¿Cómo es exactamente un sociópata?

Falta de empatía, impulsividad, incumplimiento de las normas, ausencia de remordimientos, agresividad... son algunas de las características definitorias de los sociópatas. A continuación, detallamos todo lo que necesitas saber para identificar a uno.
¿Cómo es exactamente un sociópata?
Francisco Pérez

Escrito y verificado por el psicólogo Francisco Pérez.

Última actualización: 16 septiembre, 2022

Según la psicóloga de Harvard y autora del libro The Sociopath Next Door, Martha Stout, una de cada 25 personas es sociópata. Esto puede representar un verdadero problema para la sociedad actual.

La sociopatía es un trastorno recogido en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM 5) como trastorno de la personalidad antisocial. Este trastorno se define como “una afección mental por la cual una persona tiene un patrón prolongado de manipulación, explotación o violación de los derechos de otros”, según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

El sociópata sufre un trastorno de la personalidad antisocial

La característica esencial de este trastorno es un patrón general de desprecio y de violación de los derechos de los demás. Comienza en la infancia o adolescencia temprana. El trastorno continúa en la edad adulta.

Para realizar el diagnóstico, la persona debe tener al menos 18 años de edad. También debe haber tenido antecedentes de algunos síntomas de trastorno de conducta antes de los 15 años.

El trastorno de conducta implica un patrón repetitivo y persistente de comportamiento en que se violan los derechos básicos de los demás o las principales normas sociales. Los comportamientos característicos del trastorno de conducta se agrupan en cuatro categorías: agresión a personas y animales, destrucción de la propiedad, fraudes o hurtos y violación grave de las normas. Y es que un sociópata no se ajusta a las normas sociales y en muchos casos tampoco a la legalidad.

Mujer quitándose máscara

Criterios diagnósticos del trastorno de la personalidad antisocial

Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM 5) las personas con trastorno de la personalidad antisocial se caracterizan por los siguientes criterios:

A. Patrón dominante de inatención y vulneración de los derechos de los demás. Este patrón se produce antes de los 15 años de edad y se manifiesta por:

  • Incumplimiento de las normas sociales respecto a los comportamientos legales. Actuaciones repetidas que son motivo de detención.
  • Engaño. Se manifiesta por mentiras repetidas. También por la utilización de alias o estafa para provecho o placer personal.
  • Impulsividad o fracaso para planear con antelación.
  • Irritabilidad y agresividad. Se manifiesta por peleas o agresiones físicas o repetidas.
  • Desatención imprudente de la seguridad propia o de los demás.
  • Irresponsabilidad constante. Se manifiesta por la incapacidad repetida de mantener un comportamiento laboral coherente o cumplir con las obligaciones económicas.
  • Ausencia de remordimiento. Se manifiesta con indiferencia o racionalización del hecho de haber herido, maltratado o robado a alguien.

B. El individuo tiene como mínimo 18 años.

C. Existen evidencias de la presencia de un trastorno de la conducta con inicio antes de los 15 años.

D. El comportamiento antisocial no se produce exclusivamente en el curso de la esquizofrenia o de un trastorno bipolar.

¿Cuáles son las características de un sociópata?

El sociópata tiene poca empatía y tiende a ser lo que podíamos entender como una persona cruel. Asimismo, es cínico y despectivo con los sentimientos, derechos y sufrimientos de los demás.

La persona sociópata puede tener una concepción de sí misma elevada y mostrarse arrogante. Por ejemplo, puede pensar que el trabajo ordinario no está a su altura o no tener una preocupación realista acerca de sus problemas actuales o de su futuro.

Un sociópata es una persona excesivamente obstinada, segura de sí misma, hasta el punto de que podríamos calificarla de engreída. Además, desprende un encanto simplista y superficial, con una capacidad verbal voluble y artificiosa. Por ejemplo, usa términos técnicos o de una jerga que podría impresionar a alguien que no esté familiarizado con el tema.

La falta de empatía, una concepción de sí mismo elevada y el encanto superficial son características que han sido frecuentemente incluidas en la definición de un psicópata. Un sociópata también puede ser irresponsable y explotador en sus relaciones sexuales y de pareja.

Suele haber comenzado muchas relaciones y nunca ha tenido una relación monógama. Esta irresponsabilidad se extiende a su rol como padre. Esto se evidencia por la malnutrición o las afecciones resultantes de la falta de una higiene mínima con sus hijos.

Así, un sociópata puede llegar a ser expulsado de las fuerzas armadas. También puede llegar a no ser autosuficiente, empobrecerse o incluso quedarse sin hogar. Asimismo, puede llegar a pasar mucho tiempo en instituciones penitenciarias.

Personaje de la naranja mecánica

Diferencias entre un sociópata y un psicópata

La sociopatía y la psicopatía comparten muchos síntomas. Sin embargo, los signos adicionales que pueden indicar que una persona tiene psicopatía incluyen:

  • Falta total de empatía.
  • Arrogancia extrema.
  • Carisma o encanto.
  • Vanidad excesiva.
  • Falta total de culpa.
  • Dificultad para procesar las expresiones faciales de otras personas.
  • Comportamiento orientado a objetivos.
  • Insensibilidad al castigo.

