Alicia Escaño Hidalgo

272 artículos publicados

Licenciada en Psicología por la Universidad de Málaga (2011). Máster en Terapia de Conducta y Salud por la UNED (2015). Título de Posgrado en Terapia Racional Emotiva del Dr. Ellis en el Institut Ret de Barcelona con profesores de la talla de Walter Riso o Leonor Lega (2015-1016). Hizo diversos cursos sobre autoestima, habilidades sociales y técnicas de control de estrés (Formación Psicológica S. L).

Habilitada como psicóloga general sanitaria. Número de Colegiada: AO07644. Se especializó en adicciones y trabajó en el Centro de Salud la Trinidad de Málaga realizando consultas individuales y grupales a pacientes con adicciones, así como talleres y charlas de promoción de la salud en colegios, institutos y empresas.

En el ámbito laboral, fue directora facultativa en un Centro de reconocimientos médicos en Málaga (Clínicas Rincón S.L). Ha trabajado en diversas clínicas privadas y actualmente ejerce como psicoterapeuta en su propia consulta privada en Málaga.


Últimos artículos por Alicia Escaño Hidalgo
¿Cómo nos hacemos adictos?

Cuando hablamos de adictos y adicciones, seguramente se nos venga a la cabeza el consumo de drogas como la heroína, el alcohol, los fármacos o el tabaco. Pero es algo más. Al hablar de adicción nos estamos refiriendo a una…

La fealdad imaginaria

La preocupación por el físico es algo relativamente natural en la sociedad en la que vivimos, pero cuando esa preocupación se torna obsesión puede convertirse en un peligroso trastorno psicológico llamado trastorno dismórfico corporal (TDC).

¿Amor verdadero o dependencia emocional?

La dependencia emocional puede considerarse como un problema de adicción hacia otra persona. Algo parecido a la adicción a las drogas. Hace de la relación de pareja algo destructivo en donde el dependiente se anula y el no dependiente se…

¡Esto es una catástrofe!

El catastrofismo es una distorsión del pensamiento que provoca que se procese la información del mundo exterior se forma exagerada y sobredimensionada. La persona se autogenera un dolor mayor del que cabría esperar del hecho o situación en sí.

Más contenido de La Mente es Maravillosa