Cosas productivas para hacer en solo 5 minutos

Este artículo fue redactado y avalado por el psicólogo Bernardo Peña Herrera
21 marzo, 2015

Levantarse de la cama. Ducharse. Vestirse. Escribir artículos. Leer. Lavar los platos. Limpiar la casa. Cuando pensamos en ser productivos creemos que necesitamos largos períodos de tiempo pero en realidad podemos hacer muchas con solo cinco minutos.

Cuando pensemos en productividad no debemos pensar en eficiencia, más bien debemos hacerlo en las cosas que valen la pena, en actividades significativas y en la satisfacción de nuestras necesidades.

Vamos a mostrarte una lista de cosas productivas para hacer cuando se tiene sólo 5 minutos, es decir, actividades rápidas que podemos llevar a cabo. Porque, a veces, cuando estamos abrumados, nos olvidamos de que hay tareas que no requieren mucho tiempo. Y, sin embargo, pueden ser muy útiles para mantener nuestro equilibrio emocional.

Actividades productivas que puedes hacer en 5 minutos

-Practica 5 minutos la meditación. La meditación nos ayuda a relajarnos y reiniciamos nuestro cerebro. Esto es especialmente útil cuando nuestros pensamientos están compitiendo o nuestra ansiedad es alta. Hoy en día hay una gran cantidad de recursos de meditación online, prueba esta atención plena con un vídeo de meditación guiada.

-Saborea una taza de o café. El reservar un tiempo para nosotros mismos es absolutamente productivo.

-Compra un libro. Regálate momentos y compártelos.

-Reflexiona sobre cómo te sientes en este día hasta ahora. Apúntalo si lo deseas y piensa en tus intenciones para el resto del día.

-Haz planes con tu pareja o un ser querido para hacer algo divertido esta noche, mañana o la semana siguiente.

-Haz una lista de cinco cosas que estás agradecido. Pueden ser de la vida, de los demás o de ti mismo.

-Date un paseo. Si estás en casa, ir a tu buzón de correo, o caminar alrededor de la manzana. Si estás en el trabajo, camina alrededor de tu oficina. Sal a caminar y mira al cielo.

-Describe los pasos para una tarea que has estado evitando. Cada paso pequeño finalmente puede ser factible.

-Masajea tus manos.

-Anota 10 cosas que ver, oler, oír, tocar y, tal vez, incluso probar a volver a conectar con tu mundo.

-Aventurarse fuera y crear la misma lista para tu entorno natural.

-Lee unas líneas o cualquier texto que te calma y te recuerda de lo que es realmente importante.

leer

Más actividades productivas en 5 minutos…

-Cierra los ojos y escucha los sonidos del océano, de la naturaleza, etc. Hay un sinfín de opciones.

-Haz algo que tienes que hacer, pero no quieres (como pagar las cuentas, llamar a la compañía de tarjetas de crédito, hacer la cama, doblar la ropa, limpiar tu escritorio). Recuérdate a ti mismo que son tan solo cinco minutos.

-Lee chistes o ve algo de humor. Los beneficios de la risa son múltiples.

-Toma un pedazo de papel y garabatea lo que surja: remolinos, líneas onduladas, flores… Deja que tu mente fluya y asómbrate.

-Planifica una deliciosa cena para esta semana. Puedes, también, ver un tutorial acerca de cómo se hace el plato que desde hace tiempo querías preparar.

-Aprende acerca de un acontecimiento histórico que haya ocurrido en el día de hoy. Puedes ir a cualquier web a la sección de efemérides y descubrir algún acontecimiento del que puedas hablar con tus conocidos.

-Piensa en lo que necesitas física, emocional, mental y espiritualmente. Piensa en cómo puedes conocer cada necesidad en esta semana. Si te quedas sin tiempo puedes pasar cinco minutos en cada tipo de necesidad. Estas, por supuesto, no son preguntas ni respuestas fáciles.

-Quédate en silencio. Hay tanta sabiduría que gira alrededor de nuestras mentes y cuerpos… ¿Cuántas veces nos detenemos? Si te gusta, contempla la pregunta «¿Qué es lo que ya sé?» Y espera a la respuesta. O simplemente siéntate sin expectativas o requisitos previos; para que no pierdas la noción del tiempo, se puede establecer los minutos con un temporizador.

¿Qué se puede iniciar o conseguir en cinco minutos? Crea tu propia lista de ideas. Mantenlo en algún lugar práctico de fácil acceso y llévalos a la práctica a diario, como una rutina obligatoria. Con el tiempo, obtendrás muchos beneficios espirituales y emocionales que harán que te sientas poco a poco mucho mejor.