Perfil psicológico de Hitler: 7 claves relevantes sobre su personalidad

El informe psicológico sobre Adolf Hitler que se realizó en 1943 llegó a tener más de 1000 páginas. Descubre cuáles eran las características psicológicas de este dictador.
Perfil psicológico de Hitler: 7 claves relevantes sobre su personalidad
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 09 Junio, 2021.

Última actualización: 09 Junio, 2021

“Es un masoquista en toda regla”. Así concluía el informe que realizó la CIA en 1943 tras encargar a un grupo de expertos que realizaran el perfil psicológico de Hitler. Aquel análisis —llegó a tener más de 1000 páginas, pero finalmente se redujo a 229— fue el primer intento por comprender la mente de uno de los personajes más devastadores de la historia moderna.

El informe contó con la colaboración de varias figuras destacadas de la época. El doctor Henry Murray, psicólogo estadounidense y profesor de Harvard, junto al académico de la Universidad de Cambridge, Joseph MacCurd fueron los más significativos.

No obstante, también cabe destacar la colaboración del psicoanalista Walter C. Langer, quien pudo disponer de datos valiosos de primera mano. En la actualidad, libros como The Mind of Adolf Hitler: The Secret Wartime Report  recogen buena parte de esas líneas psicológicas que pasamos seguidamente a analizar.

“Por lo que sabemos de su psicología, cabe la posibilidad de que se suicide en caso de derrota. Probablemente sea cierto que tiene un miedo desmesurado a la muerte, pero siendo un psicópata, no soportaría la imagen de verse vencido”.

 -William L. Langer

informe que contenía el perfil psicológico de Hitler

¿Cómo se realizó el perfil psicológico de Hitler?

Esta es la primera pregunta que nos puede venir a la mente. ¿Se sometió de forma voluntaria Adolf Hitler a las entrevistas, evaluaciones y demás pruebas clínicas con las que poder realizar el informe psicológico? La respuesta, evidentemente, es no.

En primer lugar, cabe señalar algo importante. Fue la Oficina de Servicios Estratégicos (precursora de la CIA) quien solicitó este trabajo en 1938.

Se tardaron cerca de dos años en recopilar todos los datos, en recoger informaciones y documentos que se organizaron en lo que se conoce como “Libro de fuentes de Hitler”. Destacan sobre todo los testimonios de primera mano de figuras como las siguientes:

  • William Patrick Hitler, sobrino del propio Adolf Hitler.
  • Eduard Bloch, médico de la familia.
  • Ernst Hanfstaengl, amigo íntimo que acabó perdiendo su relación con él.
  • Hermann Rauschning, conservador alemán que trabajó brevemente con Hitler.
  • Princesa Stephanie von Hohenlohe, amiga del dictador.
  • Otto Strasser, uno de los primeros miembros del partido nazi.
  •  Friedlinde Wagner, hija del gran compositor Richard Wagner.
  • Kurt Lüdecke, otro miembro del partido nazi que terminó dejando el partido por discrepancias con Hitler.

Si bien es cierto que ninguno de los psicólogos y psiquiatras que realizaron el perfil psicológico del dictador estuvieron frente a frente con él, si dispusieron de abundante material. Tanto las entrevistas a las personas antes referenciadas como los documentales audiovisuales les sirvieron de ayuda para realizar esa evaluación.

¿Qué decía el informe que redactaron los expertos?

Fue en el 2005 cuando se desclasificó el famoso informe de la Office of Strategic Service, realizado por las Universidades de Harvad y Cambridge. Este trabajo puede consultarse ahora en la Universidad de Cornell y se catalogó bajo el título de “Analysis of the Personality of Adolph Hitler: With Predictions of His Future Behavior and Suggestions for Dealing with Him Now and After Germany’s Surrender”.

Estas son las conclusiones a las que llegaron.

1. Esquizofrenia paranoide

El trabajo realizado por Murray, MacCurdy y Langer hablaban en concreto de esquizofrenia, neurosis e histeria. Lo describieron como alguien incapaz de mantener relaciones sociales duraderas, actuando como una figura inadaptada y terriblemente vengativa. Menospreciaba a las personas y alimentaba un alto rencor.

Asimismo, todos los que lo conocían explicaban que tenía una elevada tendencia los enfados histéricos, se frustraba de inmediato y cargaba su rabia contra los demás.

Por otro lado, cabe destacar que Hitler demostraba siempre una fe paranoica en que fue elegido por Dios y la providencia para liberar al pueblo alemán de los judíos. Según muchos testigos, llegó a señalar que había voces que le explicaban qué debía hacer en cada momento, lo que refuerza la hipótesis de la esquizofrenia.

2. Complejo de Mesías: obsesión por alzarse como el gran salvador

El complejo de Mesías no aparece en ningún manual de diagnóstico. Sin embargo, describe un tipo de comportamiento que puede verse en personas que alimentan ideas delirantes.

