¿Por qué buscar el significado de los sueños en internet no sirve?

24 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Angela Carrascoso Tobias
La humanidad lleva buscando el significado de los sueños desde tiempos remotos y, en la actualidad, seguimos haciéndolo a través de Internet. ¿Puede funcionar?
 

Podemos tener muchos tipos de sueños: algunos de los que no queremos despertar y otros que nos asustan tanto, que saltamos sobresaltados entre sudores y preferimos no recordar. Soñar en precipitarse de una gran altura, la caída de los dientes o que alguien nos persigue son algunos de los tipos de significado de los sueños que más se consultan en Internet.

En ocasiones, nuestros sueños nos desconciertan tanto que podemos quedarnos un rato pensando extrañados en el significado de estos sueños y en por qué han llegado en ese preciso momento de nuestra vida. Esto se debe a la creencia de que, detrás de estos sueños, pueden esconderse conflictos internos o claves sobre nuestro ser a las que no somos capaces de acceder de una forma consciente.

De hecho, el significado de los sueños ha suscitado curiosidad a lo largo de la historia de la humanidad y, en nuestra era digitalizada, las personas suelen recurrir a una de las más valiosas herramientas: Internet. Desgraciadamente, en este caso, Internet no te servirá de mucho. El significado de los sueños está mucho más cerca de lo que piensas y, probablemente, solo tú lo conozcas.

Mujer soñando
 

¿Por qué tenemos sueños?

Los sueños son un conjunto de narraciones que experimentamos durante la fase REM del sueño y, aunque nuestras sensaciones a veces nos digan lo contrario, suelen durar apenas unos minutos.

Necesitamos soñar para vivir. A la ciencia aún le queda muchas preguntas por responder al respecto, pero sí sabemos que los sueños tienen un papel fundamental tanto en el aprendizaje y el desarrollo de la creatividad, como en la regulación fisiológica y el establecimiento de la homeostasis de nuestro organismo.

A nivel emocional, soñar es nuestra válvula de regulación. En los sueños no existen límites o conciencia moral: podemos hacer o deshacer todo aquello que no hemos podido durante nuestra vida. Podemos volver al pasado o ir al futuro, explorar nuestros deseos, miedos y partes menos conocidas. De hecho, a veces nuestros sueños nos asustan, no es extraño de imaginar si pensamos en la ausencia de moralidad. Todo es posible en los sueños.

Soñar nos permite desarrollar la creatividad, produciendo soluciones nuevas a problemas antiguos. Esta potencialidad de los sueños toma especial relevancia si consideramos los nuevos descubrimientos que afirman que para nuestro cerebro recrear algo o hacerlo es exactamente lo mismo.

Es decir, aunque pensar en comer una fruta no sacia nuestro estómago, nuestro cerebro tiene las mismas sensaciones que si lo hiciéramos. Esto nos conduce a pensar que los sueños son una valiosa herramienta para resolver muchos de nuestros conflictos emocionales.

 

Sueños, misterio e inconsciente

La humanidad lleva intentando descifrar el significado de los sueños desde tiempos remotos; ya trataban sobre este tema en La Ilíada de Homero, el Antiguo Testamento o tratados de oniromancia con carácter premonitorio de los sueños.

El famoso psicoanalista austriaco Sigmund Freud fue uno de los autores pioneros en trabajar el significado de los sueños. En 1899, Freud publicaría La interpretación de los sueños y empezaría hablar del lenguaje especial onírico y los contenidos latentes. Para Freud, todos los sueños son susceptibles de ser interpretados.

Los sueños tienen su propio lenguaje (lo que Freud llamaba “lenguaje hierogrífico”): un lenguaje simbólico y, por tanto, que requiere de una interpretación o traducción a nuestra mente consciente. Por esta razón, nuestros sueños nos extrañan y no logramos entenderlos una vez despiertos: es el idioma del inconsciente.

Freud no fue el primero en hablar del inconsciente, aunque sí lo fue en situarlo como un elemento clave en el proceso de psicoterapia. El inconsciente, como su propio nombre indica, contiene elementos no accesibles a la mente consciente.