Otras diferencias destacadas se hallan en los siguientes aspectos:

1. La capacidad de socializar

Los psicópatas son capaces de conocer y ser conscientes de las reglas básicas de socialización, e incluso pueden dominar patrones de comportamiento considerados carismáticos. En cambio, los sociópatas tienen serias dificultades para ser aceptados.

2. La empatía

Cuanto mayor es la tendencia a la psicopatía de una persona, menor es su predisposición a empatizar. En cambio, los sociópatas pueden llegar a empatizar, pero debido a su crianza negligente, les cuesta mucho “conectar” con los demás.

3. La consciencia moral

Una diferencia clave entre un psicópata y un sociópata es la conciencia, esa vocecita interior que nos permite saber cuándo estamos haciendo algo mal. Un psicópata no tiene conciencia. Si te miente para poder robarte el dinero, no sentirá ningún escrúpulo moral. Un sociópata, en cambio, normalmente tiene conciencia, pero es muy débil. Es posible que sepan que tomar su dinero está mal y que sientan algo de culpa o remordimiento, pero eso no detendrá su comportamiento.

4. La violencia

Como los psicópatas son más hábiles a la hora de navegar a través de la sociedad sin encender alarmas innecesarias. En cambio, los sociópatas son más impredecibles en este aspecto, y con relativa frecuencia se ven envueltos en situaciones de violencia.

5. La estabilidad emocional

Los psicópatas como los sociópatas tienden a ser personas impulsivas y con problemas para reprimir sus ganas de satisfacer sus necesidades. Sin embargo, esta tendencia es más marcada en los sociópatas. Esto no ocurre tanto en los psicópatas, que pueden tratar de ceder a sus impulsos de maneras más o menos funcionales (aunque sea rompiendo normas).

Es preciso destacar que la disfunción en el componente emocional es crucial en la psicopatía. Por lo tanto, es de esperar que los psicópatas muestren una variedad de deficiencias en el procesamiento emocional:

  • La mente psicópata tiene respuestas automáticas reducidas al dolor y la angustia de los demás.
  • Tienen dificultades en el reconocimiento de expresiones emocionales.
  • Son poco proclives al condicionamiento aversivo. Esto hace que sea complicado que aprendan a partir de la asociación entre respuestas y estímulos aversivos o desagradables.
  • Tienen dificultades en la toma de decisiones basada en el refuerzo.

Los psicópatas tienen problemas para aprender asociando una recompensa o un castigo a un estímulo. Por eso, tienen tantas dificultades en tareas de condicionamiento aversivo. Estos problemas también influyen en la poca capacidad que tienen para procesar la angustia, el miedo, la tristeza, el dolor y la felicidad de las demás personas (Blair, 2013).

Un sociópata también sufre de estrés y otros trastornos mentales

Puede experimentar disforia, con dificultad para soportar un mínimo nivel de estrés o una marcada incapacidad para tolerar el aburrimiento; en el que se pierde, porque por sí mismo difícilmente encuentra entretenimiento. Puede haber desarrollado ansiedad, trastornos depresivos, trastornos por consumo de sustancias, trastorno por juego (ludopatía) y trastornos del control de los impulsos.

También suele tener características de personalidad que le hace propenso a la personalidad límite, histriónica y narcisista. La probabilidad de desarrollar un trastorno antisocial de la personalidad en la vida adulta se incrementa cuando se inició en la infancia un trastorno de conducta o un trastorno de déficit de atención.

El abuso o la negligencia infantil, la paternidad inestable o irregular o la disciplina parental inconsistente aumentan la probabilidad de que el trastorno de conducta se convierta en un trastorno de la personalidad antisocial. Es decir, incrementan la probabilidad de que la persona se convierta en sociópata.

Como vemos, los sociópatas, son aquellas personas que tienen poca empatía por otros y poco remordimiento por sus acciones. La sociopatía, catalogada como un trastorno de la personalidad, hoy se llama trastorno de la personalidad antisocial.

Te podría interesar...
El comportamiento agresivo en los niños
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
El comportamiento agresivo en los niños

El comportamiento agresivo en los niños es uno de los problemas más frecuentes en las consultas de psicología infantil. Una situación que parece ir...



  • Bhandari, S. (2022, 14 de febrero). Sociopath vs. Psychopath: what is the difference?
  • WebMD.
  • https://www.webmd.com/mental-health/features/sociopath-psychopath-difference
  • Blair, R. J. R. (2013). Psychopathy: cognitive and neural dysfunction. 
  • Dialogues in clinical neuroscience
  • 15
  • (2), 181. Dawel, A., O’Kearney, R., McKone, E., & Palermo, R. (2012). Not just fear and sadness: Meta-analytic evidence of pervasive emotion recognition deficits for facial and vocal expressions in psychopathy. 
  • Neuroscience & Biobehavioral Reviews
  • 36
  • (10), 2288-2304. Fisher, K. A., & Hany, M. (2021). Antisocial Personality Disorder.
  • StatPearls.
  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK546673/
  • Rothemund, Y., Ziegler, S., Hermann, C., Gruesser, S. M., Foell, J., Patrick, C. J., & Flor, H. (2012). Fear conditioning in psychopaths: event-related potentials and peripheral measures. 
  • Biological psychology
  • 90
  • (1), 50-59.

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.