Cómo superar un enfado con tu pareja

Siempre vamos a tener discusiones con nuestra pareja, de hecho, muchos especialistas las consideran un aspecto sano en toda relación. Sin embargo, hay que saber afrontarlas para que no terminen arruinando el vínculo. Veamos cómo lograrlo.
Cómo superar un enfado con tu pareja
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González.

Última actualización: 10 septiembre, 2022

Los enfados de pareja son situaciones bastante comunes que surgen por diversos motivos y que pueden desencadenar grandes conflictos. Para superar y controlar la ira surgida a raíz de un conflicto es fundamental identificar tanto nuestros sentimientos como los sentimientos del otro.

De echo, Harriet Lerner, psicóloga especializada en terapia de pareja, en su libro La danza de la ira, nos presenta una idea fundamental: las discusiones en la pareja son sanas. Según su opinión el matrimonio es el pararrayos del estrés que nos rodea en nuestra vida cotidiana, es decir, discutir es natural, el problema es saber hacerlo bien.

Según Lerner, para saber discutir debemos de ser conscientes de las emociones que nos mueven y entender que somos presos de nuestras palabras. Para evitar que la ira del día a día haga que nuestra relación se convierta en un campo de batalla, escuchar y entender al otro es un paso fundamental.

Por qué discuten las parejas

Antes de determinar cómo controlar el enfado en la pareja, o cómo enfrentarnos a él, es importante saber por qué nos molestamos, cuál es el origen de las discusiones en la pareja.

Normalmente, las parejas discuten por cinco grandes asuntos: el dinero, el sexo, los suegros, problemas relacionados con la casa y el trabajo, y por el aumento de la familia (tener hijos).

Sin embargo, el enfado realmente se produce cuando uno de los miembros de la pareja percibe que el otro no se preocupa por cómo se siente, y es el dolor que origina esta desconexión lo que provoca la ira. En este sentido, el enfado sería una expresión de miedo y ansiedad ante el temor de no conectar con el otro, un mecanismo de supervivencia.

Pareja enfadada por infidelidad emocional

El enfado y la expresión de las emociones durante el conflicto

Un estudio realizado en 2012 por Keith Sanford, profesor asociado de psicología y neurociencia en la Universidad de Baylor, aborda la comunicación de las emociones durante el conflicto en las parejas casadas. Allí, encontró que las parejas son muy hábiles en la lectura de las emociones de sus compañeros durante las discusiones. El problema es que el significado de esas emociones, especialmente la ira, no son siempre evidentes.

Sanford descubrió que cuando un conflicto se repite una y otra vez, las parejas expresan ira sobre dicho conflicto, sin importar lo que realmente sienten y sin importar el hecho de que puede dar lugar a más conflictos. De esta manera, la situación se convierte en una trampa de la que es difícil escapar, en una espiral dañina.

Sanford también descubrió que cuando un miembro de la pareja está enfadado es muy posible que olvide el hecho de que la otra puede estar triste, incluso cuando él también lo esté.

“Sucede a veces que se discute porque no se llega a comprender lo que pretende demostrar nuestro interlocutor.”

-Leon Tolstoi-

Otras investigaciones realizadas anteriormente revelan que expresar la tristeza acerca a ambas partes y permite a la pareja superar la ira. Es decir, que si se expresa la tristeza durante el conflicto es mucho más sencillo resolverlo. El problema es que es muy difícil que se note la tristeza cuando también se expresa ira.

Cómo enfrentar los enfados de pareja en 6 pasos

Cuando las parejas tienen conflictos es importante tener muy claro cuál es el objetivo de la discusión. Sin embargo, esto es algo que la mayoría de las parejas no hacen.

Enfados de pareja

1. Conócete a ti mismo

El autoconocimiento es una clave esencial de la inteligencia emocional ya que, para poder manejar las emociones de forma adecuada, es importante que sepamos identificar nuestros estados emocionales, qué señales corporales corresponden a cada uno y cuál es su nombre.

