Los 5 ritos sociales más extraños del mundo

Edith Sánchez · 5 septiembre, 2018

No es fácil hacer una selección de los ritos sociales más extraños del mundo. Si profundizas un poco en el tema, te darás cuenta de que el planeta está poblado por costumbres muy diferentes a las que te rodean. Muchas de ellas resultan curiosas e, incluso, sobrecogedoras.

Los ritos sociales cumplen con el objetivo de celebrar en comunidad los momentos más trascendentales de la vida. Principalmente, los nacimientos, las muertes, el paso de la niñez a la adultez y la unión conyugal. Son momentos que lo cambian todo y por eso terminan siendo objeto de ritualización.

En Occidente también hay rituales que podrían parecerles extraños a esas comunidades. En realidad somos más semejantes de lo que podría parecer a primera vista. Cambia la forma, pero no tanto el fondo. Haciendo esa salvedad, veamos cinco de los ritos sociales más extraños del mundo, al menos a los ojos de los occidentales.

¿Qué es un rito? -dijo el principito.-Es también algo demasiado olvidado -dijo el zorro-. Es lo que hace que un día sea diferente de los otros días”.

-Antoine de Saint-Exupery-

1. El ritual de iniciación en la tribu Satere-Mawé

Los rituales de iniciación, especialmente para los varones, suelen incluir prácticas crueles o muy difíciles de superar. Uno de los ritos sociales más extraños del mundo es precisamente de iniciación. Tiene lugar entre la tribu Satere-Mawé, una comunidad que está asentada en el Amazonas y apenas ha entrado en contacto con la civilización occidental.

Tal vez no hayas oído hablar de los Satere-Mawé, pero probablemente sí conoces el “guaraná”. Ellos fueron quienes descubrieron sus propiedades y lo aportaron a Occidente. Pues bien, en esta comunidad para que un niño sea aceptado como hombre debe pasar por una prueba muy difícil. Tiene que ponerse, durante 20 veces seguidas, y por un lapso de unos 10 minutos, unos guantes repletos de hormigas bala.

Las hormigas bala causan unas picaduras muy dolorosas, que algunos comparan con tocar un hierro caliente. Durante el ritual, son muchos los que caen desmayados. Y la recuperación tarda varias semanas. Sin embargo, el premio es que son aceptados como adultos dentro de la tribu.

Niño de la tribu Satere Mawé

2. Los Yanomami tienen uno de los ritos sociales más extraños

La muerte es otra de las circunstancias que dan lugar a los ritos sociales más extraños del mundo. Los Yanomami, quienes viven en las zonas selváticas de Venezuela y Brasil, realizan un curioso ritual. Cuando alguien muere, su cadáver se deja expuesto por un día. A la mañana siguiente, las mujeres deben pintarse la cara de color oscuro para expresar su pena. También deben llorar.

Junto a la persona fallecida se ponen todas sus pertenencias y se le prende fuego a todo. Si las cosas no se queman por completo, se debe a que la persona hizo algo que no puede ser perdonado. Al mes siguiente la familia debe volver, recoger las cenizas y verterlas sobre una sopa de plátano. Todos comen de ella. Es una forma de que la persona fallecida permanezca dentro de quienes le sobreviven.

3. Un ritual de muerte en el Valle de Baliem

En Papúa, Nueva Guinea, habita la tribu Dani. Son otra de esas comunidades que mantienen uno de los ritos sociales más extraños, y también tiene que ver con la muerte. Sucede que cuando un hombre muere se espera que las mujeres y los niños de su familia se dejen amputar uno o varios dedos. El encargado de hacerlo es un sacerdote.

El sacerdote observa la reacción de las mujeres y los niños en el momento de la amputación. Si se resisten o muestran mucho dolor, no amputan uno, sino varios dedos. Con los trozos amputados se hace un collar y se le pone al muerto antes de darle sepultura. De momento no se ha logrado que los Dani abandonen este ritual tan cruel.

Tribu del Valle de Baliem

4. Los bebés y la buena suerte

El nacimiento es otro de esos momentos que da lugar a los rituales más extraños del mundo. Uno de ellos tiene lugar desde hace unos 700 años, en los estados de Maharashtra y Karnataka, en la India. Tiene que ver con una vieja superstición, según la cual habrá salud y prosperidad al lanzar a los bebés desde una altura de 9 metros para que sean recogidos en una sábana extendida.

Las autoridades han prohibido este ritual, pese a que los lugareños aseguran que no causa ningún daño a los pequeños. Pese a la restricción, el ritual se ha seguido practicando. La superstición ha sido más fuerte que las leyes o la razón.

5. Un interesante ritual de boda

La unión nupcial también da origen a varios extraños rituales en todo el mundo. Uno de los más curiosos tiene lugar en algunos lugares de Escocia. Poco antes de la boda, tanto el novio como la novia son embadurnados con alimentos pegajosos. Los bañan en té y les ponen huevos crudos encima, así como mantequilla, pudín y comidas por el estilo.

Boda escocesa

Después, los novios tienen que salir y pasearse por el pueblo, totalmente embadurnados y oliendo mal. Según dicen, esta humillación pública los prepara para que ningún problema del matrimonio les resulte peor que este ritual.

Todos estos rituales, de una u otra forma, pretenden celebrar o marcan los momentos más importantes de la vida. A veces resultan difíciles de comprender, pero para cada sociedad tienen un valor especial, cuyo papel es darle sentido a las experiencias vitales.

Turner, V. (2002). Dramas sociales y metáforas rituales. Ingrid Geist, compiladora, Antropología del ritual, México, enah/inah.