Un viaje que marca un antes y un después, amor

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 29 octubre, 2018
Sofia Alcausa Hidalgo · 25 octubre, 2015

Muchas veces perdemos por diferentes circunstancias a seres queridos, un amor, un amigo, un familiar pero no, no son perdidas, son ganancias. Hemos tenido la fortuna de disfrutar de esas personas, del amor que nos han regalado. No tenemos por qué anclarnos en la tristeza de lo perdido, sino refugiarnos en la alegría de lo que ganamos.

En el camino de la vida iremos perdiendo amores diferentes… parejas, amigos, familiares y también encontraremos a nuevas personas que nos ayudarán a seguir caminando y que nos aportarán nuevas experiencias. No tengas miedo a las pérdidas. Piensa que una existencia sin vivencias no tiene sentido, que es mejor conocer el amor y haberlo perdido que no haberlo conocido…

 

Un viaje, una despedida

Siempre que escucho esta canción una tristeza me embarga… la música tiene la habilidad de despertar tus emociones perdidas, olvidadas… Amar  y perder ese amor por diferentes circunstancias es una de los sentimientos y de las sensaciones más tristes que todos experimentamos al menos alguna vez en nuestra vida…

El amor y el desamor forman parte de la vida y a veces como en esta historia, un viaje marca un antes y un después en una pareja. Un viaje que no solo las distancias físicas se han notado, sino también las emocionales. Por eso, al escucharla siento cada palabra y te escribo…

“Te tuviste que marchar, buscabas un futuro mejor, nos prometimos amor eterno, lo que había entre nosotros nada ni nadie podía destruirlo… pero yo tan solo era una niña y no sabía que la vida no es siempre como la soñamos, la hablamos o la creemos. Ella a veces como una niña caprichosa va de un lado para otra jugando con nosotros…

Quizás a pesar de mi inocencia en el fondo sabía que algo entre nosotros se perdería, ese tren que marchaba y que a mi me partía el corazón, no volvería nunca jamás, a pesar de tus promesas. Ese viaje te haría conocer otros olores, otros sabores, otras gentes y otros lugares…

Chica que dice adiós a su pareja

El verdadero amor no es egoísta y por eso te dejé partir, para que vivieras todo lo que aún tenías que vivir. Eras tan vital, tenías tantas ilusiones, tantas ganas de comerte el mundo… Tu presente y tu futuro ya no estaban aquí… a mí me ataban tantas cosas aquí que no te pude seguir, aunque sabía que dentro de mí siempre tú ocuparías un lugar muy importante y eso ya me bastaba para ser feliz.”

Ahora que escucho esta canción y a pesar de los años que han pasado, mis ojos se inundan de lágrimas al recordar aquel chiquillo que se marchaba con sus maletas buscando un futuro. Pero son recuerdos bonitos, son lágrimas llenas de vida, de nostalgia, que me reconfortan porque viví, vivímos una historia de amor que forma parte de mi vida y que tú me regalaste con tus cartas, tus besos, tus caricias.

¿Cómo podemos usar la inteligencia emocional ante un amor perdido?

Para superar la pérdida de un ser querido y reponernos, podemos utilizar la fuerza de la inteligencia emocional en nuestro día a día. Sigue estos consejos y descubrirás que poco a poco te irás liberando de esa espinita:

  • Siéntete feliz por lo que has vivido. No has perdido, has ganado una experiencia en tu vida, has ganado la maravillosa experiencia de vivir el amor, de sentirlo y saborearlo. Te has rendido a su evidencia que en su momento fue mágica…
  • No te encierres en pensamientos repetitivos en torno a esa persona. Recuerda con cariño pero no idealices o te obsesiones. La vida tiene mucho que ofrecerte, no te ancles en el pasado y ábrete al presente, a todo lo que te trae.
Mujer con jaula liberando pájaros

  • Habla con otras personas que consideras emocionalmente inteligentes. Dos palabras y un abrazo pueden borrar en tan solo un momento tus tristezas. Habla con personas que comprendan tus emociones, seguro que sentirás más alivio.
  • Piensa que las cosas cambian en la vida. Ahora estás triste, tu alma está rota por ese amor que se marchó pero piensa que todo en la vida pasa. Volverás a vivir cosas bonitas si tú estás dispuesto a vivir.
  • No tengas miedo a vivir. Si has perdido un amor no tengas miedo a volver a vivir la experiencia de enamorarte. Desafiarte a ti mismo y sentir que eres valiente para superar tus miedos, en este caso la aventura de volver a enamorarte independientemente de si sale bien o sale mal, te dará seguridad. Sentirás que tienes la inteligencia emocional suficiente para superar los contratiempos.

No tengas miedo, vive y disfruta del amor, experiméntalo y ábrete a sus sensaciones y sentimientos. Terminarán por componer tu mapa de vida, un mapa lleno de recuerdos imborrables, porque ¿Qué seríamos sin recuerdos?