. “Para construir niños, primero debes ser construido tú mismo. De lo contrario buscarás hijos por necesidades animales, o por soledad, o para remendar los agujeros en ti mismo”.

Muchas frases de Irvin Yalom nos advierten del sentido de la paternidad. En definitiva, la paternidad demanda un compromiso del que muchas personas no son conscientes.

8. “La angustia de la muerte es la madre de todas las religiones que, de una u otra forma, intentan atemperar la angustia de nuestra finitud”.

Como puedes inferir, en nuestra lista incluimos varias frases de Irvin Yalom sobre la muerte. No podríamos esperar menos de un psiquiatra existencial.

9. “Todas las acciones son autodirigidas, todo servicio es egoísta, todo amor es egoísta”.

Algo que solo se puede descubrir cuando se hace una reflexión profunda y objetiva de las propias acciones.

10. “El dolor está ahí, cuando le cierras una puerta, llama para entrar por otra parte”.

De manera que reprimir un dolor no hace que este desaparezca. Al contrario, muchas veces hace que se acreciente, hasta que, en algún punto, termina estallando de forma inesperada.

11. “Si uno no vive en el momento adecuado, entonces nunca podrá morir en el momento adecuado”.

Quienes temen patológicamente a la muerte pueden perderse la experiencia de vivir. Esto debido a que se enfocan más en temer a las horas postreras que en disfrutar el presente.

12. “El amor maduro es amar, no ser amado”.

Ciertamente, el verdadero amor consiste más en dar que recibir.

13. “Debería haberme convertido en un yo antes de haberme convertido en un nosotros“.

Porque antes del nosotros siempre está el yo. Una de las frases de Irvin Yalom que se entienden en el contexto de las relaciones de pareja.

14. “Cuanto menos vivida sea tu vida, mayor será tu ansiedad ante la muerte. Cuanto más falles en experimentar tu vida plenamente, más temerás a la muerte”.

En estas palabras tienes el camino de cómo empezar a aprovechar tu vida. El miedo a la muerte no es más que un obstáculo que te impide vivir.

15. “La vida es una cosa miserable. He decido pasar mi vida pensando en ello”.

Una sentencia con la que casi todos los pensadores existencialistas se han sentido identificados.

16. “Tarde o temprano ella tuvo que renunciar a la esperanza de un pasado mejor”.

De hecho, todas las personas deben renunciar a la esperanza de un pasado mejor. El pasado es lo que es y no se puede cambiar. Lo que hay que hacer es concentrarse en el presente y el futuro.

17. “El espíritu de un hombre se construye a partir de sus elecciones”.

Son las elecciones las que conforman la vida de una persona.

18. “Sueño con un amor que es más que dos personas anhelando poseerse mutuamente”.

Esta y otras frases de Irvin Yalom sobre el amor nos dan una idea de qué piensa el psiquiatra al respecto de ese sentimiento universal.

19. “Está mal tener hijos por necesidad, está mal usar a un niño para aliviar la soledad, está mal proporcionar un propósito en la vida reproduciendo otra copia de uno mismo”.

De nuevo nos topamos con otra de las frases de Irvin Yalom sobre la paternidad. Palabras en las que toda persona que desea tener un hijo debería reflexionar.

20. “Si subimos lo suficientemente alto alcanzaremos una altura desde la cual la tragedia dejará de parecer trágica”.

Una tragedia puede cambiar cuando optamos por mirarla desde otra perspectiva.

21. “Solo el sanador herido puede sanar de verdad”.

Una idea que también aplica para otras circunstancias de la vida: solo un filósofo puede enseñar de filosofía o solo quien ha tenido un hijo puede enseñar de principios de maternidad o paternidad.

22. “La desesperación es el precio que uno paga por la autoconciencia. Mira profundamente en la vida y siempre encontrarás desesperación”.

Como veremos en otras frases de Irvin Yalom, el autor se ha preocupado especialmente por la autoconciencia. A pesar de las ventajas que esta acarrea para el hombre, no está exenta de varios efectos contraproducentes.

