Los polos opuestos no se atraen por mucho tiempo - La Mente es Maravillosa

Los polos opuestos no se atraen por mucho tiempo

Alicia Escaño Hidalgo 3 octubre, 2015 en Psicología 939 compartidos
Pareja de polos opuestos triste

Existe una falsa creencia por ahí que dice que los polos opuestos se atraen, o lo que es lo mismo, que las parejas diferentes son las que funcionan y las que se complementan, las que más se gustan, las que se complementan… Por eso, de que lo que me falta a mí, tu lo complementas y vicerversa.

Es cierto que lo que percibimos como novedoso o diferente nos puede atraer muchísimo en un primer momento porque los seres humanos solemos ser muy curiosos, pero de ahí a que una relación amorosa entre dos personas muy distintas funcione hay un mundo. Aunque nunca podemos decir que no sea posible.

Si nos fijamos, cuando elegimos a nuestros amigos, casi siempre tendemos a acercarnos a personas que comparten, más o menos, nuestros mismos intereses y objetivos, que tienen aficiones y gustos muy parecidos a nosotros y es esto lo que hace que se mantenga el vínculo en el tiempo.

Y es que las relaciones de pareja no se distancian tanto de la amistad. Personalmente pienso que las parejas deben de ser, además de amantes, muy amigos. En primer lugar, porque esto hará que disfruten mucho más de la vida juntos y se enriquecerá mucho la relación; y en segundo lugar, porque pasado el tiempo limitado de la pasión del principio, la amistad que les une fortalecerá la relación y la hará más duradera.

Si las personas no se parecen en nada, cuando acabe el periodo de atracción y locura del comienzo, acabarán aburriéndose el uno del otro, y caerán en una monotonía insoportable
Compartir

Somos instantes

Atracción solo a corto plazo

Es verdad que tener una persona al lado que tenga ciertas diferencias nos puede aportar y enseñar cosas, pero llegará un punto en el que haya más debates y discusiones que otra cosa e inevitablemente la relación acabará desgastándose con el tiempo por la gran cantidad de diferencias que salgan a relucir.

Sobre todo si las diferencias son en valores, intereses y objetivos vitales, la relación está destinada al fracaso, a no ser que algunos de los miembros se quiera tan poco a sí mismo que se haga dependiente del otro y cambie sus propios valores, gustos y preferencias para convertirse en una fotocopia de la otra persona. Y desgraciadamente esto es más común de lo que pensamos.

A las personas con baja autoestima les suelen atraer otras personas que no tienen nada que ver con ellos, por la falsa creencia de que el otro me tiene que complementar, cuando en realidad, todos somos seres humanos completos y no necesitamos a nadie que nos de nada.

¿Qué problemas pueden surgir entre personas tan diferentes?

Pareja sentada en los extremos del sofá

  • Problemas de empatía: Es mucho más difícil empatizar con personas muy dispares que hacerlo con personas parecidas. Meterse en la cabeza de alguien con quien no estamos en absoluto de acuerdo es complicado y muchas veces frustrante. Evidentemente, trae muchas complicaciones para la pareja ya que comprender al otro es fundamental para manejar las relaciones de todo tipo.

  • Problemas de convivencia: Si uno es organizado y metódico y el otro caótico y desordenado, va a haber un problema tarde o temprano. Al principio quizá nos haga gracia y bromeemos sobre el tema, pero al final la convivencia se va a tambalear. Al igual ocurrirá con parejas que tienen intereses diferentes.

Esto no quiere decir que no sea sumamente importante que cada miembro tenga su propio espacio y haga cosas al margen de la relación. Eso es sano y bueno para la pareja, pero como en todo, siempre debe de haber un límite.

  • Aburrimiento: Lógicamente, si no nos parecemos en nada, acabaremos aburriéndonos el uno del otro, pues nos va a ser difícil compartir gustos, aficiones, música, libros, películas…y no vamos a pasárnoslo bien juntos. Llegará un momento en el que no tengamos apenas temas de conversación, no sabremos de que hablar con la otra persona.

  • Individualidad: Muy unido a lo que acabamos de decir sobre el aburrimiento. De hecho, es su consecuencia. Al final la relación acabará siendo tan aburrida y carente de interés que optaremos por hacer nuestro camino de forma individual o acercándonos a otras personas que sí se parezcan a nosotros, con las que podamos divertirnos compartiendo cosas que nos satisfacen o nos hacen felices.

  • Educación de los hijos: ¿Cómo pueden educar a los hijos de forma sana dos personas que son dispares en valores o en educación? Esa educación resultará un fracaso. Puede engendrar muchísimas discusiones, ya que cada miembro intentará convencer al otro de cómo es la mejor manera de hacerlo y de paso marearán a los hijos.

Por lo tanto, las personas diferentes pueden atraerse en un primer momento por la novedad que es un potente afrodisíaco, pero a largo plazo los estudios demuestran que las parejas de polos opuestos terminan por romperse debido a que surgen más problemas que beneficios.

Imágen cortesía de Anita Mejía

Alicia Escaño Hidalgo

La psicología me enseñó que ser feliz es una decisión.

Ver perfil »
Te puede gustar