7 frases para las personas altamente sensibles (PAS)

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 26 febrero, 2018
Valeria Sabater · 26 febrero, 2018

Hay valiosas frases para las personas altamente sensibles (PAS) que pueden brindarles un mejor autoconocimiento, seguridad en sí mismas y una gestión más óptima de sus emociones. Porque más allá de lo que se pueda pensar, ser sensible, entusiasta y tener el don de ver el mundo desde el propio corazón tiene ventajas siempre y cuando, eso sí, sepamos como “calibrar” ese potencial.

Si hay algo que abunda y que suele gustar a veces en exceso al mundo de la psicología popular son los sistemas de clasificación. Así, es más que común encontrarnos decenas de artículos donde se describen a la ligera una serie de rasgos con los cuales deducir si nos encontramos o no dentro de cierto perfil de personalidad o comportamiento.

De este modo, es habitual que un gran número de personas al leer ciertas publicaciones se identifiquen al instante con lo que se conoce como el don de la alta sensibilidad. Ahora bien, cabe decir que este perfil es mucho más complejo de lo que podamos creer. Estamos ante un tipo de personalidad donde lo emocional e incluso lo orgánico presenta ciertos matices muy llamativos. Son, por ejemplo, personas mucho más sensibles al dolor, al sonido, a los olores…

De hecho, hay niños que ya desde bien temprano evidencian cierta molestia ante determinados tejidos de ropa. Son además, muy empáticos, creativos, pero reaccionarios ante una sociedad que hace uso de códigos que les resultan tan desconcertantes como amenazantes a veces: la mentira, el doble sentido, la impulsividad…

Esa sutilidad perceptiva y emocional les aboca a menudo al umbral de la depresión, a ese desconcierto casi desesperado de quien se percibe diferente, una pieza extraña en un mundo demasiado ruidoso, fascinante pero insensible a veces… Por ello, estamos seguros de que estas frases para las personas altamente sensibles (PAS) les servirán de guía, de inspiración y de valiosa ayuda.

hombre triste representando las frases para las personas altamente sensibles (PAS)

Frases para las personas altamente sensibles (PAS)

La mayoría de las frases para las personas altamente sensibles (PAS) que vamos a presentar a continuación vienen recogidas en libros sobre esta misma temática. Por ejemplo, a nuestro alcance tenemos los interesantes trabajos de Elaine Aron y Karina Zegers, dos autoras que cuentan con varias publicaciones al respeto y que se alzan como auténticos recursos tan útiles como interesantes.

Veamos por tanto alguna de estas pinceladas de conocimiento.

1. No eres una etiqueta

“No eres una etiqueta, no eres un paquete. Debido a que las personas sin el rasgo (la mayoría) no entienden eso, nos ven como tímidos, débiles o el pecado más grande de todos: insociables. Temiendo estas etiquetas, tratamos de ser como los demás. Pero eso nos lleva a ser cada vez más exagerados y angustiados. Entonces eso nos convierte en neuróticos o locos, primero por los demás y luego por nosotros mismos”.

-Elaine Aron-

Uno de los errores que solemos cometer gran parte de nosotros, seamos personas altamente sensibles o no, es querer encajar a la fuerza en todos esos entornos que nos rodean y que a menudo nos juzgan por ser diferentes. Es un error, la aceptación del propio modo de ser, se sentir y de vivir es sinónimo de salud, por tanto dejemos a un lado el uso de etiquetas.

2. El lado oscuro de la sensibilidad

“Toda virtud tiene su sombra”.

-Elaine Aron-

La alta sensibilidad puede parecer a instantes una maldición. Sentimos la vida con mayor intensidad, no todos comprenden nuestras singularidades, no todos ven el mundo como nosotros… Es una virtud con un reverso extraño, pero no deja de ser un don. Al fin y al cabo, la alta sensibilidad otorga una oportunidad: la realidad de un modo más profundo.

3. La hipersensibilidad, ese umbral infranqueable

“Incluso una estimulación moderada y familiar, como un día de trabajo, puede hacer que una persona altamente sensible necesite silencio por la noche”.

