La tiranía de la Psicología Positiva - La Mente es Maravillosa

La tiranía de la Psicología Positiva

Lorena Vara González 18 junio, 2016 en Psicología 2351 compartidos

Últimamente se han puesto de moda ciertas frases que podemos decir que tienen la intención de ser motivacionales, pero que en muchas ocasiones no son más que eslóganes publicitarios. Estas frases, en muchas ocasiones, en vez de ayudar hacen que nos culpabilicemos, enseñándonos lo que es la tiranía de la Psicología Positiva sobre todo entendida bajo la moda del Coaching.

El Coaching no es Psicología, al igual que para ser coach no hace falta ser psicólogo. Esta moda viene del terreno de la publicidad y como su propio nombre indica el coach es un entrenador personal, un motivador, que se supone que te ayuda a potenciar tus capacidades pero no a tratar tu baja autoestima.

Pero la Psicología Positiva no es eso, no es soltar una serie de frases al público para levantar la moral, es enseñarnos a ver la vida de una manera más positiva pero sin negar la existencia del malestar. Es trabajar desde otro punto de vista, en cierta forma opuesto al de la psicología clásica, más centrada en el síntoma que en la capacidad, la virtud y la fortaleza de las personas.

Aún así, hay quien entiende que coaching y psicología positiva es lo mismo, utilizando expresiones que, si se manejan de manera literal, se convierten en tiranas ya que su efecto no es otro que el de tapar momentáneamente el propio malestar. Aquí expondré algunas de ellas y cómo la psicología positiva las trataría:

No te quejes

No te quejes, la vida es de color de rosa si tu quieres que así sea. Si te levantas con una sonrisa todo va a ir bien, porque evidentemente, que todo vaya bien es una decisión de la que tenemos absolutamente todo el control. Si lo piensas, el poder de tu mente atraerá todo lo positivo alejando el malestar y la toxicidad de otros de tu camino. Además la gente fuerte no se queja nunca, no vayas a parecer débil… o humano!

Este ejemplo que parece muy extremo lo podéis encontrar fácilmente, aunque para que sea Psicología Positiva auténtica y no publicidad, lo correcto sería decir: “Trata de no instalarte en la queja“. El no instalarnos en la queja permite que admitamos que existe el malestar, dándonos la oportunidad de intentar encontrar una solución para la solución. Una actitud que está lejos de dejarnos llevar, haciendo como si no existiera lo que en realidad nos molesta.

Todos vivimos situaciones que nos molestan o nos duelen pero que podemos solucionar. Si está en tus manos reconocer lo malo y eliminarlo de tu vida no tienes por qué aguantarlo sólo porque quieras mantener una imagen de felicidad continua. Lo importante es ser feliz para ti y en ocasiones para conseguirlo hay que luchar contra el malestar e incluso exteriorizarlo.

shutterstock_149094623

Utiliza el humor y el amor frente a la locura ajena

Si tu pareja está de mal humor dale besos y hazle bromas. Tu deber es aguantar a los demás con buena cara, no vayas a estropearles el día. Que te lo estropeen a ti es imposible, tú eres feliz siempre, recuerda que si pones una sonrisa todo se soluciona por arte de magia.

Claramente esta afirmación te dice que seas sumiso ante los demás, que tus emociones negativas tienen que estar condenadas al mutismo. Tus necesidades estarían en un segundo plano porque lo importante sería el otro. Esto no es cierto, lo más importante siempre tienes que ser tú. Quererte y tener la posibilidad de expresar tu malestar hacia el otro, sin convertirlo en una costumbre, es esencial.

La expresión de los propios sentimientos, sean buenos o malos a los demás es muy importante. Se trata de ser asertivo y no por ello te convertirse en un quejica. Que nadie te quite el derecho de ser tú en lo bueno y en lo malo.

Quiere incondicionalmente a los demás

Cuando alguien hace algo malo es por desconocimiento o porque el niño que llevan dentro les ha jugado una mala pasada. Perdona todo sin pedir nada a cambio porque el ser humano es puro impulso, no es racional y por tanto, no puede hacerte sufrir por quedar por encima de ti o aprovecharse, no seas mal pensada.

El ser humano es racional e intencional la mayor parte de las ocasiones. Aunque es cierto que no siempre se hiere a propósito, está en ti valorar si te están manipulando o si es un descuido sin intencionalidad alguna. Sigue tus instintos y reconoce quien quiere tu bien y quien te quiere echar a perder. Recuerda que los lobos pueden vestirse con piel de cordero y no por ello dejar de ser menos lobos.

shutterstock_154165469

La auténtica Psicología Positiva

La auténtica Psicología Positiva no te hace sumiso ni te hace sentir culpable sino que potencia tus puntos fuertes ante la adversidad. No niega que existe el malestar pero si te ayuda a verlo y a enfrentarte a él desde un punto de vista distinto, relacionado con el bienestar.

La Psicología Positiva no pretende reducir al absurdo tu vida o dominarla con simples eslóganes, pretende admitir que la vida es dura pero que esta dureza depende mucho del punto de vista con el que uno la afronte. O como diría un famoso escritor estadounidense:

Lorena Vara González

Psicóloga General Sanitaria. La escritura es esa melodía que te transporta a otros lugares y la psicología el sendero que le da sentido. No somos etiquetas sino personas que buscan su camino.

Ver perfil »
Te puede gustar