Enfadarse y provocar una discusión sin ser consciente de los propios sentimientos puede provocar un sentimiento de ira como reacción para sentirnos menos vulnerables. Esto es algo que hace que el otro tenga dificultades para entender los sentimientos reales y reaccione también con ira. Esto genera un ciclo de constantes discusiones que no lleva a ninguna conclusión.

En una discusión, lo difícil no es defender nuestra opinión, sino conocerla”.

-André Maurois-

2. Identifica las situaciones desencadenantes de los enfados de pareja

Otro paso importante para enfrentar los enfados de pareja es ser consciente de aquellas situaciones en las que somos más susceptible a enfadarnos. Por ejemplo, esperar mucho tiempo a la pareja, no percibir su apoyo en las tareas del hogar, no estar de acuerdo con la forma de educar a los hijos, etc.

Reconocer cuáles son los detonantes te ayudará a estar más preparado y a afrontar la situación de una forma más efectiva. Si sabes reconocer estos contextos, puedes aplicar técnicas para gestionar el enojo de forma individual para que estés más relajado al momento de conversarlo con tu pareja.

3. Recurre a técnicas de relajación

Cuando identifiques el enojo, intenta canalizarlo antes de confrontar a tu pareja. Así evitarás que las emociones se apoderen de la situación y hablen por ti. Para ello, puedes hacer ejercicios de respiración, hacer alguna actividad física que te permita drenar (como correr o caminar), meditar, etc.

Al principio puede resultar complicado, pero con la practica podrás recurrir a estas u otras técnicas para mitigar tu enfado.

4. Comunícate con tu pareja de forma asertiva

La asertividad implica expresar los pensamientos, sentimientos y opiniones de forma clara y sin agredir o irrespetar al otro. Para ello, es importante que sepas identificar todas las emociones que experimentas y comunicárselas a tu pareja sin ánimos de buscar culpables.

Lo ideal es que ambos ataquen el conflicto como un equipo y que busquen soluciones en conjunto. Para ello, muchas veces es necesario recurrir a la negociación y a los acuerdos.

Asimismo, tu pareja también debe identificar qué sentimientos le despierta el conflicto y comunicarlos de forma asertiva. Si ambos lo consiguen, el resultado será muy diferente.

5. Trabaja la apertura y la empatía

Muchas veces tenemos ideas muy rígidas sobre las relaciones que no hacen más que estropear el vínculo. Por ejemplo, creer que nuestra pareja siempre debe estar de acuerdo con nosotros, o que nuestra postura siempre es la correcta, son las típicas creencias que nos dejan estancados en el orgullo y el conflicto.

Para ello, debemos ser capaces de escuchar activamente a nuestra pareja y comprender su punto de vista. Además, no está mal que tengan opiniones diferentes sobre un asunto, lo ideal es que ambos respeten y comprendan la postura del otro y negocien si es necesario.

6. Busca alternativas para expresar tu descontento

En una relación lo más aconsejable es comunicar todo aquello que nos molesta. Sin embargo, muchas parejas caen en el error de descalificar al otro, lanzar indirectas o hacer fuertes críticas. Estas nunca serán las mejores formas de comunicarnos.

Lo mejor siempre será la comunicación asertiva y empática. Donde ambos sean capaces de expresar sus descontentos sin atacar y, a su vez, de aceptar las quejas del otro sin sentirse atacado.

Para finalizar, advertimos que controlar el enojo no siempre es tarea fácil. Sin embargo, la dedicación, la practica y el amor, son las claves necesarias para superar los enfados con la pareja.

Te podría interesar...
¿Cómo podemos mejorar la comunicación en la pareja?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
¿Cómo podemos mejorar la comunicación en la pareja?

Es altamente importante mejorar la comunicación dentro de la pareja, para así evitar conflictos innecesarios... ¡Descubre cómo hacerlo!