23. “Algún día cercano, tal vez dentro de cuarenta años, no habrá nadie vivo que me haya conocido. Ahí es cuando estaré realmente muerto, cuando no exista en la memoria de nadie”.

Piensa que, el recuerdo de quién eras, desaparecerá el día en que muera la última persona que haya interactuado contigo de manera estrecha.

24. “El amor es una forma de ser, un dar, no un enamorarse, un modo de relacionarse en general, no un acto limitado a una sola persona”.

Porque el amor no es un sentimiento que solo manifestamos hacia una pareja, sino hacia todos con quienes nos relacionamos.

25. “Hay fronteras y hay fronteras. Las etiquetas hacen violentas a las personas”.

Además de que las etiquetas pueden limitarte e impedirte salir de una caja de estereotipos.

26. “Una cosa que tengo clara es que es importante no dejar que tu vida te viva”.

Al contrario, debes ser tú quién coja las riendas e impedir que estén en la mano de la fortuna.

27. “La muerte pierde su terror cuando uno muere, cuando ha consumado su vida”.

En estos contextos no hay un espacio para guardarle recelo o miedo.

28. “Disecciona tus motivos con mayor profundidad. Descubrirás que nadie nunca ha hecho nada enteramente por los demás”.

Porque toda acción que haces guarda algún nivel de interés con el que te beneficias a ti mismo.

29. “¿No es la tarea de un buen padre permitir que sus hijos se vayan de casa?”.

Es la tarea de todos los padres, de manera que no se deberían poner mayores obstáculos cuando este momento se avecina.

30. “No tomar posesión de tu proyecto de vida es dejar que tu existencia sea un accidente”.

Y tal y como hemos visto en otras frases de Irvin Yalom, es algo que a menudo deriva en el miedo a la muerte.

31. “Debo evitar ser uno de esos que se llaman buenos porque no tienen garras”.

Todos tenemos garras, pero esto no implica que las debamos usar.

32. “Más enamorado del deseo que de lo deseado”.

Otra de las frases cortas de Irvin Yalom sobre el amor.

33. “En la medida en que uno es responsable de su vida, uno está solo”.

Porque hasta entonces compartes la responsabilidad con los demás: tu madre, tu padre, tus hermanos, tu pareja, amigos y demás.

34. “Uno se convierte en el padre de sí mismo o sigue siendo el hijo eterno”.

¿Qué opción elijes para tu vida?

35. “Ahora creo que los miedos no nacen de la oscuridad; más bien, los miedos son como las estrellas: siempre ahí, pero oscurecidos por el resplandor de la luz del día”.

Todos tenemos miedos, solo que muchos no han escarbado lo suficiente para hallar los suyos propios.

36. “Debes estar listo para quemarte en tu propia llama. ¿Cómo podrías volverte nuevo si antes no te hubieras convertido en cenizas”.

Una de las frases cortas de Irvin Yalom, útiles desde el prisma del desarrollo personal y las etapas de cambio.

37. “Ya sea que viva mucho o poco tiempo, estoy vivo ahora, en este momento”.

Y ya sea que vivas mucho o poco tiempo, en la medida en que aproveches y disfrutes la vida, será el tiempo suficiente.

Mujer mirando al mar
En 2014, Sabine Gigiser realizó La cura de Yalom, un documental sobre la vida de Irvin Yalom.

38. “Si no podemos abrazar nuestra propia soledad, simplemente usaremos al otro como escudo contra el aislamiento”.

Algo que sucede con más frecuencia de lo que imaginamos, en especial en las relaciones de pareja.

39. “La obsesión por el amor a menudo sirve como una distracción, evitando que la mirada del individuo tenga pensamientos más dolorosos”.

Palabras que complementan la idea anterior. Muchas veces el amor y las relaciones de cualquier tipo sirven como un distractor de los gritos que ignoramos por dentro.

40. “Los terapeutas tienen una doble función: deben observar y participar en la vida de sus pacientes”.

