Las 97 zonas del cerebro que no conocemos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 26 mayo, 2019
Edith Sánchez · 26 mayo, 2019
Las 97 zonas del cerebro que no conocemos y que fueron identificadas por el “Proyecto Conectoma Humano” nos muestran que es mucho más lo que ignoramos que lo que sabemos acerca de ese fascinante órgano.

Los estudios sobre el cerebro siguen siendo un tema fascinante. Cuanto más se investiga, más interrogantes y sorpresas salen a relucir. Prueba de ello es el reciente mapa cerebral que hicieron algunos científicos de la Universidad de Washington. Muestran que hay 97 zonas del cerebro que no conocemos.

El mapa cerebral, o mapeo cerebral, es una representación gráfica del cerebro. Se obtiene mediante diferentes técnicas de neuroimagen y nos muestran las diferentes áreas del cerebro y su actividad. Cuando se emplea con fines diagnósticos, permite saber si un cerebro está bien o presenta anomalías.

Los investigadores de la Universidad de Washington, en colaboración con científicos de Saint Louis, Missouri, Oxford, Londres, Minneapolis y Nijmegen, elaboraron un mapa cerebral de otro tipo. Su propósito era determinar todas las áreas que componen la corteza cerebral empleando para ello métodos de alta tecnología. Así fue como identificaron zonas del cerebro que no conocemos.

La gente suele preguntarme cómo me interesé en el cerebro. Mi respuesta, retórica, es: ‘¿Cómo puede alguien no estar interesado en él? Todo lo que llamas naturaleza humana y conciencia surge de ahí’”.

-Vilayanur S. Ramachandran-

Cerebro suspendido en el aire

El método de investigación empleado

Para identificar las zonas del cerebro que no conocemos, los científicos se valieron de la colaboración de 210 voluntarios. Todos ellos eran personas jóvenes y todos también presentaban un perfecto estado de salud. El objetivo era estudiar cerebros que no hubiesen sufrido deterioros o problemas.

Los investigadores se valieron de instrumentos de la más alta tecnología. En particular, emplearon un software capaz de detectar especificidades y contrastes en las diferentes áreas del cerebro. Detectaban, por así decirlo, la huella digital de cada una de esas zonas.

Esta muestra fue complementada con datos aportados por estudios post mortem. Algunas partes de los cerebros de personas fallecidas fueron examinados bajo poderosos microscopios para ampliar, verificar o precisar los hallazgos. El estudio completo fue publicado en la revista Nature y mostró que había 97 nuevas zonas del cerebro que no conocemos.

La neurología y las zonas del cerebro que no conocemos

La neurología es una ciencia joven, que como tal apenas completa poco más de un siglo de existencia. Desde sus inicios, esta disciplina postuló que la corteza cerebral estaba dividida en zonas, o “módulos”. Cada una de ellas se especializa en determinadas funciones. Sin embargo, mapearlas era en un principio una tarea muy difícil, de resultados imprecisos.

El primero en hacer un mapa cerebral fue el alemán Korbinian Brodmann, en 1909. Su trabajo le permitió determinar que existían 51 zonas diferenciadas en el cerebro. Ese mapeo se mantuvo vigente y sin grandes cambios hasta la actualidad.

Los neurólogos complementaron los estudios de Brodmann con datos extraídos de casos en los que había daño cerebral. La existencia de lesiones, ictus o tumores permitió verificar que esto influía en determinadas funciones motoras, visuales, etc. Así se llegó a los conocimientos que se tenían hasta ahora.

Los investigadores Matthew Glasser y David Van Essen encabezaron ahora el nuevo diseño de un mapa cerebral. En el nuevo plano del cerebro se tuvieron en cuenta tres criterios: función, microarquitectura local y conectividad. Estos determinarían la diferencia entre las variadas áreas del órgano. Fue así como se descubrieron 97 zonas del cerebro que no conocemos.

Cerebro iluminado de color azul

Hallazgos interesantes

En concreto, los científicos lograron establecer que en cada hemisferio de la corteza cerebral existen 180 áreas corticales. Dentro de ellas hay 97 zonas del cerebro que no conocemos. El nuevo mapa permitió ver esas regiones con enorme claridad. Casi como si fueran un “mapa con división política”.

El estudio se llama Proyecto Conectoma Humano y está financiado por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de los Estados Unidos. Falta mucho para que se concluya, pues todavía no son claros los hallazgos. Particularmente, apenas hay hipótesis sobre las funciones que cumplen esas zonas del cerebro que no conocemos.

Una de las zonas, denominada “55b”, ha despertado el interés de los investigadores. Esta área se ilumina cuando una persona escucha una historia. Otra zona que ha suscitado una expectativa inusual es la llamada “POS2”. Los científicos creen que se trata de un área que controla funciones elevadas y altamente especializadas. Su patrón es muy diferente a todo lo demás.

En realidad, el trabajo apenas comienza. Todo el córtex prefrontal, que contiene las más altas funciones intelectuales del ser humano, apenas si se ha explorado. Se espera que este primer paso abra las puertas a varios años más de investigaciones, en los que, seguramente, nos esperan muchas sorpresas.

  • Casino, G. (2012). Conectoma Humano, el gran proyecto de la neurociencia. Alfa, (17), 16-19.