Sin embargo, según las teorías psicoanalíticas, los contenidos del inconsciente pueden revelarse en algunos actos como los lapsus, los actos fallidos, los chistes y los sueños. Por esta razón, algunas psicoterapias han perseguido conocer el significado de los sueños, considerándolos una forma privilegiada de acceso a este inconsciente.

 

Buscar el significado de los sueños en Internet

El contenido de nuestros sueños nos desconcierta e interesa y, como nuestros antepasados, buscamos respuestas que nos permitan indagar en nuestros conflictos internos. Es entonces cuando recurrimos a Internet, antes acudíamos a los popularizados diccionarios de sueños, que nos acerca al significado de ciertos objetos, ambientes o personas. Sin embargo, la mayoría de las veces esto no servirá para descifrar el significado de los sueños.

Con un ejemplo práctico seguramente se entienda mejor. Imagina que dos personas sueñan con estar tumbadas en el mar rodeadas de agua y deciden buscar un significado general con la palabra agua o mar. Una de ellas recuerda este paisaje y rememora felizmente los veranos de su infancia. La segunda persona tuvo una mala experiencia y casi se ahoga en el mar. ¿Crees que el significado de soñar con agua es el mismo para estas dos personas?

Los elementos que aparecen en nuestros sueños tienen un significado único, tan único como cada una de nuestras vidas y experiencias. En ninguna página web ni diccionario de sueños podrán dar con este significado tan personal, significados que solamente conoces tú o que se encuentran escondidos en tu inconsciente, ocultos incluso para ti mismo. La respuesta a los sueños no está fuera, está dentro de ti.

Significado de los sueños que sí podemos buscar: los arquetipos

Aunque, los elementos oníricos tienen un simbolismo configurado por nuestra historia única, existen ciertos símbolos que todas las personas compartimos: los arquetipos. El psiquiatra Carl Jung acuñó este término para describir a todos los conceptos o imágenes que los seres humanos tenemos almacenados en el inconsciente colectivo.

 

Para comprender qué elementos pueden almacenarse en este inconsciente colectivo podemos pensar en los mitos y cuentos clásicos o en elementos como la figura de la madre o del héroe. Independientemente del país de origen o época, estos símbolos están grabados y presentes en todas las culturas.

Por tanto, la aparición de estos elementos en nuestros sueños lleva implícitos ciertos significados que todos compartimos y que podemos consultar. Un ejemplo de ello, son los movimientos ascenso-descenso, simbolismos que desde los mitos sobre la ordenación del universo por Zeus están asociados al cielo-luz y tierra-oscuridad respectivamente.

Soñar, por ejemplo, que bajamos una escalera tiene asociado un simbolismo de descenso a la oscuridad, a las partes más oscuras y desconocidas de nuestro ser.

Escaleras en espiral

Algunas claves para conocer el significado de los sueños

¿Cómo puedes entonces acceder a estos contenidos de los sueños? Algunas orientaciones de psicoterapia abordan estas cuestiones durante la intervención, pero existen algunas pautas que se pueden seguir para lograr ahondar en las creaciones oníricas.

 
  • Ten al lado de la cama algo donde anotar tus sueños y hazlo antes de empezar cualquier otra cosa. Al despertarnos, vamos perdiendo gran parte de la información de estos sueños. Es por esta razón que muchas personas dicen que no sueñan, ya que no son capaces de recordar estos sueños.
  • Extrae los elementos importantes del sueño: personas o collages de ellas, lugares, objetos, sensaciones… Importan todos los detalles que hayas conseguido retener. Como decía Luis Cencillo en su libro Los sueños y sus verdades, “los elementos oníricos importantes no se olvidan”.
  • Analiza estos elementos. ¿A qué los asocias? ¿Qué escenas de tu vida te hacen rememorar? ¿Qué significan para ti?
  • Intenta integrar esta información y relacionarla con tu momento vital actual para responder: ¿qué significado tiene mi sueño aquí y ahora?

Como ves, extraer el significado de los sueños es una tarea ardua que requiere de formación especializada. Sin embargo, como hemos podido dilucidar, la respuesta no se encuentra en alguna página de internet, sino en ti mismo. No obstante, cabe decir que el hecho de que esté dentro de nosotros mismos no significa necesariamente que sea más accesible.

“La vida es misterio, la luz ciega y la verdad inaccesible asombra”.

-Rubén Darío-