La importancia de la persistencia para alcanzar el éxito - La Mente es Maravillosa

La importancia de la persistencia para alcanzar el éxito

Eva Maria Rodríguez 14 agosto, 2018 en Desarrollo personal 0 compartidos
Hombre en la cima de la montaña para representar el logro de alcanzar el éxito

No importa lo que hagas en tu vida, ya que por norma general habrá momentos en que las cosas no salgan según lo planeado, momentos en que todo parece estar funcionando en tu contra y momentos en los que fallas. En momentos como estos tienes ganas de darte por vencido, de abandonar tu lucha por alcanzar el éxito. Pero, ya lo dijo Benjamin Franklin, “la energía y la persistencia conquistan todas las cosas”. 

La persistencia es un rasgo muy importante para desarrollar en la vida, porque está íntimamente relacionada con el propio desarrollo personal y la superación. Solo mejorarás al fallar, cuando eres capaz de aprender de esas experiencias y seguir adelante, teniendo la suficiente persistencia o determinación de seguir y no darse por vencido.

Sin persistencia, tu capacidad de crecer y desarrollarte como persona estará severamente restringida, y también será la cantidad de éxito, riqueza y felicidad que podrás lograr.

Muchos piensan que tener talento o una gran formación es garantía para alcanzar el éxito. Pero talento y conocimientos sirven de poco, si no se es persistente. No hay duda de que el trabajo duro supera al talento. No importa cuáles sean tus capacidades, lo que importa es cómo te desempeñas. Al final, lo que realmente cuenta son los resultados.

“Nada en este mundo puede tomar el lugar de la persistencia. El talento no lo hará; no hay nada más común que hombres talentosos pero sin éxito. La sabiduría no lo hará; la sabiduría sin recompensa es casi tan común como un proverbio. La educación no lo hará; el mundo está lleno de vagabundos con educación. La persistencia y la determinación son omnipotentes”.

-Calvin Coolidge-

La importancia de la persistencia: acciones para alcanzar el éxito

En 2013, Alden Mills, el excomandante de pelotón de los Navy Seal, actualmente empresario de éxito, además de autor y orador, publicó Sé imparable. La importancia de la persistencia para alcanzar el éxito, un libro de motivación, superación y liderazgo en el que Mills cuenta cómo superó su asma para convertirse en soldado de élite.

Alden Mills

Alden Mills

El libro, escrito en gran parte en forma de alegoría, cuenta la historia de un capitán de barco joven e inexperto que descubre los secretos del éxito en la vida de un capitán experimentado. El joven patrón se encuentra con un capitán experimentado que termina por entrenarlo de manera sorprendente, lo que coloca al patrón en un nuevo rumbo lleno de nuevos sueños y ambiciones.

En Sé imparable Mills plantea ocho acciones comprobadas para superar los malos hábitos, lograr los objetivos y así alcanzar el éxito. Son las siguientes:

Acción 1: Entiende el por qué

Dice Mills que vencer el asma, convertirse en un Navy Seal y crear una empresa eran sus objetivos personales. “Aunque cada uno de ellos era diferente, las acciones fundamentales que se necesitaban para conseguirlos eran exactamente las mismas. Todas comenzaban con una comprensión clara de lo que quería conseguir y por qué”. 

Dice Mills que todo empieza al comprender tus razones, es decir, los motivos que tienes para perseguir tu sueño. Cuando conoces la razón que existe tras tu objetivo, consigues el combustible que te mantendrá caminando, incluso cuando la gente te anima a que abandones.

“Tu porqué te dará el poder para alejar a los demonios de la duda que inevitablemente invadirán tu mente […] Comprender tu porqué es un motor de perseverancia: te mantiene caminando incluso cuando piensas que no puedes hacerlo. Es así de importante. ¡Descubre cuál es tu porqué antes de empezar el camino!”.

-Alden Mills-

 Acción 2: Planifica en 3D

“No planificar es planificar un fracaso”, dice Mills. Y dice también: “Planificar no es más que prepararse y, cuanto más te preparas, más posibilidades tienes de éxito”. La planificación es una acción de gran importancia para Mills. Para él toda planificación debe realizarse en tres dimensiones, no con la intención de crear un plan perfecto, sino de diseñar un plan que te lleve al éxito, sin importar los obstáculos que haya en el camino. Estas tres dimensiones son:

  • Defínelo: Concreta tu objetivo. Qué esperas conseguir y cuándo.
  • Divídelo: Crea un plan de actuación, dividiendo el plan en pequeños pasos que puedan ir acercándote a tu meta día a día.
  • Desarróllalo a diario: Pregúntate cada mañana qué acción puedes desarrollar hoy para acercarte a tu meta.
La planificación en tres dimensiones (definir, dividir y desarrollar) es una acción de gran importancia para alcanzar el éxito según Mills.
Compartir

Acción 3: Entrena para emprender

Mills aboga por el entrenamiento como la mejor forma de alcanzar el éxito y tus objetivos en la vida. Treinta minutos de ejercicio al día pueden llegar a ser tu arma secreta para hacer realidad tus sueños, dice Mills. No se trata solo de hacer ejercicio. Pero es una acción importante. Dice Mills que sus éxitos empezaron con el ejercicio, de ahí la importancia que le da al entrenamiento físico.

