13 Pasos para liberarte de una obsesión

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 3 octubre, 2015
Cristina Roda Rivera · 3 octubre, 2015

Cuando nuestra mente está presa de una obsesión es como tener una venda negra en nuestros ojos: esa obsesión lo abarca todo impidiéndonos no solo disfrutar sino también mirar, contemplar y ser conscientes de cosas que no giran alrededor de ella.

Algunas cosas maravillosas que están ocurriendo en tu vida pasan desapercibidas porque la obsesión ocupa todo tu foco de atención. Todo lo que vives, ves y escuchas lo relacionas con ella. Vives la obsesión como algo desagradable, reconoces que es irracional y desmedida pero poco sirve eso para empezar a librarte de ella.

¿Cuáles son los elementos que conforman una obsesión?

Algunos trastornos psicopatológicos relacionados con obsesiones son bastante más complejos que una obsesión normal. Por ejemplo en el TOC (Trastorno obsesivo compulsivo) la detención de pensamiento ante una obsesión no se recomienda porque es un trastorno algo más complejo y con muchos aspectos a tratar.

Pero si en tu caso es una obsesión claramente identificable, y que usualmente se manifiesta por no “salir de tu cabeza”, los pasos que vamos a describir en este artículo te van a ayudar. Antes debes de tener en cuenta las partes o dimensiones respecto a la obsesión que son importantes tener en cuenta y que vamos a trabajar:

  • Parte cognitiva de la obsesión: son los pensamientos y creencias. Para trabajar esta parte hay que dejar de alimentar la obsesión en nuestra cabeza.
  • Parte conductual: esta parte se refiere a los comportamientos relacionados con los pensamientos. Llevar a cabo conductas que nos distraigan de nuestras obsesiones nos beneficiará.
  • Parte artística o intelectual: el arte nos sirve para expresar lo que sentimos. Podemos aprovecharlo para expresar lo que sentimos cuando tenemos pensamientos obsesivos y así liberarnos.
  • Parte social: quizás esta obsesión te ponga en conexión con otros tema que están relacionados y por los que otras personas están interesadas. Hablar con los demás de lo que nos sucede puede ayudarnos.
Mujer con los ojos tapados

Los 6 primeros pasos para liberarnos de una obsesión

Como hemos dicho, para liberarnos de la obsesión deberemos atender a distintas facetas de la misma, así que lo primero que vamos a atajar es el contenido de la obsesión, es decir la parte cognitiva. Estos serían los 6 primeros pasos para ello:

  • 1er Paso: liberar tu Mente: Tienes que establecer distancia física del contenido de tu obsesión, pues cuánto más accesible sea ésta más difícil será ignorarla. Por lo que libera tu mente de esos pensamientos obsesivos por ejemplo utilizado algún método de relajación.
  • 2º Paso: no realizar búsquedas de información acerca de la obsesión que ocupa tu mente. Evita los juegos mentales del tipo “ésta es la última vez que lo hago”, porque si lo haces siempre habrá una próxima vez, no te autoengañes.
  • 3er Paso: Deja estar a la obsesión en tu cabeza pero “sin seguirle el juego”. Los pensamientos son automáticos, así que si la obsesión vuelve de repente a tu cabeza no pienses que has fracasado.
  • 4ºPaso: No seas duro contigo mismo si la obsesión sigue ahí. Quizás te llevará tiempo conseguir que deje de ser incómoda y que condicione tu visión del mundo, pero no dejes de esforzarte e intentarlo. Poco a poco irás consiguiéndolo.
  • 5ºPaso: Habla con tus amigos y familiares sobre tus pensamientos y sentimientos. Quizás tus amigos y familiares han caído en la cuenta de que tienes un problema con esta obsesión. Sorpréndeles y háblales de otras preocupaciones o sentimientos que rondan en tu cabeza.
  • 6ºPaso: Practica vivir en momento presente: Empieza a meditar las veces que lo necesites, intenta la concentración en tu trabajo, dedicar tu atención a las personas y conversaciones que están teniendo lugar. Si aún así te sientes ansiosa, establece un momento del día con un tiempo determinado en el que puedas pensar en la obsesión (llegará un momento en el que no lo necesites).

Los 4 siguientes pasos para liberarte de una obsesión: Realiza actividades

 

Mujer haciendo relajación

  • 7ºPaso: Forma nuevos hábitos No hace falta que cambies tu rutina por completo, pero realizando pequeños cambios tu cuerpo y tu mente entrarán en el terreno de la novedad e irán adaptándose.
  • 8ºPaso: Sé consciente de que necesitas cambiar cosas. Utiliza toda la energía que utilizabas en tu obsesión en tiempo para conocer a personas nuevas, aprender una nueva habilidad o practicar deporte. Puedes comenzar a hacer todas esas cosas que tenías pendiente y nunca te arriesgaste a hacer.
  • 9ºpaso: Cambiar la estética de las cosas cambia su visión y por tanto su procesamiento mental.Si cambias muebles, te cambias el peinado, cambias algo de tu vestuario, cambias algo de tu alimentación, será procesado como novedad, y al cerebro le gustará las nuevas señales que le estás dando.
  • 10º Paso: Realiza actividades totalmente contrarias al objeto de la obsesión. Si estabas obsesionada por ser madre pero no has podido, seguir leyendo revistas para embarazadas no será muy conveniente. Elige novelas de corte fantástico, de ficción o de intriga, son ideales para despejar la mente y alejar el objeto de tu obsesión.

 

Los 3 últimos pasos: Saca provecho de la obsesión de forma artística y social

  • 11º Paso: Logra expresar de manera artística o emocional lo que has vivido respecto a tu obsesión: Puedes pintar, componer alguna poesía, o simplemente plasmar en un papel todo lo que has sentido, porque crees que te has obsesionado de esa forma. Lograrás conocerte a ti misma mejor casi mejor que yendo a un psicoanalista.
  • 12º Paso: Buscar que te apasiona. Si tu obsesión se ha relacionado por ejemplo con algo de tu salud, puedes empezar a estudiar cosas relacionadas simplemente para tener un conocimiento veraz y que te llenará de conocimiento. Quién sabe, quizás en nuestras obsesiones se pueden encontrar pistas acerca de qué nos apasiona en la vida, y podemos desarrollar esa pasión.
  • 13º: No vivas sola todo tu mundo mental, quizás haya personas que se interesan por lo mismo que tú o han pasado por lo mismo. Puedes optar por una terapia de grupo o por conocer gente que también comparta inquietudes parecidas. Cuando conversamos con los demás nuestro mundo interior se vuelve menos neurótico y conseguimos sanarnos a nosotros mismos.

Como ves hay muchos métodos o estrategias que pueden ayudarte a liberar tus pensamientos y creencias obsesivas. Tan solo tienes que ponerte en marcha y ser persistente, poco a poco conseguirás tu objetivo. Quizás a la primera no salga, ni a la segunda ni a la tercera, pero si tienes paciencia las obsesiones se irán de tu vida.