-Elaine Aron-

Esta es una de las frases para las personas altamente sensibles (PAS) más características, es aquella donde se nos muestra el problema de la hipersensibilidad, de ese umbral tan delicado donde el rumor de la gente, los sonidos, las palabras e incluso los cambios de temperatura se experimentan a veces con gran molestia…

Chica triste de espaldas representando las frases para las personas altamente sensibles (PAS)

4. La necesidad de adaptarnos a un mundo ruidoso

“Un profesor de meditación me contó una vez la historia de un hombre que no quería tener nada que ver con el estrés de la vida, por lo que se retiró a una cueva para meditar día y noche para el resto de su vida. No llevaba ni un día en su cueva cuando terminó saliendo llevado a la angustia. Estaba desesperado por el sonido del goteo de agua en su cueva. La moraleja es que, al menos hasta cierto punto, las tensiones siempre estarán ahí”.

-Elaine Aron-

Esta historia tiene en apariencia algo cómico, pero en realidad, representa muy bien la vida de las personas altamente sensibles. A menudo, muestran la necesidad de buscar aislamiento y soledad ante un mundo demasiado ruidoso, lleno de estrés, lleno de problemas y decepciones. Sin embargo, y aún en ese rincón de soledad seguirán aconteciendo cosas…

Por tanto, de nada nos sirve huir del mundo o defendernos ante él. El mundo es como es, con sus matices, sus complicaciones y bellezas. Saber aceptarlo, entenderlo y adaptarnos a él nos permitirá sobrevivir con mayor armonía.

5. Tú también eres una prioridad

“Nos vemos obligados a tomar decisiones y a establecer prioridades, pero al ser muy concienzudos, las personas altamente sensibles a menudo se colocan las últimas”.

-Elaine Aron-

Esta es otra de las frases para personas altamente sensibles (PAS) más interesantes. Así, algo que sin duda les caracteriza es la  reflexión, la necesidad de meditar las cosas en profundidad, de mirar todos los detalles, todos los matices… Sin embargo, tras esos profundos análisis terminan por priorizar lo ajeno, terminan valorando que los problemas de los demás y las necesidades de los otros son más importantes.

Ese error de cálculo, esa peligrosa virtud al fin y al cabo caracterizada por una empatía excesiva, termina por causarles muchos problemas de autoestima.

6. Tus emociones te hacen más humano

“El ser humano es lo es por reunir en él la capacidad de pensar, la capacidad de sentir y la capacidad de actuar. Nuestras emociones por tanto, nos dignifican”.

-Karina Zegers-

Esta es otra de las frases para las personas altamente sensibles (PAS) de Karina Zegers más conocidas. En este mensaje nos recuerda que lejos de ver nuestra sensibilidad, nuestras emociones y ese sentimiento tan receptivo al mundo como un problema, lo integremos como una parte de nuestro ser. Al fin y al cabo, el ser humano no sería nada sin sus emociones, entonces ¿por qué ver la sensibilidad como un problema?

Perfil de cabeza de mujer con flores en su interior representando las frases para las personas altamente sensibles (PAS)

7. Sensibilidad y cultura

“Las investigaciones que compararon a niños de escuelas primarias de Shanghai con los de Canadá descubrieron que los niños más sensibles y callados de China se encontraban entre los más respetados por sus pares, y en Canadá eran los menos respetados”.

-Elaine Aron-

Este dato es sin duda muy interesante. La alta sensibilidad es percibida de forma diferente según cada cultura. Curiosamente, en los países orientales, este prisma, este rasgo de personalidad se aprecia mucho más incluso entre los propios niños. Sin embargo, en el mundo occidental el niño sensible es habitualmente criticado o incluso suele ser víctima del bullying.

Niña sonriendo representando las frases para las personas altamente sensibles (PAS)

Es momento por tanto de normalizar las emociones, de aceptar y entender un poco más este perfil que nada tiene que ver con lo asocial, con el carácter tímido o neurótico. Estas frases para las personas altamente sensibles (PAS) nos demuestran que son como un jardín lleno de matices, de profundas raíces y elevados sentimientos que enriquecen mucho más el tejido de nuestra realidad. No les aislemos, no les veamos como elementos extraños en un mundo donde cabemos todos.