Good morning, Vietnam - La Mente es Maravillosa

Good morning, Vietnam

Carlos Rodríguez López 19 marzo, 2015 en Cine, series y psicología 2 compartidos
Good morning, Vietnam

Saigon, 1965. El locutor Cronauer es reclutado por las Fuerzas Armadas de Norteamericana para ocupar un puesto en la emisora militar. Cronauer, acostumbrado al relajado estilo de vida de su último destino, Creta, debe enfrentarse en Vietnam a las estrictas normas del Sargento Mayor Philip Dickerson. El humor y el estilo políticamente incorrecto del presentador radiofónico le granjearán enemigos en el alto mando, pero se ganará la simpatía y el respeto de los soldados de la base. Así empieza Good Morning, Vietnam.

Good Morning, Vietnam es una película dirigida por Barry Levinson (“Sleepers”, “Rain Man”, “La cortina de humo”). Fue estrenada en 1987 y supuso un gran éxito tanto de crítica como de público. El film supuso, ante todo, la eclosión de Robin Williams, quien ganó el Globo de Oro al Mejor Actor de Comedia y fue nominado al Oscar como Mejor Actor.

El largometraje parte con un objetivo claro: nuestra existencia será mejor si somos tolerantes y si dejamos que el humor esté más presente en nuestras vidas. El personaje protagonista, Cronauer, hace las veces de, llamémoslo así, “conciencia”. Robin Williams encarna a un mártir moderno que está dispuesto a sacrificar su carrera profesional por enaltecer la sinceridad y el humor.

La actitud positiva y el humor: dos ingredientes fundamentales para gozar de una óptima salud tanto psíquica como mental

¿Hasta qué punto es importante que pongamos un poco de humor en nuestro día a día? Pues la respuesta es sencilla: el sentido del humor es clave. El humor es fundamental para hacer más llevadera la realidad a la que nos tenemos que enfrentar cada vez que nos levantamos por la mañana. Si observamos todo lo que nos ocurre desde la comicidad, otorgándole a los hechos cierta jovialidad, nuestra perspectiva de futuro mejorará.

Si tenemos la predisposición de reírnos de nosotros mismos, seremos más felices o, al menos, será más fácil que consigamos estar de mejor ánimo. El mero hecho de tomar perspectiva de cualquier acción, y de ponernos a nosotros mismos como objetivo de las críticas, anticipándonos a las de los demás, es una pista significativa de que poseemos cierta clase de inteligencia.

Otro de los temas que aborda “Good Morning, Vietnam” es el de la integridad. Cronauer es apartado de su puesto como locutor, entre otras razones, porque intenta contar la verdad de lo que ocurre en Saigón, durante el conflicto militar entre Vietnam y los EE.UU.

“En contraste con sus aburridos antecesores, Cronauer es pura dinamita: sus comentarios irreverentes, tacos, improperios y sus críticas al vicepresidente le hacen ganarse el aprecio de las tropas”.
Compartir

Cronauer asiste a la barbarie de la guerra, en pleno centro de la ciudad, y decide redactar una noticia con su puño y letra. Se le advierte que no se puede leer una noticia sin que pase por un filtro pero, pese a todo, el presentador decide saltarse la reglas y contar los hechos de forma verídica.

La predisposición positiva

La predisposición es indispensable si queremos que nuestra vida, y la de los que nos rodean, sea plena. Nos referimos, claro, a la predisposición positiva. Ser positivo es mejor que ser negativo. El optimista, por lo general, está por encima del pesimista.

No debemos olvidar la siguiente enseñanza que nos transmite Good morning, Vietnam: hay que partir de la realidad, y estar lo más sujetos posible a la misma. Pero, una vez establecida esta “marca”, se puede afrontar lo que acontece a nuestro alrededor desde una actitud algo ilusoria. Ésta es una reacción más que lícita.

Tener ilusión y apostar por lo fantasioso no es malo. Si utilizamos lo irreal con destreza y responsabilidad, los resultados pueden ser muy beneficiosos para nosotros; hablamos de utilizar la imaginación para que nuestro ánimo y nuestro físico gocen de una salud física y psíquica a prueba de bombas. Esto es lo que quería transmitirnos Good morning, Vietnam.

Carlos Rodríguez López

Ver perfil »
Te puede gustar