Como te comentamos al inicio de las frases de Irvin Yalom, el psiquiatra incursionó en la divulgación de cómo mejorar la profesión para todos aquellos que se interesan en ella.

41. “La autoconciencia es un don supremo, un tesoro tan precioso como la vida”.

Aunque para alcanzarla debas atravesar un campo de espinas y la cima no siempre esté tan despejada como esperabas.

42. “Recurrencia eterna significa que cada vez que elijes una acción debes estar dispuesto a vivirla por toda la eternidad”.

En parte porque esta elección está mediada por tus valores y principios.

43. “Florezco por mi propio bien, porque me agrada, y no por el bien de los demás. Mi alegría consiste en mi ser y en mi florecimiento”.

Una metáfora con la cual muchos de nuestros lectores se sentirán identificados.

44. “Mientras haya ignorancia habrá adhesión a la superstición. Disipar la ignorancia es la única solución”.

La superstición solo puede habitar en aquellas personas que le han dado la espalda a la razón.

45. “Creo que, aunque la ilusión a menudo alegra y consuela, al final invariablemente debilita y constriñe el espíritu”.

Porque la ilusión se paga muy caro, más de lo que quienes la hacen parte de su vida imaginan.

46. “El tiempo no se puede romper, esa es nuestra mayor carga. Y nuestro mayor desafío es vivir a pesar de esa carga”.

También vivir sabiendo que moriremos, al igual que quienes nos rodean. No se puede detener el tiempo, tampoco prevenir la muerte al final. Esto es algo que conviene asimilar más temprano que tarde.

47. “Aunque la fiscalía de la muerte nos destruya, la idea de la muerte puede salvarnos”.

Porque nos puede dar ánimo para valorar nuestra vida y la de los demás.

48. “No me gusta trabajar con pacientes enamorados. Tal vez sea por envidia, yo también ansío el encantamiento”.

¿Acaso hay alguien que no desee el encantamiento del amor? ¿Qué hay de ti, querido lector?

49. “El significado de la vida es siempre un fenómeno derivado, que se materializa cuando nos hemos trascendido a nosotros mismos, cuando nos hemos olvidado de nosotros mismos y nos hemos absorbido en alguien o algo fuera de nosotros”.

Solo entonces podemos arañar lo que la vida tiene para decirnos.

50. “Una de las grandes paradojas de la vida es que la autoconciencia genera ansiedad”.

La ansiedad es algo que se manifiesta en muchos procesos de la vida y, tal como hemos apreciado en esta y otras frases de Irvin Yalom, también aparece en el viaje de la autoconciencia.

51. “Quien quiere ser todo no puede ser nada”.

Una premisa básica, pero que abruma y limita a millones de personas en todo el mundo.

52. “Mira por la ventana del otro. Trata de ver el mundo como lo ve tu paciente”.

Solo así podrás conectar verdaderamente con él.

53. “Cada vez que se logra una meta simplemente genera necesidades adicionales”.

Porque a menudo, a esta le sigue el deseo de lograr más y más cosas. Pocas personas pueden conformarse con aquello que han alcanzado en primer lugar.

54. “Cada persona en el mundo está fundamentalmente sola. Es duro, pero así son las cosas y debemos afrontarlo”.

Y esto no implica entregarse a los brazos de la soledad, solo aceptar una realidad.

55. “El camino hacia la decisión puede ser difícil porque conduce al territorio de la finitud y la funda de fundamento, dominios empapados de ansiedad”.

El tener principios y valores claros puede ser de gran ayuda.

56. “Más que a la muerte, uno teme al absoluto aislamiento que la acompaña”.

Porque toda muerte se afronta en solitario.

57. “La muerte sin embargo, pica. Pica todo el tiempo, siempre está con nosotros, arañando alguna puerta interior, zumbando suavemente, apenas audiblemente, justo debajo de la membrana de la conciencia”.

Siempre está ahí, es un fantasma con el cual debes aprender a convivir.

58. “Si cometes un error, admítelo. Cualquier intento de encubrimiento finalmente resultará contraproducente”.

