¿Se puede amar a dos personas a la vez? - La Mente es Maravillosa

¿Se puede amar a dos personas a la vez?

Valeria Sabater 10 julio, 2014 en Pareja 403 compartidos
Mujer con dispuesta a amar a dos personas

Es posible que alguna vez te hayas preguntado si es posible amar a dos personas. Y seguro que conoces algún caso. Personas que viven al lado de su respectivo cónyuge a lo largo de muchos años o incluso toda una vida, mientras en mente han tenido otro nombre, otro rostro, otro amor.

Incluso puedes ser tú mismo quien ha experimentado esta sensación y que de vez en cuando te llenas de preguntas. ¿Lo que siento está bien?, ¿Estoy siendo infiel?, ¿Con quién lo puedo compartir y que me entienda?… ¿Se puede entonces amar a dos personas a la vez?

Si nos regimos por principios morales o filosóficos, la respuesta, en la mayoría de los casos, sería no. La religión nos podría decir muchas cosas dependiendo del dios en el que creamos, pero habitualmente tampoco es aceptable. Así que, dejando a un lado el telón de religiones y filosofías de la moralidad, la realidad más cercana nos demuestra que sí es posible y que ocurre más veces de lo que pensamos.

Pero, indaguemos un poco más en esta dimensión, veamos ante todo qué puede conllevar para el ser humano este dilema.

El gran conflicto de amar a dos personas a la vez

Hombre con dos mujeres

En primer lugar, hemos de tener claro que en nuestra sociedad no está bien visto mantener un compromiso con dos personas a la vez. Por lo tanto, no es concebible que alguien manifieste abiertamente que está enamorado de dos personas. Una realidad así suele conllevar bastantes problemas, sufrimiento personal y presión social.

No estamos hablando únicamente de infidelidades sentimentales, de aventuras extramatrimoniales en las que un miembro de la pareja engaña a su cónyuge abierta, o discretamente.
Compartir

En realidad, son muchos los casos que llegan a las consultas de los terapeutas, personas que declaran que sí, que están verdaderamente enamoradas de dos personas, que sienten las mismas vivencias afectivas y cognitivas, la misma emoción en el estómago y el mismo deseo sexual… pero eso sí, sufren una polaridad simétrica donde no se excluye el conflicto.

Un profundo conflicto porque ellos mismos aceptan que no es lo correcto. Y que, obviamente, está manteniendo un engaño con los dos amantes al no revelarles la verdad. Así pues, la conclusión es que sí, emocional y biológicamente es posible amar a dos personas a la vez.

Pero, ¿este tipo de relaciones aportan felicidad? En absoluto. No al menos una felicidad duradera y estable en el tiempo. Pero ahondemos un poco más en ello.. ahondemos precisamente en la bioquímica del amor.

La bioquímica del amor

En la primera fase de enamoramiento priman las emociones de gran intensidad, esas que están regidas por la dopamina y la adrenalina. Auténticas drogas del cerebro que nos mantienen en un estado de semieuforia que no dura más allá del año y medio o dos años.

Más tarde aparece la oxitocina, que es la hormona del apego. Ahí donde se desarrolla el amor romántico y ese estrecho vínculo entre la pareja donde se estabiliza la relación. Más tarde, expertos como Otto Kernberg, nos dicen que se desarrolla lo que él llama “el amor sexual maduro”, ahí donde se interrelacionan el amor, el compromiso y la proyección de futuro entre la pareja.

Chico enamorado dando un beso a su chica

¿Y si el amor el múltiple?

Cuando una persona llega a enamorarse de dos personas, seguramente esté atravesando alguna de esas fases. Puede que con su actual pareja disponga en estos momentos de ese “amor sexual maduro”, mientras que con la persona que acaba de conocer, esté viviendo esa primera fase de euforia regida por la adrenalina y la oxitocina. Mientras una le ofrece la estabilidad, la otra le aporta la emoción, la intensidad de lo nuevo….

En esencia, cada una de esas parejas puede ofrecernos necesidades que nos complementan en un momento dado, pero la mayoría de los estudios realizados al respecto nos dicen que, por lo general, no se suele llegar al “amor maduro” en ambas relaciones. 

Amar a dos personas a la vez, el doble amor, suele durar poco, una bioquímica en ebullición demasiado vibrante para ser mantenida en el tiempo, a la que cómo no, hay que añadirle la presión social, y en ocasiones el sufrimiento.

Aún así, hemos de decirlo. Existen casos en que efectivamente ese amor se ha mantenido largamente en el tiempo. Bien es cierto que los más longevos suelen ser los platónicos, pero nada es tan inhóspito, salvaje e incomprensible que el amor, así que…. cuidado con ello. Porque todo puede ocurrir.

Valeria Sabater

Soy psicóloga y escritora. La curiosidad por el conocimiento humano es mi cerradura particular, la psicología mi llave, la escritura, mi pasión.

Ver perfil »
Te puede gustar