La teoría de las necesidades humanas de Maslow - La Mente es Maravillosa

La teoría de las necesidades humanas de Maslow

Fátima Servián Franco 1 junio, 2018 en Teorías 0 compartidos
Dibujo de una pirámide para representar la teoría de las necesidades humanas de Maslow

La teoría de las necesidades humanas de Abraham Maslow, fundador y principal exponente de la psicología humanista, se basa en la existencia de una serie de necesidades que atañen a todo individuo y que se encuentran organizadas de las más urgentes a las que lo son menos. Esto se debe a que según Maslow, nuestras acciones nacen de la motivación dirigida hacia el objetivo de cubrir ciertas necesidades, las cuales se ordenan según la importancia que tengan para nuestro bienestar.

La representación gráfica de esta jerarquía de necesidades es a través de una pirámide, de ahí que esta teoría también se conozca por la pirámide de Maslow.

En la parte más baja de la estructura se ubican las necesidades más vitales y prioritarias para la supervivencia de orden biológico, mientras que en la superior se encuentran aquellas de menor urgencia y que tienen que ver con la autorrealización. Así, al ser satisfechas las necesidades de los niveles inferiores, el individuo no se vuelve apático sino que encuentra en los estadios superiores la meta próxima a alcanzar para estar satisfecho.

Ahora bien, la sociedad de consumo ha generado profundos cambios culturales, los cuales han modificado el contenido, los términos y los conceptos de los deseos naturales del ser humano. Hoy en día, en contra de lo que dice la teoría de las necesidades humanas, parece que solo nos preocupamos por tener, por acumular todo tipo de bienes y servicios, coleccionándolos sin importar la utilidad para nosotros.

Por otro lado, las dimensiones más existenciales han ido perdido vigencia, y con ellas los valores que fueron en su tiempo la base de las relaciones sociales y la piedra angular de las distintas culturas. De ahí que sea necesario revisar y recategorizar la noción de necesidad en la actualidad.

Mujer respirado aire fresco

Estructura de la teoría de las necesidades humanas

La teoría de las necesidades humanas de Maslow formula una estructura jerárquica que defiende que conforme se satisfacen las necesidades más básicas, los seres humanos desarrollan deseos más elevados. Estas metas estarían categorizadas en de cinco niveles:

  • Necesidades fisiológicas. Estas constituyen la máxima prioridad del individuo, ya que se encuentran relacionadas con su supervivencia y reproducción. En este nivel encontramos necesidades como la homeostasis, esfuerzo del organismo por mantener un estado normal y constante que favorezca al máximo su vida. Además, también se encuentran aquí la alimentación, la sed, el mantenimiento de una temperatura corporal adecuada, el sexo y la respiración.
  • Necesidades de seguridad. Con su satisfacción se busca la creación y mantenimiento de un estado de orden y seguridad. En este nivel encontramos la necesidad de estabilidad, de tener empleo, recursos, salud y protección, entre otras. Estos deseos se relacionan con el temor de los individuos a perder el control sobre su vida, y están íntimamente ligados al miedo, principalmente a lo desconocido.
  • Necesidades sociales. Una vez satisfechas las necesidades fisiológicas y de seguridad, la motivación se centra en las que tienen que ver con el ámbito social, con el deseo de compañía del ser humano, con su aspecto afectivo y su participación social. Dentro de este nivel tendríamos algunos aspectos como la comunicación con otras personas, establecer amistad con ellas, manifestar y recibir afecto, vivir en comunidad, pertenecer a un grupo y sentirse aceptado por él.
  • Necesidades de reconocimiento. También conocidas como “de autoestima”. Los deseos de este cuarto nivel radican en la necesidad de sentirse apreciado, tener prestigio y destacar dentro de un grupo social. De igual manera, también se incluyen la autovaloración y el respeto por uno mismo.
  • Necesidades de autosuperación. También llamadas “de autorrealización”, son las metas más complejas de alcanzar. En este nivel el ser humano quiere trascender su propia mortalidad, dejar huella, realizar su propia obra, desarrollar su talento al máximo. Son necesidades relacionadas con el desarrollo espiritual, moral y la búsqueda de una misión en la vida.
“No puedes escapar a las necesidades, pero puedes vencerlas”.
Compartir

Pirámide de Maslow

La necesidades psicológicas del ser humano

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud mental como ‘un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades’.

El bienestar psicológico engloba nuestras necesidades más elevadas como un conjunto de sensaciones que hacen referencia a cómo juzgamos nuestra vida a nivel global. Estas necesidades no están necesariamente relacionadas con experimentar situaciones placenteras o con satisfacer nuestros deseos personales, sino con un conjunto de dimensiones más amplias.

Entre las necesidades psicológicas más importantes del ser humano se encuentran la necesidad de afecto y amor, necesidad de pertenencia y necesidad de reconocimiento. La necesidad psicológica más elevada del ser humano, se halla en la autorrealización; y es a través de su satisfacción como se encuentra una justificación o un sentido válido a la vida.

Por lo tanto, y a pesar de que muchas investigaciones y estudios apoyan la teoría de las necesidades humanas de Maslow, existen otras muchas que no parecen ir en la misma línea y que han realizado críticas hacia este modelo como lo abstracto que es su concepto de autorrealización. De hecho, hay estudios que afirman que incluso sin tener cubiertas las necesidades más básicas, también son importantes las relacionadas con la autorrealización y el reconocimiento. 

Ahora bien, independientemente de las críticas recibidas, la teoría de las necesidades de Maslow es un aporte fundamental en la psicología que contribuyó a establecer y desarrollar la psicología humanista y el concepto de bien común.

Fátima Servián Franco

Psicóloga General Sanitaria. Profesora colaboradora en la Universidad Internacional de Valencia y directora del centro de Psicología, Renacer.

Ver perfil »
Te puede gustar