Tratamiento de las adicciones

El tratamiento de las adicciones incluye técnicas cognitivas, conductuales, farmacológicas, emocionales, sociales... Para este artículo hemos seleccionado las terapias más validadas para las adicciones más frecuentes en la población.
Tratamiento de las adicciones
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 22 Mayo, 2021.

Última actualización: 22 Mayo, 2021

Las adicciones son trastornos psicológicos que implican la búsqueda patológica de la recompensa o del alivio a través del uso de una sustancia u otras acciones. Hablaremos del tratamiento de las adicciones, concretamente de cinco tipos de ellas: el alcoholismo, la adicción a la heroína, a la cocaína, al tabaco y al juego patológico.

En la actualidad, desde la psicología y la psiquiatría, existen múltiples tratamientos de las adicciones. Aquí nos centramos en los más validados para cada una de las adicciones mencionadas.

Tratamiento de las adicciones: alcoholismo

Como decíamos, existen múltiples tratamientos para cada adicción en concreto, aunque aquí hemos seleccionado las más importantes, utilizadas y validadas. Para su selección, nos hemos basado en la Guía de tratamientos psicológicos eficaces de Marino Pérez (2010) y en el Manual de Terapia de Conducta de M.A. Vallejo (2016).

A continuación, describimos de forma resumida estos tratamientos y explicamos en qué consisten. Primero de todo hablaremos de las terapias para el alcoholismo, siendo el alcohol la sustancia tóxica más consumida en España.

Aproximación al reforzamiento comunitario de Hunt y Azrin (1973)

La aproximación al reforzamiento comunitario es un programa multicomponente. Se centra en aspectos familiares, sociales, laborales y recreativos. Su objetivo principal es lograr la abstinencia alcohólica e incrementar el comportamiento funcional de la persona.

Entrenamiento en habilidades sociales y de afrontamiento

Dentro de este grupo de tratamiento de las adicciones alcohólicas encontramos dos tipos de tratamientos: el entrenamiento en habilidades de afrontamiento de Monti, Abrahams, Kadden y cols. (2002) y las habilidades de afrontamiento para la conducta de beber (HACB) de Langley et al. (1994).

En el primer caso, el tratamiento está dirigido al entrenamiento de las habilidades interpersonales (habilidades de comunicación) e intrapersonales (afrontamiento de las urgencias de beber).

En el segundo caso, hablamos de un programa de entrenamiento llevado a cabo a través de diferentes fases: evaluación, preparación para el cambio, entrenamiento en habilidades de afrontamiento y generalización estructurada.

Hombre pensando en terapia

Adicción a la heroína

La adicción a la heroína (que no el consumo), como opiáceo, tiene una prevalencia, según el DSM-5, del 0,37 % en la población. En este caso, hablamos de un trastorno por consumo más concretamente. ¿Qué tratamientos se utilizan más para este trastorno?

Manejo de contingencias

Dentro de este grupo de tratamiento de las adicciones relacionadas con la heroína, encontramos diferentes programas disponibles. Hablamos de los siguientes tres:

  • Manejo de contingencias mediante tratamiento farmacológico: se refuerza la abstinencia mediante dosis de metadona.
  • Contingencias (manejo) mediante vouchers: se refuerza la abstinencia mediante vales o vouchers canjeables.
  • Manejo de contingencias libre de droga: en este caso, la abstinencia se refuerza sin un tratamiento farmacológico de base.

Exposición a pistas y señales

Es un tratamiento para la adicción a la heroína que consiste en la exposición de la persona adicta a señales que antecedían a la conducta de consumo. Estas técnicas están orientada a reducir la reactividad a las señales mediante procedimientos de control estimular y exposición.

Adicción a la cocaína

El trastorno por consumo de la cocaína tiene una prevalencia, según el DSM-5, del 0,3 % en la población. Afecta al doble de hombres que de mujeres.