Mujer haciendo deporte

 Acción 4: Identifica tus motivos para creer

Dice Mills que “hay un momento en todas las situaciones de la vida que suponen un reto en el que tienes que explorar profundamente en tu interior para encontrar la fuerza para seguir adelante”.

Momentos en los que lo tienes que dar todo, a pesar del dolor y del sufrimiento, momentos en los que identificas tus motivos para creer. Todo lo que has hecho hasta ahora te ha llevado a ese momento. Todo lo que has hecho te lleva a creer que puedes lograrlo y haces lo que haya que hacer para conseguirlo. Y, cuando finalmente lo logras, tu vida cambia para siempre, porque aprendes a creer en ti mismo.

Dice Mills que “encontrar tu motivo para creer es un componente fundamental para conseguir tus objetivos” y que “para tener éxito, debes creer que puedes tenerlo”. Identificar un motivo para creer te proporcionará fuerza en los momentos más difíciles y también inspirará a otros para quedarse contigo.

Acción 5: Evalúa tus hábitos

Todos tenemos el control de nuestros hábitos, dice Mills. Cambiar los malos hábitos es tan sencillo como identificar los que quieres cambiar y realizar los cambios que sean necesarios para crear otros nuevos. Al fin y al cabo, como dice Mills, “el proceso para crear buenos hábitos no es diferente del proceso para crear malos hábitos”.

Para desarrollar hábitos que te ayuden a conseguir tus objetivos, Mills propone lo que él llama el Método de las 3 C:

  • Conciencia: Sé consciente del hábito que te está frenando.
  • Concentración: Céntrate en la acción o acciones que necesitan ser cambiadas.
  • Control: Una vez que has evaluado la acción que debes cambiar para desarrollar un hábito que te ayude a lograr tu objetivo, toma el control de la misma.

Acción 6: Improvisa

A veces hay que salirse del plan, porque las circunstancias lo requieren. Y no hay que tener miedo. El problema es que improvisar no es tan fácil como puede parecer. De hecho, Mills plantea que es necesario practicar para saber improvisar. De hecho, dice, que “la habilidad para improvisar no es un talento con el que uno nace; es una actitud que puedes desarrollar en ti mismo”.

La improvisación como hábito no es una actitud natural, ya que lo natural cuando surge un obstáculo es seguir el instinto de parar y aceptarlo como una limitación, deteniendo con ello el progreso. Al contrario, para Mills improvisar significa aceptar los fracasos, hacer las cosas de manera diferente. 

Acción 7: Busca asesoramiento especializado

Cuando Mills propone buscar asesoramiento especializado lo hace con la idea de aprovechar el conocimiento y la experiencia de quienes ya han pasado por un proceso similar o están especializados en áreas que pueden ayudarte a avanzar más rápido para alcanzar el éxito. Unas veces bastará con pedir consejo, otras habrá que buscar en la literatura especializada y otras habrá que pagar por un servicio.

No hay nada de malo en pedir ayuda. No hay que avergonzarse por ello.

Hombre ascendiendo con ayuda de un coach

Acción 8: Forma equipo

Igual que la anterior, esta acción es un ejercicio de humildad. Mills propone formar equipo buscando personas que sean buenas donde tú no lo eres. “Debes mirar dentro de ti y determinar tus debilidades”, aunque no sea fácil admitirlo, dice.

Un compañero de equipo no solo te complementa, sino que también te ayuda cuando estás atascado. Incluso si los dos estáis atascados, es más fácil encontrar una solución entre los dos que de manera individual.

En definitiva, el camino para alcanzar el éxito empieza entendiendo tu porqué. De ahí sale la gasolina que te mantendrá activo, es lo que alimentará el motor de tu persistencia. Cuando dudes, recuerda tu porqué. Como dijo Lao Tzu, la perseverancia es la base de todas las acciones. No olvides por qué quieres conseguir algo y siempre tendrás combustible para perseverar para lograrlo. 

Eva Maria Rodríguez

Profesora, escritora, blogger y madre de dragones. Espero que mi experiencia como madre, como educadora y como mujer sea de utilidad para tod@s los que leéis este blog.

Ver perfil »
Te puede gustar