El perfil psicológico de Hitler hablaba de su obsesión por salvar a Alemania de todo aquello que él consideraba pernicioso.

Adolf Hitler pensaba que Alemania era un pueblo superior al resto y que su misión era liderarlos en una cruzada contra el mal encarnado que eran los judíos.

3.  Narcisismo contractivo

El narcisismo contractivo o colectivo define un rasgo en el que la persona refuerza un amor propio desproporcionado por una entidad que ella considera como su endogrupo. Esta idea se relaciona con el complejo de Mesías.

De este modo, lo que evidenciaba también Hitler era una pasión desmesurada por su propio colectivo, hasta el punto de querer destruir todo aquello que no se ajustara a sus ideales.

4. Baja autoestima y autodesprecio

Algo en lo que coincidían todos los expertos que colaboraron en este informe era en los evidentes sentimientos de inferioridad del führer. A lo largo de su infancia y edad adulta, siempre alimentó un notable autodesprecio por su apariencia física.

Asimismo, ese rechazo hacia sí mismo se proyectaba también en los demás, detestando a toda persona aparente frágil o débil.

5. Masoquismo, parafilias y falta de empatía

Muchas de las amistades y figuras cercanas al dictador hablaban de su falta de empatía, gustos masoquistas y abusivos en sus relaciones. Aunque siempre se puso en duda su sexualidad, parecía disfrutar de prácticas morbosas.

Por otro lado, en el 2003, Theodore Dorpat, un psiquiatra de Seattle, publicó un trabajo llamado Monstruo Herido en el que hablaba precisamente de esa tendencia sadomasoquista y de su indiferencia al dolor humano como posible resultado de un trauma de infancia.

imagen para simbolizar el perfil psicológico de Hitler

6. Psicoticismo y abuso de anfetaminas

Este dato es interesante y también formó parte del perfil psicológico de Hitler. Se especuló en que una parte de sus delirios paranoides y episodios psicóticos pudieran deberse al abuso de anfetaminas

La enfermera Renate Heston informó de que Hitler tomaba anfetaminas como Pervitin, así como diversa drogas estimulantes.​

7. Perfil psicológico de Hitler: carismático y manipulativo

Adolf Hitler tenía un gran impacto sobre las grandes masas. En buena parte de los documentos gráficos y audiovisuales de los que se disponen puede verse su poder manipulativo y un llamativo carisma para impactar en las personas. Esto se explica también por el gran autoconvencimiento que tenía sobre su papel en el mundo, sobre su responsabilidad en aquellos días.

Dios o las voces que hablaban con él— le incidían en que su papel en el mundo era salvar Alemania. Ese ideal, esa motivación era la que lo guiaba para mostrarse siempre convincente y firme ante sus seguidores.

Era sabido que Hitler padecía insomnio crónico y que cuando podía conciliar el sueño, padecía violentas pesadillas. Asimismo, era común que sus voces le hablaran durante sus largas caminatas en soledad.

Un análisis que continuará…

El führer es quizás uno de esos personajes que buena parte de la sociedad coincidiría en sacar de nuestra historia. El genocidio masivo está ahí, con todas esas imágenes que aún siguen clavándose en nuestras retinas por el horror, la irracionalidad, el desastre humanitario… Por tanto, a pesar de que el perfil psicológico de Hitler no se hiciera en las condiciones idóneas y adecuadas, no podemos menospreciar estas hipótesis.

Nunca sabremos realmente qué había en la mente del dictador alemán, pero sí sabemos cuáles fueron sus obras y qué dijeron los testimonios que compartieron vida con él. Los relatos, informes e investigaciones al respecto de su personalidad jamás dejarán de realizarse en un intento por comprender el porqué de todo lo sucedido.

Te podría interesar...
Walter C. Langer el psicoanalista freudiano que analizó a Hitler
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Walter C. Langer el psicoanalista freudiano que analizó a Hitler

Walter C. Langer fue un psicoanalista freudiano de la Universidad de Harvard a quien se le pidió realizar un análisis psicológico sobre Hitler.



  • Koepf, G. & Soyka, M. (2007) Hitler’s missing psychiatric file. European Archives of Psychiatry and Clinical Neuroscience; 257(4).
  • Murray, H.A. (1943). Analysis of the personality of Adolf Hitler. With predictions of his future behavior and suggestions for dealing with him now and after Germany’s surrender.
  • Stewart, D. (2005) Inside the mind of Adolf Hitler. BBC.
  • Vernon, W. H. D. Hitler, the man – notes for a case history. In: The Journal of Abnormal and Social Psychology, Volume 37, Issue 3, July 1942, P. 295–308; compare Medicus: A Psychiatrist Looks at Hitler. In: The New Republic, April 26th, 1939, P. 326–327.