Reforzamiento comunitario + terapia de incentivo

Este tratamiento, denominado CRA (reforzamiento comunitario) + vouchers, es de Budney y Higgins (1998). Se trata de un programa multicomponente que se centra en varias áreas vitales de la persona. Incluye un programa de manejo de contingencias como refuerzo a la abstinencia.

Terapia cognitivo-conductual

Dentro de este tratamiento para la adicción a la cocaína se incluye el programa de habilidades de afrontamiento basado en la prevención de recaídas, de Carroll y cols. (1998). Es un programa que presenta dos componentes:

Adicción al tabaco o tabaquismo

El 13 % de la población presenta un trastorno por consumo de tabaco, aunque muchas más personas consumen esta sustancia. Te explicamos los tratamientos más validados para él:

Procedimientos basados en la saciación (aversión)

Dentro de este grupo de tratamiento de las adicciones relacionadas con el tabaquismo encontramos diferentes técnicas y modalidades. Algunas de las más utilizadas son:

  • Procedimiento de saciación de Resnick (1968): el fumador debe aumentar el número de cigarrillos habituales hasta el “punto de saciación”, de forma que los aspectos positivos de la conducta de fumar se conviertan en aversivos.
  • Procedimiento de fumar rápido de Harris y Linchestein (1971): implica tomar caladas de un cigarrillo cada seis segundos, hasta sentir malestar (náuseas o mareos) o hasta cumplir un tiempo prefijado.
Psicóloga hablando con su paciente sobre la psicoterapia analítico funcional

Adicción al juego o juego patológico

El juego patológico es también considerado una adicción. Una de las técnicas más utilizadas para este trastorno es la exposición con prevención de respuesta, aunque también se emplean otras como las que describiremos:

Técnicas conductistas

Dentro de este grupo encontramos: las técnicas aversivas, la desensibilización guiada y la relajación, la exposición con prevención de respuesta (EPR) y el control de estímulos. ¿En qué consiste cada una de estas técnicas?

Las técnicas aversivas implican el uso de la sensibilización encubierta. La desensibilización guiada y la relajación se utilizan para reducir el nivel de activación (relajación) de la persona o la presencia de ansiedad asociada a la conducta de juego (desensibilización guiada).

Por su parte, la EPR implica la exposición de la persona a situaciones que desencadenan la conducta de juego, pero sin que esta pueda jugar (con el uso de conductas alternativas). Finalmente, el control de estímulos implica la evitación de los estímulos asociados al juego.

Terapia cognitiva

La terapia cognitiva para el juego patológico implica, sobre todo, el uso de la técnica de la reestructuración cognitiva. Esta se basa en la modificación de los sesgos y las distorsiones cognitivas asociadas al juego.

Estos son solo algunos de los tratamientos más validados para las adicciones. La lista es mucho más larga. Sin embargo, en terapia estas son las más utilizadas y validadas.

Así, cada caso en concreto necesitará una evaluación exhaustiva y un tratamiento personalizado. No obstante, si crees que tienes un problema de adicción, te animamos a pedir ayuda profesional.

Te podría interesar...
¿Qué esconden las adicciones?
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
¿Qué esconden las adicciones?

Las adicciones siempre esconden algo más, que aún no siendo conscientes de ello, suele ser el verdadero problema. Hoy descubriremos qué hay detrás.



  • American Psychiatric Association –APA- (2014). DSM-5. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Madrid: Panamericana.
  • Belloch, A., Sandín, B. y Ramos, F. (2010). Manual de Psicopatología. Volumen I y II. Madrid: McGraw-Hill.
  • Caballo (2002). Manual para el tratamiento cognitivo-conductual de los trastornos psicológicos. Vol. 1 y 2. Madrid. Siglo XXI (Capítulos 1-8, 16-18).
  • Pérez, M., Fernández, J.R., Fernández, C. y Amigo, I. (2010). Guía de tratamientos psicológicos eficaces I y II. Madrid: Pirámide.