Nadie es inferior por admitir un error; al contrario, pone en evidencia su supremacía frente a quien no lo hace.

59. “Si miramos la vida en sus pequeños detalles, qué ridículo parece todo”.

Al menos en retrospectiva. Todas las frases de Irvin Yalom te invitan a reflexionar.

60. “No es un gran misterio: si nadie escucha es natural gritar”.

¿Será acaso por esto que en la actualidad solo nos comunicamos gritando?

61. “La obsesión es una distracción: te protege de pensar en otra cosa”.

Es un mecanismo que muchas veces nace del deseo patológico de aislarse de algo en específico.

62. “Querer lo que necesito y luego amar lo que se quiere”.

Lee esta frase dos veces y úsala como filosofía de vida.

63. “Deberíamos apreciar las cosas porque son verdaderas, no porque son viejas”.

También por su valor o funcionalidad.

Mano soltando una mariposa

64. “Cuando un hombre es presa de sus emociones no es dueño de sí mismo, sino que está a merced de la fortuna”.

Es por esto que toda persona debe aprender a controlar sus emociones. Quien no lo ha hecho no puede decir que es dueño de su propia vida.

65. “Crearse a uno mismo es un motivo de gran orgullo, pero también genera una sensación de no tener fundamentos”.

El orgullo es una emoción como muchas otras, y no tiene nada de malo sentir orgullo hacia algo que has conseguido con esfuerzo.

66. “Los humanos parecemos ser criaturas en búsqueda de un significado, que han tenido la desgracia de ser arrojadas a un mundo desprovisto de significado intrínseco”.

Quien busca el sentido de la vida jamás lo encontrará. Esto no debe ser un motivo para entregarte a una vida vacía o carente de propósito.

67. “La mayor sabiduría es hacer del disfrute del presente el objeto supremo de la vida, porque esa es la única realidad; todo lo demás es el juego del pensamiento”.

Si algo ha quedado claro con las frases de Irvin Yalom es que debes vivir día a día en el presente, sin temor a la muerte y conociendo tus propias cualidades.

68. “Algunos no pueden aflojar sus propias cadenas, pero pueden liberar a sus amigos”.

Seguro que conoces a una persona que se ajusta de manera perfecta con esta descripción.

69. “El pasado es parte de tu conciencia presente; forma los espectáculos a través de los cuales experimentas el presente”.

Porque eres lo que eres debido a tu pasado. Esto es algo que debes reconocer, mas no usar como un ancla que te lleve a repetir patrones.

70. “Nuestra responsabilidad ante la vida es crear lo superior, no reproducir lo inferior”.

Porque lo inferior siempre está a la par de la mediocridad. No hay nada malo con ella, pero siempre puedes e, incluso debes, esforzarte un poco más en cada cosa que haces.

71. “Cada aliento que respiramos nos protege de la muerte que constantemente nos golpea”.

Cuando empieces a ver cada latido como uno más y no como uno menos, empezarás a apreciar y vivir la vida.

72. “Estoy escuchando. A veces veo mejor con los ojos cerrados”.

Al igual que muchas personas escuchan mejor al aislarse de la fuente de sonido.

73. “No discutas: perderás; y aunque ganes, perderás”.

Finalizamos nuestra lista de frases de Irvin Yalom con esta reflexión en torno a la futilidad del acto de discutir.

Quizás nuestras frases de Irvin Yalom te han abierto el apetito por devorar la obra de este psiquiatra existencial. No dejes de acercarte a ella y prestar atención a las ideas que expone a través de su ágil argumentación.

Te podría interesar...
5 frases de Edmund Burke
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
5 frases de Edmund Burke

Las frases de Edmund Burke son afirmaciones llenas de sabiduría, que se enfocan en fijar el nexo que debe haber entre ética y política.



  • Yalom, I. D. The gift of therapy: An open letter to a new generation of therapists and their patients. 2002.
  • Yalom, I. D. Staring at the sun: Overcoming the terror of death. The Humanistic Psychologist. 2008; 36(3-4): 283-297.